El Gobierno avanza con sumas fijas en paritarias y busca diferir pedidos de hasta el 33%

Gremiales
Lectura

El Gobierno avanzó en los últimos días en su plan de moderar las paritarias, o al menos evitar altos porcentajes de aumentos, mediante la extensión de las sumas fijas al ámbito de

las paritarias. Esto se reflejó en el cierre de dos acuerdos que incluyen adelantos en forma de montos fijos y absorben el aumento por decreto de $4.000 que las empresas deberían empezar a liquidar en las próximas horas.

La idea de las autoridades es compensar a los salarios más bajos durante el primer trimestre, del mismo modo que se ya hizo con los jubilados, el sector privado y los empleados estatales. Y fijar así una suerte de "puente" hasta llegar a un eventual acuerdo social en abril o mayo, cuando se defina una pauta más general y esté listo el nuevo consejo tripartito.

En esa línea, la Asociación Bancaria liderada por Sergio Palazzo acordó el jueves sumas fijas de entre $ 4.500 y $10.500 en función del nivel salarial, a cuenta de las paritarias por enero y febrero. Si bien todos los años el gremio hace este tipo de acuerdos, el mismo replica el esquema oficial, aunque con escalas diferenciadas, por lo que la más baja recibirá una suba del 7,7% por los dos meses.

Los choferes de corta y media distancia nucleados en la Unión Tranviarios Automotor (UTA), que conduce el dirigente Roberto Fernández, negociaron el viernes $ 3.000 en enero y $ 1.000 en febrero, a cuenta de futuros aumentos -un calco del aumento por decreto- mientras siguen las conversaciones para cerrar el último tramo de la paritaria pasada con los empresarios.

Según pudo saber Clarín, el plan oficial contempla además el reemplazo de las cláusulas de revisión por sumas fijas o acuerdos cortos junto con la eliminación de la cláusula gatillo, algo que ya empezaron a hacer los gobernadores. La diferencia entre los dos mecanismos es que la revisión supone el acuerdo de las dos partes para reajustar salarios, mientras que en el último el ajuste se activa en forma automática.

Con estos lineamientos, el Ejecutivo busca contener a gremios importantes del sector privado que en los últimos días pidieron aumentos salariales de entre el 25 y el 33% para el primer tramo del año, un piso que se aleja de las expectativas oficiales de "tranquilizar" la economía y "poner un marco de racionalidad".

Por caso, el gremio de Camioneros liderado por Hugo Moyano acordó en la semana un bono de $ 20.000 con la Fadeeac, la principal cámara del sector que se resistía a pagarlo. Moyano insistió además en una suba del 33% por seis meses, pero los empresarios más grandes ofrecerían hasta un 25% y prefieren sumas fijas a la espera de una "señal" del Gobierno.

En la industria aceitera ocurre algo similar. Con el acuerdo vencido el 31 de diciembre, el gremio pidió un incremento del 25% para llevar el salario inicial de $ 55.000 a $ 69.000, luego de obtener un bono récord de $ 52.000. La negociación, sin embargo, sigue estancada ante lo que las cámaras de la actividad enuncian como la falta de una "línea" de acción por parte de las autoridades.

En otros casos, la suma "solidaria" fijada por decreto, de $3.000 en enero y $1.000 en febrero, marcó un antes y un después. Aunque la medida apuntaba a recomponer los ingresos, los dueños de estaciones de servicio y las clínicas ya anunciaron que no pueden pagarlo, mientras que varias empresas todavía no dieron el bono de $ 5.000 otorgado por Mauricio Macri previo a las elecciones.

Por otra parte, las actividades que a fin de año comenzaron a demorar las revisiones programadas por las paritarias del 2019 terminaron por frenar las negociaciones. En el rubro mercantil, la Cámara de Comercio (CAC) informó a Clarín que hasta febrero no habrá novedades. Así, el titular del gremio Armando Cavalieri que había pedido en diciembre una recomposición del 20% para enero ahora evalúa un 12%.

También hubo un parate en la Alimentación, donde el gremio encabezado por Rodolfo Daer obtuvo un 38% y negociaba un 16% adicional. Daer fue uno de los dirigentes de la CGT que en los últimos días salió a respaldar las sumas fijas por un período acotado. Los taxistas, en tanto, esperan un aumento de entre el 26 y 30% por los últimos seis meses del 2019 y los primeros tres del año.

 

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS
Cargando...