Día clave para Axel Kicillof: acreedores definen si aceptan el reperfilamiento

Economia
Lectura

Este miércoles a las 13 vencerá el plazo para que los acreedores de la provincia de Buenos Aires acepten demorar tres meses el cobro de US$ 250 millones.

El gobierno

de Axel Kicillof ​tenía que pagar el próximo 26 de enero US$ 275 millones: US$ 250 millones de capital y el resto de intereses del bono PB21. Pero, por falta de fondos y en medio de la renegociación de la deuda nacional, pidió a los bonistas que aceptaran cobrar los intereses en tiempo y forma pero demorar el cobro del capital hasta el 1 de mayo.

Tiene que conseguir el consentimiento del 75% de los tenedores de los bonos para poder postergar el pago.

El martes, el ministro de Economía Martín Guzmán repitió que el Gobierno de Alberto Fernández no saldrá en ayuda de la provincia e instó a los acreedores a aceptar la oferta bonaerense mientras la Nación apura su propia renegociación.

A pesar de todo, es muy difícil que Kicillof -de viaje con Fernández en Israel- logre alcanzar el 75% requerido.

El martes a última hora, un grupo de tenedores de bonos advirtió que sería difícil que suficientes acreedores respalden la propuesta.

El grupo se abstuvo de hacer una recomendación sobre el plan de la provincia de aplazar el pago, pero señaló que se hizo en un período de tiempo corto (de hecho la propuesta se hizo el pasado 14 de enero), sin el beneficio de un proceso formal de identificación de tenedores de bonos, y en ausencia de un plan integral para la deuda de la Provincia, según un comunicado que publicó la agencia Bloomberg.

El comunicado agregó que el comité estaba dispuesto a entablar negociaciones de buena fe con la provincia “sobre la base de un plan económico sólido e integral”.

La mención del poco tiempo para evaluar la propuesta hace pensar que en la Provincia podrían llegar a analizar una prórroga​. Si se decide estirar el plazo, podría ser hasta el 26 de enero o 10 días después (el 6 de febrero), que es el plazo final antes de que la provincia sea declarada en default.

Al ser consultado por el viaje en medio de las negociaciones, el gobernador explicó que “es el primer viaje del presidente (Fernández) y ante su pedido aceptamos la invitación. Ahora, en el marco de las conversaciones con los acreedores, el equipo del ministro Pablo López, está a cargo y me mantiene en permanente comunicación” sobre el tema.​

NE