Denuncias de Leonel Messi de corrupción en la Conmebol. Insólito y descarado comunicado pregonando “transparencia” y “honestidad”.

Opinion
Lectura

"Lamentablemente la corrupción, los árbitros y todo eso no permiten que la gente disfrute del show". Lionel Messi no tuvo barreras a la hora de mostrar su fastidio por lo ocurrido en la Copa América luego del triunfo sobre Chile en el partido del tercer puesto. Por Guillermo Tiscornia- Envio especial para Total News-

El capitán de la selección argentina hizo declaraciones de grueso calibre, similares a las que había realizado después del partido ante Brasil.

Respecto de su expulsión y de la jugada en la que Gary Medel también vio la tarjeta roja, planteó: "Estoy tranquilo porque quedó visto lo que pasó. Con una amarilla se hubiera terminado para los dos. Son cosas que suelen pasar mucho en estos partidos de tensiones". Ni siquiera apuntó contra el futbolista chileno: "Él es así, siempre va al límite".

Messi consideró que sus dichos posteriores al duelo ante Brasil influyeron en la decisión que tomó el árbitro paraguayo Mario Díaz de Vivar: "Por lo que dije capaz que me pasó factura y (el juez) fue mandado".

La Conmebol emitió un duro comunicado en respuesta a las acusaciones que realizó la selección argentina, a través de la AFA. El conjunto "Albiceleste" se sintió perjudicado por los arbitrajes durante la Copa América de Brasil 2019 y eso llevó a sus autoridades a emprender una serie de acciones, entre ellas, elpedido de renuncia del brasileño Wilson Seneme, titular de la Comisión de Árbitros de la entidad que rige el fútbol sudamericano.

El escrito no nombra directamente a la Asociación del Fútbol Argentino ni a la selección "Albiceleste", pero fue emitido solo minutos después de que se confirmara que la entidad que preside Claudio "Chiqui" Tapia exigirá la que el titular de la Comisión de Árbitros de la Conmebol, el brasileño Wilson Seneme, sea corrido de su cargo luego de las actuaciones de los jueces en los últimos dos partidos de la Selección en la Copa América.

Desde el seno de la selección argentina hubo profundas críticas a la actuación de los árbitros y, sobre todo, al desempeño de los encargados del VAR durante los encuentros que el equipo que dirige Lionel Scaloni disputó ante Brasil (en semifinales) y ante Chile (por el tercer puesto).

"La corrupción, los árbitros y todo eso no permiten que la gente disfrute del show", disparó Lionel Messi luego de haber sido expulsado en el primer tiempo del encuentro que su equipo le ganó por 2-1 a Chile.

La relación entre la AFA y la Conmebol llegó este sábado a su punto más crítico. Otro gesto claro de deterioro en la relación se produjo esta mañana cuando la respuesta al reclamo de la AFA a raíz del arbitraje del duelo ante Brasil fue contestada por el director de competiciones Hugo Figueredo y no por el presidente Alejandro Domínguez.

"Cuánto más grande sea la injusticia, más grandes serán nuestras ganas de luchar.Esta tarde juega Argentina y es momento de estar más unidos que nunca, tirando todos para el mismo lado, apoyando a nuestra querida selección. Vamos la celeste y blanca", había enfatizado Tapia con un mensaje en su cuenta de Twitter.

La incógnita más grande que se plantea de aquí en adelante es cómo se desarrollará la planificación de la Copa América del año próximo, en la que Argentina será uno de los anfitriones (el otro será Colombia).

Insólitamente la Conmebol emitió dicho comunicado en estos términos: "En el fútbol a veces se gana y a veces se pierde u un pilar fundamental del Fair Play es aceptar los resultados con lealtad y respeto. Lo mismo va para las decisiones arbitrales, que son humanas y siempre serán perfectibles. Es inaceptable que a raíz de incidentes propios de la competencia, donde participaron 12 selecciones, todas en igualdad de condiciones, se hayan lanzado acusaciones infundadas que faltan a la verdad y ponen en tela de juicio la integridad de la Copa América. Dichas acusaciones representan una falta de respeto a la competencia, a todos los futbolistas participantes y a los cintos de profesionales de la Conmebol, institución que desde 2016 viene trabajando incansablemente por transparentar, profesionalizar y desarrollar el fútbol sudamericano".

Ahora bien, esta dirigencia actual – tanto en la FIFA como en la CONMEBOL- es precisamente la emergente de los popes que fueron a dar a prisión ( o a la tobillera electrónica) en los Estados Unidos en el transcurso del mes de mayo de 2016, luego de comprobados ( con contundente evidencia probatoria) múltiples episodios de corrupción en el seno no tan solo de la FIFA como también de la CONMEBOL.

Es mas este misma dirigencia actual de los dos organismos rectores del fútbol eran lugartenientes o si se quiere asistentes de aquellos dirigentes probadamente incursos en practicas delincuenciales enmarcadas dentro del alcance conceptual de crimen organizado.

