Antes de invertir más en la Argentina, la mayor petrolera alemana espera las elecciones

Economia
Lectura

Los cambios que realizó el Gobierno en los subsidios al gas de Vaca Muerta -que habían sido fijados en la resolución 46- volvió más cautos a los inversores. Algunos fueron más

virulentos con los ajustes -como Tecpetrol e YPF- y otros están poniendo el pie en el freno con un perfil más bajo.

Eso es lo que sucede con Wintershall, la mayor petrolera de Alemania y cuarta productora de gas de Argentina, que había entrado en ese programa por su participación en el bloque Aguada Pichana Este, que opera la francesa Total.

Mario Mehren, de Wintershall

Mario Mehren, de Wintershall

La empresa está analizando las próximas inversiones y decidió pasar sus fichas del gas al petróleo. La firma opera dos bloques de shale oil en Vaca Muerta y allí concentrará sus esfuerzos.

Newsletters Clarín
Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De Lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

“Estamos satisfechos con el Gobierno de Mauricio Macri porque dio señales, como la de los precios, que eran necesarias para la industria. Pero la enmienda de la resolución 46 fue algo diferente a lo que esperábamos, que eran parámetros estables y previsibles. Nos pegó financieramente la decisión. Significó una gran pérdida”, dijo Thilo Wieland, a cargo de los negocios de Wintershall para America latina en el marco de la conferencia anual de la firma en la que participaron periodistas argentinos.

Mario Mehren, CEO de la petrolera, se permitió una ironía: “Me gustaría ver reglas estables, una resolución que no dure solo un ministro, sino un par de años“, aseguró con relación a que la 46 fue firmada por Juan José Aranguren, dos ministros atrás. “Vimos un cambio permanente de reglas de juego que no podremos manejar”, insistió. “Nos gusta la Argentina, sabemos como trabajar ahí, pero hay que ganar plata en la Argentina”.

Pese al malestar, la empresa planea invertir US$ 600 millones en los próximos tres años para mantener sus proyectos actuales en Tierra del Fuego, Neuquén y Mendoza. La compañía opera dos bloques de shale oil en Vaca Muerta, denominados Aguada Federal y Bandurria Norte, en donde finalizaron la etapa piloto. Ahora están analizando los resultados para pasar a la etapa de desarrollo masivo, lo que implicará un desembolso extra que se definirá antes de fin de año.

Mientras, esperarán que el Gobierno les clarifique las nuevas condiciones para el gas en Vaca Muerta. “Solo una subasta (con mejores precios) en invierno no es suficiente”, anticipó Wieland, respecto a los planes que dejó trascender desde Energía.

La compañía también sufrió la demora en el pago del Plan Gas, que el Gobierno canceló con bonos. Son US$ 120 millones.

Otro proyecto pendiente es el Fénix, en Tierra del Fuego, pegado a sus actuales yacimientos de Carina-Aries y Vega Pleyade, que la petrolera comparte con Pan American Energy y Total. Allí está el corazón de la producción de Wintershall.

El desarrollo implica una megainversión de US$ 1.000 millones y su definición quedará para después de las elecciones. “Espero que el Gobierno siga con el camino hacia el libre mercado. No desarrollamos aún el proyecto Fénix porque no sabemos las reglas de juego”, admitió Mehren en perfecto español, ya que vivió varios años en Chile. “Si las reglas no están claras, vamos a otro lugar”.

Mehren destaco el acuerdo con el FMI y el anuncio de que el apoyo del organismo seguirá más allá de quien gane en octubre.

Además de la actual sobreproducción de gas, quieren conocer cómo seguirá el marco impositivo. Los directivos alemanes criticaron varias veces las retenciones a las exportaciones. Y creen que Argentina requiere infraestructura y una mejora de la productividad si quiere que Vaca Muerta despegue.

Pese a estos reveses, Wintershall forma parte de una de las 15 empresas que presentaron los antecedentes en la licitación de áreas off shore que está realizando el Gobierno y cuyas ofertas se abren el 14 de abril. Irán con socios y no serán operadores.

La mira de la petrolera esta puesta en Brasil, donde el año pasado se adjudicaron siete licencias de exploración en la costa norte y sureste. En ese país esperan ampliar su cartera de activos.