Con salarios corroídos por la inflación, los comercios donde la gente desembolsa menos dinero -como autoservicios y almacenes, entre otros-, fueron los únicos que crecieron en el último año en cuanto