Sorprende, entonces, el grado de desparpajo cargado de una insoportable dosis de hipocresía a partir del cual esta dirigencia actual de la CONMEBOL en respuestas a las fundadas críticas del astro deportivo argentino pregone “transparencia y “honestidad”, cuando las investigaciones judiciales llevadas a cabo en los EEUU ( por el uso fraudulento de los popes del fútbol del sistema financiero estadounidense) demuestran, sin la menor hesitación, que la FIFA y la misma CONMEBOL son dos genuinos antros de corrupción, donde las prácticas delincuenciales han adquirido múltiples alcances.

Desde arbitrajes “arreglados”, hasta el pago de sobornos a los popes de la FIFA para direccionar la elección de Qatar como país organizador de la próxima cita ecuménica ( 2022), sumado a todo tipo de prácticas criminales imaginables.

Justamente Qatar que por razones geopolíticas, religiosas e ideológicas impide el ingreso a su territorio de personas de religión judía o de homosexuales; justo Qatar donde la temperatura ambiente en el transcurso del mes de junio ( en el cual tienen lugar históricamente las citas ecuménicas) supera los 50° centígrados, lo que hace imposible una competencia deportiva en términos de alta exigencia como lo supone inexorablemente una competencia de tal naturaleza.

Pero la corrupción todo lo permite si se trata de obtener suculentas ganancias a partir de la puesta en marcha de la maquinaria criminal; la copa del mundo en el transcurso del año 2022 en Qatar se disputará en el transcurso del mes de diciembre de ese año esto es procurando aminorar la insoportable sensación térmica que arrasa en junio.

Y Messi no se equivocó en sus declaraciones; y el primer dato que lo respalda es que la FIFA ( extensible a todas las federaciones rectoras del planeta) es la única persona jurídica en el planeta tierra que se ha dado el lujo de auto excluirse de todo control de legalidad y de jurisdicción.
En efecto por expresa disposición estatutaria, la FIFA prohíbe a todos sus afiliados ( jugadores, directores técnicos, instituciones afiliadas) inicien acciones judiciales contra el ente rector en ningún Tribunal judicial ordinario; para decirlo bien clarito quien se atreva a accionar judicialmente contra la FIFA en algún Tribunal judicial del mundo ( por la razón que fuese) recibirá automáticamente la pena de DESAFILIACIÓN. Y para guardar las apariencias la FIFA ha instituido un “Tribunal Arbitral” con sede justamente ¿ donde?. En la ciudad de Laussanana; esto es en la misma Suiza ( Zurich) donde tiene radicada su sede la misma fraudulenta FIFA.

En síntesis, todo tipo o clase de situación conflictiva o controversial deberá dirimirse en el mismo “Tribunal Arbitral” manejado y conformado por los mismos popes delincuenciales que se hay excluido de todo control de legalidad y de jurisdicción.

Repárese que ningún Presidente, autoridad Ministerial; legislador, autoridad judicial; absolutamente nadie está excluido de verse sometido a la jurisdicción y a la autoridad de los Tribunales Ordinarios; eso si, los popes delincuenciales apoltronados en ese genuino “aguantadero” que por definición resulta ser la FIFA han consagrado esa suerte de guarida la cual fue atravesada en el transcurso del año 2016 la Justicia Estadounidense. Lo propio va para la fraudulenta CONMEBOL.
Pero existe un segundo dato que le da plena razón a Leonel Messi y que lo exime de acreditar absolutamente nada de nada.

En efecto, el caso de corrupción en la FIFA (Federación Internacional del Fútbol Asociado), también denominado en el ámbito mediático como FIFA Gate, es un escándalo deportivo, luego de que las autoridades suizas irrumpieran sorpresivamente en un hotel de Zúrich(Suiza) como resultado de años de numerosas investigaciones de casos de corrupción en los que el máximo ente del fútbol mundial se ha visto involucrado. Los cargos por los que se les acusa incluyen soborno, fraude y lavado de dinero. La investigación penal que llevó a cabo la Fiscalía de Nueva York versa sobre la atribución de derechos mediáticos y de derechos de mercadotecnia y de patrocinio para Estados Unidos y América del Sur de competiciones organizadas por la FIFA.

Catorce personas, entre ellas nueve asociadas con el órgano rector del fútbol mundial, fueron acusadas en el transcurso del mes de mayo de 2015, en conexión con una investigación de la Oficina Federal estadounidense de Investigaciones (FBI) de fraude, crimen organizado y lavado de dinero que ha durado varios años. Siete funcionarios de la FIFA fueron arrestados en el Hotel Baur au Lac en Zúrich el 27 de mayo; se preparaban para asistir al 65.º Congreso de la FIFA, dentro de cuyo programa figuraba la elección del presidente de la FIFA3 entre dos candidatos, el ex presidente Joseph Blatter y el aspirante príncipe Ali bin Hussein. Se espera que sean extraditados a Estados Unidos bajo sospecha de haber recibido 150 millones de dólares en sobornos.

