Finalizó la misión del FMI y ahora el Gobierno espera un giro de US$ 10.800 millones

Economia
Lectura

La misión del staff del FMI que pasó por Buenos Aires para revisar el cumplimiento de las metas del programa financiero cerró su trabajo este viernes. La jornada final ocurrió en

el Ministerio de Hacienda en un encuentro junto a las autoridades del equipo económico, incluidas las del Banco Central. El ministro, Nicolás Dujovne, y el presidente de la autoridad monetaria, Guido Sandleris, recibieron a los economistas del Fondo encabezados por Roberto Cardarelli, encargado de monitorear el caso argentino. No hubo declaraciones al cierre de la jornada ni de los funcionarios argentinos ni de los del FMI. El día anterior, Cardarelli sostuvo ante periodistas que “todos estamos preocupados por la situación económica”. Fue luego de reunirse con la CGT.

Los economistas del FMI dieron comienzo a la misión en Buenos Aires el lunes 11. Estuvieron dos semanas. Ahora continuarán su trabajo en Washington. Se llevaron información y visiones de cada uno de los interlocutores con los que se entrevistaron.

Newsletters Clarín
Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De Lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

El propósito formal de la misión consiste en elaborar la tercera revisión del acuerdo stand by que Argentina y el FMI firmaron en octubre del año pasado. Específicamente el cumplimiento de los compromisos a diciembre de 2018, básicamente, el tope de déficit primario de $ 378.000 millones y otros objetivos monetarios. Como Argentina viene sobrecumpliendo sus objetivos, se descarta que el Directorio Ejecutivo apruebe lo que sería el cuarto desembolso, en este caso, por unos US$ 10.840 millones. De ese modo la Argentina habrá desembolsado desde que firmó el acuerdo unos US$ 38.931 millones, esto es, cerca del 70% del programa. Para este año restarían los desembolsos de junio, septiembre y diciembre.

¿Cuando ingresará el dinero? Según el cronograma ocurriría para el 15 de marzo o fin del mes.

¿Para qué utilizará el dinero Argentina? Las divisas son para apoyo presupuestario, esto es, para el pago de intereses de la deuda o gasto primario mientras el país equilibra sus cuentas externas y atiende el déficit externo. El Fondo es una entidad creada para ayudar a las economías a atender crisis de balanza de pagos, esto es, que no cuentan con divisas suficientes para cumplir sus necesidades externas. El rol del FMIes evitar que un evento así se resuelva con una devaluación brusca de la moneda. De ahí que el Gobierno, muchas veces, argumente que sin la ayuda del FMI el ajuste sería mayor.

El organismo resolvió ayudar a la Argentina con el paquete más grande de su Historia, unos US$ 57.000 millones. La oposición criticó al Gobierno porque ahora aumentó la deuda y las administraciones futuras enfrentarán el repago del préstamo.

Uno de los temas que conversaron las autoridades y el staff en estos días fue el establecimiento de un sistema para cambiar los fondos de los préstamos del FMI (dólares) a moneda local (pesos). Esto implica definir una serie de parámetros para que la venta de dólares incida de la menor manera posible en el nivel del tipo de cambio. Según las preferencias del equipo económico (Hacienda y Banco Central), los dólares serían vendidos por licitaciones como ocurrió en julio de 2018. Se busca que no sean montos relevantes ni discrecionales, que las operaciones sean preestablecidas así como establecer sus frecuencias.

“El acuerdo actual no contempla discrecionalidad para intervenir”, señala Javier Alvaredo, director de ACM. “Debería buscarse un luz verde del Directorio”.

En el Gobierno confirmaron que se buscará la aprobación del Board para que apruebe la hoja de ruta por la cuál la Argentina podrá vender los dólares en exceso que contará este año. De acuerdo a cálculos del equipo económico, el excedente de divisas en 2019 sería de entre US$ 6.000 millones y US$ 11.000 millones. Para Miguel Ángel Broda serían unos US$ 8.000 millones. El Gobierno ni ha dicho ni ha anunciado si efectivamente venderá esas divisas.