Guillermo Nielsen en Londres: "El FMI entiende, los acreedores privados son inflexibles"

Economia
Lectura

Puesto en el lugar de negociador de la deuda, aunque no lo quiera ni haya sido nominado, Guillermo Nielsen fue ayer la gran atracción en el seminario organizado por la embajada

argentina en Londres. Por cierto, práctica no le falta tras la ardua negociación que llevó adelante con Roberto Lavagna entre 2002 y fines de 2005. En la Belgrave Villa como se conoce a la residencia en ese aristocrático barrio londinense, Nielsen dijo que el FMI sabe de política monetaria y de macro economía, dando a entender que podían comprender las dificultades actuales de la Argentina.

Según pudo reconstruir Clarín de algunos asistentes, en ese marco diferenció al Fondo de los más intransigentes acreedores privados , en lo que muchos interpretaron como que se pagaría con quita a los privados y se estirarían los plazos con el Fondo.

En la que fue una reunión amable, casi entre risas, apareció de pronto la pregunta punzante de Fiona Mackie, directora para América Latina y el Caribe de The Economist Intelligence Unit. Pero la respuesta de Nielsen habría sido tan ambigua que la principal conclusión es que el gobierno electo no parece tener una receta para este tema. “Están lanzando propuestas sin filtro como para ir probando”, deslizó a este diario el representante de un fondo que “nada en bonos argentinos”, de acuerdo con su descripción al solicitar el anonimato.

Le tocó al embajador Carlos Sersale Di Cerisano dar las palabras de bienvenida. Nielsen fue presentado como consultor de una poderosa firma de inversiones GLG consulting, de New York y como miembro de los directorios de la argentina Carlos Casado y del español grupo San José.

Y en ese escenario Nielsen coincidió con José Luis Manzano, siempre con oportunidades de negocios en sus maletas. Eso sí, el ex ministro de Carlos Menem fue en cambio generoso en definiciones. Soltó que Argentina tiene malas noticias en lo económico, pero buenas en lo político. Lo dijo de esta manera: “La gente votó civilizadamente y la gente apoya a sus líderes en paz. El sistema democrático en la Argentina es vibrante y está muy vivo”. Luego se refirió al contrapunto entre el modelo económico de Macri al que definió como financiero versus el que estaría basado en el consumo doméstico por parte de Alberto Fernández.

Del curriculum de Manzano resaltaron su rol como accionista de Phoenix Global Resources, una compañía de exploración y explotación de petróleo, y que tiene intereses en Interoil una petrolera que cotiza en la bolsa de Oslo con negocios en Colombia.

Llamó la atención su participación en Integra Oil & Gas, que produce en Venezuela, además de sus ya conocida porción en Metrogas y Edemsa, la distribuidora de energía de Mendoza entre otras firmas.

Desde ese sitial, Manzano recomendó inversiones en energía, minería, agro y en la economía del conocimiento. Al final, sostuvo que “la gente post moderna no cree en la historia”, en alusión a que el default de 2001 quedó en el pasado y que la oposición “ayudará en la negociación de la deuda y habrá inversiones directas desde China y Estados Unidos”.

Entre los asistentes estuvieron varias celebrities de los fondos como John Hughes, Sir Hugo Swire y Sir Mike Rake.