El fallecimiento del señor Fiscal General de la Cámara Federal de Casación Penal doctor Juan Martín Romero Victorica marca una bisagra; esto es un antes y un después; por cierto la figura del doctor Romero Victorica ha generado posiciones encontradas en el circuito judicial y abogadil.


2. Se trató – a no dudarlo- de una persona que combinaba firmeza de carácter con un fuerte temperamento sumado a una incontrovertible versatilidad intelectual y probada versación jurídica; yo diría que se trató de un individuo de una personalidad decididamente arrolladora; ello no obstante la posición controversial que generó la figura del doctor Romero Victorica reconoce básicamente anclaje en un factor predominantemente ideológico.

3. Por lo demás se recuerda que el doctor Romero Victorica fue arbitrariamente denostado por ciertos sectores de la dirigencia política por el solo hecho de haber tenido una actividad jurisdiccional protagónica cuando al Poder Judicial tocó juzgar los crímenes cometidos por subversión apátrida en los años setenta.

4. Sucedió que cuando el Presidente
doctor Menem seleccionó allá por el año 1992 al doctor Romero Victorica para ocupar un cargo de magistrado en el Tribunal Casacional tal fue la oposición de esos mismos sectores de la política que tan solo quedó margen para que la designación recayera en una de las Fiscalías del mismo Tribunal Penal Casacional.

5. Dicho esto, despido con sentido pesar y con profunda muestra de respeto al señor Fiscal General doctor Juan Martín Romero Victorica.

6. Saludo al señor Director muy atte.


Guillermo J. Tiscornia

Ex juez en lo Penal Económico

DNI n°11.371.779

Ni el gobierno, la justicia, la sociedad o los expertos pueden negar que la Argentina está nuevamente viviendo un periodo pre insurreccional que comparado con la ideología de los 70, tiene diferencias, por el momento coyunturales,conla forma que se expresa pero en el fondo tiene la misma metodología: Por Mario Sandoval 

Tengo el agrado de dirigirme a Ud. en relación al funcionamiento del sistema judicial federal penal argentino; al respecto Amado Boudou, ex Vice Presidente de la Nación, con condena -aun no firme- a mas de cinco años de prisión por delitos ofensores de la administración pública, se fue a la calle vía excarcelatoria. 

Inconstitucionalidad de las convenciones internacionales que proclaman la imprescriptibilidad e inexcarcelabilidad de los denominados crímenes aberrantes o de lesa humanidad.Por Guillermo Tiscornia