J.P.Morgan advierte que la crisis turca y las elecciones en Brasil generarán más problemas para la Argentina

Economia
Lectura

J.P. Morgan anunció este jueves que expandirá el centro de servicios que instaló en la Argentina en 2015. Hace tres años, la decisión de hacer base en el país se tomó,

dicen, incluso antes de que se supiera quién iba a gobernar durante los siguientes cuatro años. Y ahora la ampliación de esas instalaciones, con la incorporación de 600 empleados de acá a 2019, se hará a pesar de que Facundo Gómez Minujin, el piloto de la oficina local del banco, cree que "la economía argentina está bajo estrés".

Para el ejecutivo, el Gobierno debería estar preparándose porque la crisis turca es inevitable y tendrá impacto en la Argentina. "El principal problema que veo es que la Argentina, a diferencia de Brasil, es muy dependiente de la inversión extranjera. En Argentina, 80% de las necesidades de financiamiento vienen de afuera y los inversores están muy preocupados por lo que pasa en los mercados emergentes. A pesar de que el tamaño del problema en la Argentina es mucho menor que el de Turquía, la crisis potencial de Turquía -que parecería ser casi inevitable-, tendrá impacto en el país".

A la inminencia de una crisis turca se suma, según Gómez Minujin, el complejo proceso de elecciones que enfrenta Brasil. "Eso también traerá mucha volatilidad", que se agregará a la incertidumbre por las elecciones domésticas del año que viene.

Para el titular del J.P. Morgan, fue una buena decisión ir al FMI más temprano que otros países. "Ahora, el Gobierno tiene que enfocarse en cumplir lo acordado con el organismo y considerar otras alternativas de financiamiento". De todos modos, Gómez Minujin descarta cualquier probabilidad de default, "a menos que haya un caos mundial completo". "Incluso considerando el peor escenario, el problema de financiamiento puede solucionarse", cree.

Mientras la economía busca salir a flote, en J.P. Morgan están reclutando, principalmente ingenieros a punto de graduarse o graduados. El banco ya emplea a nivel mundial 50.000 profesionales abocados a la tecnología, según contó Lori Beer, Chief Information Officer del banco, casi como las grandes firmas especializadas. "Nuestro negocio se mueve a lo digital", asegura la ejecutiva. "Y estamos muy entusiasmados con Buenos Aires, donde hoy tenemos 600 empleados solo en tecnología, que serán 800 a fin de año y 1.000 el próximo", agrega. "Acá hay una gran fuerza de trabajo. Entre el centro tecnológico y el de servicios operativos superaremos las 2.000 personas" en 2019, señala.

El centro de servicios se dedica a research, análisis crediticio, operaciones, compliance y, próximamente, lanzarán también un área de legales. El de tecnología está orientado a aplicaciones, administración de base de datos y soporte, entre otras cosas. Todo para las filiales de J.P. Morgan en todo el mundo.

Beer cuenta que, a nivel internacional, están trabajando -entre otras cosas- con blockchain (con un desarrollo open source) e inteligencia artificial aplicada a la banca. En Estados Unidos, además, lanzaron un banco online denominado Finn.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS
Cargando...