El Gobierno toca retenciones y reintegros a exportaciones para ahorrar $ 65.000 millones

Economia
Lectura

En línea con lo que venía reclamando el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Gobierno suspendió la baja de las retenciones para aceites y harinas de soja, eliminó del Fondo Federal Solidario

y redujo los pagos de reintegros a las exportaciones.

Las medidas tienen un claro sesgo fiscal. Según Ministerio de Hacienda, generarán un “ahorro fiscal” estimado de $ 12.500 millones para lo que resta de 2018 y de $ 53.000 millones para 2019. Apenas se difundió la novedad, gobernadores, intendentes y distintas entidades empresarias de la industria y del campo criticaron los anuncios.

Recordemos que, ante la magnitud del déficit fiscal, el FMI reclama postergar para 2020 parte de la reciente reforma impositiva “para preservar los ingresos”, suspender tanto la rebaja de las retenciones a la soja como las contribuciones patronales que se puso en vigencia a comienzos de este año y que se incrementa en los próximos años. Si bien el Gobierno no aplicó la totalidad de esos reclamos, entre los especialistas se interpreta que pueden ir en esa dirección.

Las medidas anunciadas son :

  • Reintegros a la Exportación: se reduce un 66% el monto total pagado en concepto de reintegros a la exportación, de acuerdo a un esquema diferenciado por producto. Para Hacienda, los reintegros a la exportación se justifican si se aplican impuestos indirectos que se acumulan durante el proceso de producción y que no tienen una devolución al exportarse. Pero, agrega, con la reforma tributaria y el pacto fiscal, que redujeron los impuestos al cheque y a los ingresos brutos, ahora dichos reintegros pueden ser reducidos. De todas maneras esa compensación no es neutra ya que que “el ahorro fiscal (coparticipable entre Nación y Provincias) de esta medida es de $ 5.000 millones en 2018 y $ 29.000 millones en 2019”.
  • Derechos de Exportación a la Soja: se mantiene la baja prevista en la alícuota de los granos y se suspende por 6 meses la baja establecida para aceites y harinas. Hacienda explica que “las alícuotas a la soja se vienen reduciendo de forma sostenida, desde el 35% en 2015 para el poroto de soja al 26% actual, previendo su convergencia al 18% en diciembre de 2019. En cuanto al aceite y las harinas, la alícuota se redujo desde el 32% en 2015 al 23% actual y también convergerá al 18% en diciembre de 2019”. Pero entretanto, “los ingresos adicionales para la Nación por esta medida son de $ 1.500 millones en 2018 y $ 12.000 millones en 2019”.
  • Fondo Federal Solidario: a través de un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU), se elimina el FFS , creado en 2009, a través del cual se transfería a Provincias y Municipios el 30% de la recaudación de los derechos de exportación a la soja. ”Esta transferencia automática, que se distribuía entre las provincias con los coeficientes de la coparticipación, pasó a complementar los envíos de la coparticipación de impuestos, y permitió un aumento en la participación de las mismas sobre los recursos recaudados a nivel nacional”, señala el IARAF (Instituto Argentino de Análisis Fiscal). Y agrega que “si bien no formaba parte de la coparticipación legal, el Fondo sojero constituía un recurso que llegaba automáticamente a las provincias, situación que siempre es considerada preferible al envío de fondos de manera discrecional”.

Hacienda calcula que la reducción de los reintegros a la exportación, que se deduce de recaudación coparticipable compensa parcialmente la pérdida de ingresos de las Provincias, pero de todas maneras, hay un “ahorro fiscal para la Nación de $ 8.500 millones en 2018 y $ 26.500 millones en 2019”.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS