Hoteles y restaurantes: ya no hay que presentar un formulario para poder pedir factura "A"

Economia
Lectura

La AFIP eliminó el trámite para que los contribuyentes inscriptos en el IVA que contratan servicios de hoteles, restaurantes, estacionamientos y otros consumos, puedan computar el impuesto facturado como crédito fiscal

en sus declaraciones juradas mensuales.

Los pagos que se hacen de estacionamiento, en la compra de indumentaria, por el consumo en bares y en el hospedaje en hoteles, en principio y desde siempre, no quedan habilitados para ser descontados del IVA como crédito fiscal en la declaración jurada. Esta prohibición, según la ley, no les alcanza a determinados contribuyentes que se encuentran autorizados a descontar ese importe del IVA, del pago mensual que tienen que hacerle a la AFIP.

Esos casos se dan cuando los locatarios o prestatarios son a su vez locadores o prestadores de los mismos servicios que se prestan (por ejemplo, un hotel que le factura a otro como intermediario por derivarle pasajeros); y también, cuando la contratación de estos servicios tiene, por ejemplo, por finalidad la realización de conferencias, congresos, convenciones o eventos similares, que estén directamente relacionados con la actividad específica desarrollada por el que los contrató.

Newsletters Clarín
Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

Tampoco se aplica la restricción cuando la indumentaria y los accesorios tienen para el adquirente o importador el carácter de bienes de cambio, o cuando por sus características sean de utilización exclusiva en los lugares de trabajo (guardapolvos, camisas con logos, guantes, máscaras, botas, etc.), excluidos, en este último caso, aquellos elementos que sirvan, sean necesarios o se destinen, indistintamente, fuera y dentro del ámbito laboral. De esta manera, si el que compra la indumentaria se las entrega a los trabajadores para su labor diaria pueden computar el IVA que está discriminado en la factura.

Los consumos que se encuentran limitados para computar crédito fiscal son los efectuadas en bares, restaurantes, cantinas, salones de té, confiterías, hoteles, hosterías, pensiones, hospedajes, moteles, campamentos, apart-hoteles y similares, posadas, hoteles o alojamientos por hora, casas de baños, masajes, piscinas de natación, gimnasios, peluquerías, salones de belleza, playas de estacionamiento o garajes y similares.

La nueva medida

Antes de la reciente resolución 4520 de la AFIP, los que contrataban los bienes y los servicios que no tenían la restricción porque desarrollaban actividades que estaban habilitadas a descontar el IVA, en el momento de la compra debían presentar firmado ante el vendedor o prestador del servicio el formulario 8001, en el que se confirmaba que el gasto estaba habilitado para poder computar el crédito fiscal de Impuesto al Valor Agregado.

El hotel, garaje o restaurante tenían que archivar esos formularios y tenerlos a disposición del pedido que pudiera hacer una inspección de la AFIP; también, se podía hacer y consultar el formulario por Internet desde la página Web de la AFIP.

Además, existía un régimen de información que debía ser cumplido por los comercios, que ahora queda eliminado.

Desde el 15 de julio, con la generalización de la factura electrónica para toda la masa de contribuyentes -lo que le permite a la AFIP contar con toda la información en tiempo real-, se elimina la confección del formulario que debían presentar los consumidores por esas compras.

La medida que deroga el formulario 8001 se implementó a través de la Resolución General 4520, publicada en el Boletín Oficial.

A partir de ahora, la AFIP realizará esos controles utilizando la facturación electrónica que permite un control sistemático, oportuno y que se realiza sin afectar las actividades comerciales de los contribuyentes.

Los restaurantes y hoteles que emitan facturas o notas de crédito y débito “A”, por las operaciones que tienen restricciones en el cómputo del crédito fiscal, deberán emitirla electrónicamente a través del servicio web de AFIP “Comprobantes en línea”, o bien facturando a través de un sistema propio usando un “webservice”.

Si la operación a facturar tiene un importe neto (sin considerar el IVA) mayor o igual a $ 10.000, también podrán emitirse los comprobantes clase “A” alcanzados por el régimen a través de un controlador fiscal de nueva tecnología.

Este límite de $ 10.000 del importe neto gravado se actualizará por semestre calendario (enero y julio de cada año) tomando el Índice de Precios al Consumidor Nivel General (IPC) publicado por el INDEC. La primera actualización será en enero de 2020.

En esos comprobantes deberá indicarse el motivo que habilita al adquirente de poder computar el IVA como crédito fiscal. Lógicamente, esta medida no alcanza a las facturas “B” que se emiten a consumidores finales.

* José Luis Ceteri es especialista en asuntos tributarios.

NE

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS