El Tesoro empezó a vender US$ 60 millones por día y el dólar bajó a $42,65

Economia
Lectura

Este lunes el Tesoro empezó a vender US$ 60 millones diarios para abastecer al mercado, atenuar la volatilidad del dólar y cubrir sus necesidades financieras en pesos. En la primera jornada

y tras dos licitaciones, el billete bajó 1,8% a nivel minorista y cerró en $ 42,65.

Con estas subastas, el dólar profundizó la tendencia que traía la semana pasada y cerró en baja por sexta rueda consecutiva. Antes de la intervención de Hacienda, la llegada sostenida de los agrodólares -que ya superan los US$100 millones diarios- fue calmando la plaza cambiaria.

Así, el dólar minorista bajó 64 centavos y cerró a $ 42,65 promedio. En el segmento mayorista la divisa retrocedió 56 centavos y finalizó a $ 41,62.

Mirá también
Reservas: hay munición suficiente
Newsletters Clarín
Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De Lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

El ministerio de Hacienda anunció que cada día hábil, de aquí hasta noviembre y sin importar lo que ocurra con la cotización, saldrá a realizar dos subastas diarias por intermedio del Banco Central de US$ 30 millones cada una. De esta forma volcará al mercado US$ 9.600 millones que forman parte de los desembolsos del acuerdo con el FMI.

Este lunes en la primera licitación el precio promedio fue de $ 41,55, mientras que en la segunda fue de $ 41,65. Con las subastas diarias, además de aplacar la volatilidad cambiaria, Hacienda busca hacerse de los pesos necesarios para enfrentar sus obligaciones.

Estas subastas son el recurso que el FMI encontró para permitir una "intervención" oficial en el mercado sin comprometer las reservas del Banco Central. Desde octubre pasado se estableció una zona de no intervención, que hoy va de $ 39,73 a $ 51,41. El Banco Central solo puede salir a vender si el dólar supera ese techo y puede comprar si perfora el piso. Para influir sobre la cotización, la herramienta que tiene es la tasa de las Leliq. Tras la inestabilidad de marzo, cuando el dólar saltó de $40,80 a $44,90, el Central anunció que sostendría la tasa al menos en 62,5% durante abril. Con esto busca darles a los bancos la señal de que la tasa seguirá siendo positiva en pesos y presionar para que trasladen estos rendimientos a los plazos fijos que les ofrecen a los ahorristas. Las tasas altas deberían contribuir a quitarle combustible a la dolarización en medio de la incertidumbre electoral.

Este lunes el Banco Central convalidó una baja de tasas de Leliq de 0,85 puntos básicos y la llevó a 66,85% para un total adjudicado de $ 198.135 millones.

Para los analistas, la oferta de dólares aplacará temporalmente al mercado, pero aun no está claro que tan fuerte será la dolarización de las carteras de cara a las elecciones. Gloria Sorense, economista jefe de BBVA Research Argentina, sostuvo que "el dólar se mantendrá cerca de la banda inferior pero depreciado y las tasas seguirán altas al menos hasta que se despeje el panorama electoral. Tras la corrida de 2018, la demanda de pesos se mantiene en mínimos históricos y difícilmente se recupere rápidamente. El tipo de cambio se depreciará en línea con la inflación para alcanzar los $ 49 a fin de año, con un panorama más distendido en el segundo trimestre por el aporte de las exportaciones agrícolas y del Tesoro. Sin embargo, no estamos diciendo que no habrá saltos en el mercado". El banco corrigió recientemente su proyección de inflación para este año y la llevó de 30% a 35%.

Para Martín Vauthier, de EcoGo, "las ventas del Tesoro, la liquidación de la cosecha y las tasas muy altas sostienen la estabilidad inestable, mientras las encuestas y la polarización con el 'apocalipsis' ponen presión a los indicadores financieros".