De La Plata a La Matanza con escala en Cuba: La obsenidad de la política y la gestión

Opinion
Lectura

Los ciudadanos comunes sostienen la voluntad de trabajar y progresar pese a las diversas puestas en escena de políticos que los subestiman. Por Fernando Robles- Especial para Total News-

 

 

En el orden internacional asistimos esta semana a la salida de Raùl Castro como presidente de Cuba. Su reemplazo fue propagandizado por el relato gubernamental como el fin de la gestión castrista, después de casi 60 años, en la vida de la isla caribeña. Nada màs alejado de la realidad, ya que el presidente entrante Miguel Diaz Canel, calificado por la narrativa que rodea al poder como “un funcionario gris”, es un fiel discípulo de Raùl Castro. El pueblo cubano votò por un sòlo candidato de un sòlo partido, el comunista. La Asamblea Nacional cubana lo ungió por unanimidad como presidente del país. Cambiar para que nada cambie. Vale remarcar que en la capital de la isla, la salida de Castro no alterò para nada ni las actividades ni las expectativas de sus habitantes. Todo un ejemplo “revolucionario” cuyo ciclo fuera fundado por el ya fallecido Fidel Castro. La Dra. Hilda Molina, neurocirujana cubana asilada en la Argentina, describiò a Fidel en un reportaje llevado a cabo en radio mitre como “un psicópata muy inteligente para el mal”. Recordemos que la destacada mèdica cubana sufrió 16 años de prisión en la isla por pensar distinto al régimen comunista de los Castro. Informò asimismo, sobre cuestiones de orden económico-empresarial que resultan por demás ilustrativas. Es asì, que  según lo manifestado por Molina, la cadena de hoteles españoles Melìa, radicada desde hace años en esa tierra, le entrega al gobierno de la isla el total de los importes que corresponden a los sueldos de sus empleados. Y  es el mismo gobierno el que le entrega un pequeño porcentaje de esas remuneraciones  a los trabajadores. Todo un símbolo de una “justa distribución de la riqueza”. La mayoría de los cubanos considera este cambio de figuras en el gobierno como una farsa. Cambiar un dictador por otro no asegura acceder a la libertad.        

En lo que respecta a la vida judicial local, cabe señalar que el contador del matrimonio presidencial Vìctor Manzanares, preso desde julio de 2.017 en la cárcel de Marcos Paz, renunciò a su cargo de sìndico titular del Banco de Santa Cruz. Manzanares permanece en prisión por obstrucción de justicia en la causa Los Sauces, según lo resuelto en su oportunidad por el juez federal Claudio Bonadio. No deja de sorprender como se pueden ejercer cargos, en este caso vinculado al control de la gestión de un banco, desde la cárcel. Recordemos que Manzanares firmò, en calidad de perito de parte junto con los peritos  contadores de la Corte Suprema de Justicia de la Naciòn, el informe técnico contable en la causa por enriquecimiento ilícito de Nèstor y Cristina Kirchner. En esta causa los imputados fueron sobreseìdos en tiempo rècord, digno del libro Guinness, por el ex–juez federal Norberto Oyarbide allà por agosto de 2.009.

 Genera preocupación e indignación, la negociación que se habrìa llevado a cabo entre el camarista federal Eduardo Farah y ciertos funcionarios para trasladar al juez en cuestión. Farah, que dictaminara sobe la liberación de Lòpez y De Sousa y el cambio de caràtula de esa causa, solicitò ser trasladado al Tribunal Oral Penal Econòmico Nº 1 de la capital. Ese traslado será tratado seguramente por el Consejo de la Magistratura la semana que viene, donde el oficialismo tiene una frágil aunque mayoría al fin. Lo declarado por el ministro de justicia nacional Germàn Garavano quien manifestó: “el gobierno lo considera muy positivo” y que el compañero de la aludida  resolución en la cámara federal, Jorge Ballestero estè considerando renunciar a su cargo contribuyen a la preocupación e indignación.

En lo político asistimos los ciudadanos de a pie, al lanzamiento de la precandidatura para ocupar la gobernación de la Provincia de Buenos Aires de la intendente de La Matanza Verònica Magario. Este acto político fue desarrollado, a pantalla televisiva partida, durante el velorio del trabajador del transporte público Leandro Miguel Alcaraz de 26 años de edad. Este ejemplar joven argentino, esposo, padre de una niña y a la espera del nacimiento de  un segundo bebè fue asesinado por dos monstruos. Este chofer de la línea 620, fue ejecutado de  un tiro en el cràneo y otro en el pecho, luego de una discusión por la tarjeta SUBE. Habrìa sido presuntamnete ejecutado por dos jóvenes, un menor y el otro penalmente responsable según fuentes confiables y un audio grabado en una dependencia policial. La intendente Magario, decoradora de patrulleros policiales que enviara el gobierno provincial, muchos de los cuales no circulan vaya a saber porque, se desligò del brutal hecho policial. Pero no quedó allì su discurso de lanzamiento. Fue por màs, responsabilizando con una gélida expresión corporal a la gobernadora Vidal y a su gobierno por el hecho y  por la falta de diálogo, que estaría sufriendo de  parte de la administración provincial. Serìa importante que la intendente explicara en detalle que uso le diò a  los casi 240 millones de pesos que le fueran enviados por la provincia para fortalecimiento de la seguridad. Segùn algunas fuentes confiables, el Tribunal de Cuentas provincial habrìa informado que esos fondos tuvieron  destinos diversos pero ni un sòlo peso destinado a cuestiones vinculadas a la seguridad.

No estaría de màs que Magario recordara que estos episodios tienen que ver con la vida humana. Y este valor supremo es algo que no debería ser degradado por ningún discurso político. Este comportamiento, si bien por demàs lamentable, no debe hacernos olvidar que mientras gobernaban la Naciòn, la Provincia de Buenos Aires y la intendencia de La Plata sus compañeros de espacio político se produjo la tremenda inundación de la ciudad de La Plata. La ciudad y zonas aledañas sufrieron entre el 2 y 3 de abril de 2013 precipitaciones de màs de 400 milìmetros en un lapso de aproximadamente 4 horas. Una verdadera catástrofe para todos los habitantes de la zona. Al dìa de hoy, 5 años después, no ha sido posible establecer fehacientemente la cantidad personas fallecidas producto de esa desgracia natural. Cristina Kirchner ex-Presidente, Daniel Scioli ex– gobernador de la Provincia de Buenos Aires y Bruera ex–intendente de la Plata, le suenan tal vez? Esos gobernantes de entonces todavía no lograron ponerse de acuerdo con la justicia platense sobre la cantidad de víctimas. Trágica similitud que nos debe afligir y preocupar a todos los argentinos sin excepción.      

FERNANDO ROBLES

ANALISTA POLÌTICO Y ECONOMISTA

 

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS
Suscribite y recibi las noticias de Totalnews en tu casilla de correo.