El FBI había empezado las investigaciones en l transcurso del año 2011, investigando presuntas causas desde 1991.

La primera investigación fue iniciada por una fiscalía de Nueva York, por el supuesto pago de sobornos por más de cien millones de dólares a dirigentes de la FIFA a cambio de que ciertas firmas recibieran los derechos de transmisión, publicidad y auspicio de torneos futbolísticos en EEUU, América Latina y el Caribe, aunque se presume que hay actos de corrupción desde hace más de 24 años.

La segunda investigación judicial es dirigida por el Ministerio Público de Suiza, a la cual le dio inicio el pasado noviembre a petición de la propia FIFA por sospechas de gestión desleal en la compra de votos y lavado de dinero en relación con la elección de las sedes de las Copas del Mundo de 2018 en Rusia y 2022 en Catar y a pesar del conflicto no habrá reedición en las votaciones.

El centro de detenciones sobre la supuesta utilización de cohecho, fraude y lavado de dinero, para corromper a la apertura de los medios de comunicación y los derechos de comercialización de los juegos de la FIFA en América, que se estima en $ 150 millones,5 incluye por lo menos $ 110 millones, en sobornos relacionados con la Copa América Centenario, que se celebró en Estados Unidos en el año 2016. Además, la acusación alega que el soborno, se utilizó en un intento de influir, en los contratos de patrocinio de ropa, el proceso de selección para la Copa Mundial de la FIFA 2010 de acogida y la elección presidencial de la FIFA en el transcurso del año 2011.

Chuck Blazer, ex funcionario de fútbol de la CONCACAF, ha proporcionado ayuda a la investigación, después de su declaración de culpabilidad en secreto, en un caso de 2013 en la corte.

También se investigan los antecedentes de soborno, pagado a los dirigentes de la Confederación Sudamericana de Fútbol (CONMEBOL), para asegurar los derechos de televisación, de las próximas cuatro versiones de la Copa América, incluyendo la realizada en Chile durante el año 2015. La empresa Datisa (de la que participaban en partes iguales las empresas Torneos, cuyo CEO era Alejandro Burzaco, Traffic, de José Hawilla, y Full Play, de Hugo y Mariano Jinkis), habría realizado pagos por un total de 100 millones de dólares en el año 2013, entregando 3 millones al presidente de la CONMEBOL y a los presidentes de las asociaciones de Brasil y de Argentina; 1,5 millones a cada uno, de los otros siete presidentes de las federaciones de la confederación, y 500 mil dólares, para otros once oficiales de la CONMEBOL. Eugenio Figueredo, ex presidente de la CONMEBOL, reconoció que tanto él como otros directivos de la organización, recibieron dinero de empresas televisivas para favorecerlas comercialmente, también admitió que los presidentes de cada federación, percibían sueldos mensuales que no figuraban, en los balances oficiales.

En noviembre del año 2015, Sergio Jadue tras renunciar a la presidencia de la ANFP (Federación de Chile), viajó y se instaló a vivir en Miami, Estados Unidos, por un acuerdo con el FBI, para colaborar con las investigaciones de corrupción. Jadue se declaró culpable de los cargos, por lo cual, obtendría una rebaja en la condena.12 También pagó una fianza de US$1 millón de dólares, la que le da derecho a circular libre, pero con restricciones, mientras dure la investigación y el juicio.13
Debido a los escándalos, en los que se ha visto involucrada la FIFA, durante los últimos años, el suizo Joseph Blatter renunció y dejó su puesto a disposición, con el argumento de que se necesitan, emprender nuevas reformas. Sus palabras fueron: «Si bien tengo el mandato de los miembros de la FIFA, no siento que tenga el mandato de todo el mundo del fútbol, los fans, los jugadores, los clubes, la gente que vive, respira y ama el fútbol, como todos lo hacemos en la FIFA».

Algunas de las asociaciones de la FIFA, como la CAF y la AFC, le mantuvieron el apoyo, mientras que algunas empresas patrocinadoras como Coca-Cola, Budweiser y Visa, tuvieron una postura a favor, de la renuncia por parte de Blatter, ya que sólo así se lograría un verdadero cambio, en el mundo del fútbol.

Está entonces a la vista que ningún cambio cultural ni tampoco estructural se ha evidenciado a la luz de los fraudulentos arbitrajes que tuvieron lugar en la reciente Copa América celebrada en el Brasil; y ni que hablar de la manipulación fraudulenta del VAR ( por caso los tres goles alevosamente anulados a la selección uruguaya en su partido con Perú; dos claras infracciones dentro del área brasileña en claro perjuicio de la selección albiceleste; y ni que hablar de la arbitraria expulsión de Leonel Messi en el partido contra Chile.

Guillermo J. Tiscornia
Ex juez en lo Penal Económico
guilletisco@hotmail.com.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS