Levantaron la sesión en la Legislatura porteña por un conflicto gremial

Gremiales
Lectura

El jefe de gabinete porteño Felipe Miguel realizaba un informe de gestión cuando cortaron la luz por pedido de paritarias.

 

 

La Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires vivió un insólito episodio este martes, cuando sindicalistas cortaron la luz en el recinto de sesiones y arrojaron pirotecnia en los pasillos del edificio, después de varias semanas de reclamos gremiales por la reapertura de paritarias que no fueron atendidos.

 

El reclamo estuvo encabezado por la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), Sindicato Único de Trabajadores del Estado de la Ciudad de Buenos Aires (SUTECBA) y Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN). Ocurre que los gremios consideran que debería “activarse la clausula gatillo”, dado que la inflación en lo que va del año ya superó lo acordado en la paritaria.

 

En abril, SUTECBA acordó un aumento de 20% en tres tramos (10% en abril, 8% en agosto y 2% en septiembre), más una suma no remunerativa de 2.500 pesos en mayo. También se firmó una cláusula gatillo para "preservar el poder adquisitivo de los nuevos salarios", en caso de que la inflación superara el porcentaje acordado. Eso es lo que ocurrió en octubre, cuando el Índice de Precios de la Ciudad de Buenos Aires (IPCBA) sumó un 1,5% en el mes y acumuló 20,6% para lo que va del año.

 

Los sindicatos reclamaron reapertura de paritarias, bono de fin de año, y el pase a planta permanente para cubrir cargos vacantes. Esta última medida, según explicaron referentes gremiales al portal Letra P, se debe a que hace años no hay ingresos de ese tipo en el parlamento porteño.

 

La medida de fuerza dejó a los legisladores a oscuras, solo iluminados por la luz natural que ingresa por el techo vidriado del recinto, justo cuando Felipe Miguel, jefe de Gabinete del Gobierno porteño, brindaba el segundo informe de gestión del 2017. 

 

Luego de que Miguel terminara de pronunciar su discurso ,los sindicalistas cortaron la luz del recinto y abrieron las puertas para ingresar con sus bombos. A lo largo de toda la jornada del martes arrojaron bombas de estruendo en los pasillos de la Legislatura, lo que provoco el desmayó de un empleado de la Casa. La sesión debió pasar a un cuarto intermedio para reabrir la negociación con los gremios.

 

Legisladores del oficialismo le aseguraron a parlamentario.com que la sesión especial se suspendió y que el funcionario responderá las consultas de la oposición por escrito.

 

“Acá se cruzan dos derechos: el de ellos a reclamar y el nuestro a sesionar, nosotros podríamos decidir sesionar a puertas cerradas y que nadie ingrese pero preferimos que se puedan expresar libremente”, explicó una legisladora del Pro. Desde los gremios aseguran que tomarán el edificio “si es necesario” y advirtieron que repetirán la medida este jueves durante el tratamiento del Presupuesto 2018.

 

fuente perfil

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS