Para los economistas estas medidas no resuelven el problema de fondo y anticipan una caída del PBI este año

Economia
Lectura

Entre lunes y martes el Gobierno, tanto desde el Banco Central como desde el Ministerio de Hacienda, lanzó una serie de medidas para intentar dar un golpe de timón en una

economía golpeada por la volatilidad. El desarme de las Lebac, la suba de la tasa al 45% y los cambios en el esquema de retenciones a la soja para aliviar las cuentas fiscales empiezan a diseñar un nuevo escenario, pero para los analistas consultados por Clarín con esto no alcanza para solucionar los problemas de fondo.

Para Marina Dal Poggetto, directora de EcoGo, las medidas del Banco Central son "coyunturales" ante el salto del dólar generado por la situación global. "El Gobierno está a la defensiva, buscando estrategias ante un salto cambiario que gatilló el mercado. En este tiempo se perdieron más de US$3.000 millones de reservas y se aceleró la recesión con alta inflación. Con las retenciones el Gobierno tomó medidas en un contexto en el que los exportadores ganaron rentabilidad y lo hizo por necesidades fiscales. Nosotros para este año pronosticamos medio punto de caída del PBI. Pero todavía es muy temprano. Si no se estabiliza el mercado cambiario, todo lo demás es muy difícil de prever".

Desde el Estudio Ferreres, Fausto Spotorno indica que con estos cambios “están tratando de reducir la vulnerabilidad de la economía argentina”. Pero advirtió que con las medidas sobre las Lebac "se soluciona una parte de la vulnerabilidad monetaria, no todo. La baja de las retenciones es una medida puramente fiscal que afecta a un sector en el que buena parte de los productores vive con márgenes muy chicos. Van a golpear especialmente a la industria del crushing, la molienda de la soja. Que el Gobierno vuelva a cambiar las reglas del juego no es bueno". Según las previsiones de Sportorno, el año va a terminar en rojo. "Nuestra proyección actual es que el PBI caiga 1%, pero a partir de este nuevo escenario posiblemente tengamos que reducir esa proyección aún más hacia la baja. En cuanto a la inflación, nuestra expectativa es que sea 32,7% este año, con el dólar en $34 en diciembre".

Según Martín Alfie, de Radar Consultores, “esto marca una nueva etapa en esta búsqueda ante la crisis de la balanza de pagos. Es el reconocimiento de que no se produjo el shock de confianza que iba a traer el acuerdo que el FMI. Esa etapa se terminó; ésta es una segunda etapa".

Alfie resalta que la decisión del presidente del Banco Central, Luis Caputo, fue "desarmar las Lebac antes de que lo hiciera el mercado de forma desordenada". El economista resalta que es un error creer que el principal problema de la balanza de pagos se resuelve de este modo. "Desarmar las Lebac no cambia el problema central que es la falta de dólares. Me preocupa la importancia que le dan a la reducción de Lebac a cambio de un activo en dólares en momentos en los que las perspectivas de financiamiento son escasas. No me parece una señal tan positiva".

"En el cambio de retenciones veo cierta inconsistencia", dice Alfie. "Hace un mes el Gobierno había ratificado que no lo haría y ahora lo cambia. El problema de fondo es generar las condiciones para que se exporte más, pero lo que prima es la agenda fiscal del FMI. Ahí es donde yo veo el error de enfoque. La solución no debe venir solo por lo fiscal sino por generar dólares de manera genuina. Tantos volantazos transmiten la señal de que el Gobierno no le está encontrando la vuelta".

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS