Unifican los bloques del PJ en el Congreso: Máximo Kirchner jefe en Diputados; José Mayans suena en Senado

Politica
Lectura

Alberto Fernández y Cristina Kirchner dieron este miércoles un paso más en su intención de tener bloques unificados en las dos cámaras del Congreso, y no interbloques que agruparan

a los diferentes sectores peronistas, como pretendían hasta ahora desde algunas provincias del PJ.

En esa estrategia, le ofrecieron a Agustín Rossi el Ministerio de Defensa y le dejaron despejado el camino a Máximo Kirchner, hijo mayor de la ex presidenta, para encabezar la próxima bancada oficialista.

Este mismo miércoles, además, Alberto F. convocó Carlos Caserio, quien hasta ahora se desempeñó como jefe del bloque del PJ en el Senado (fue el sucesor de Miguel Pichetto cuando el rionegrino saltó con Mauricio Macri). El presidente electo le ofreció al senador por Córdoba también un puesto en el Poder Ejecutivo a partir de diciembre.

Tras correr de escena a Caserio y a Rossi, el futuro presidente y Cristina cerraron un acuerdo con los gobernadores para unificar los bloques en Diputados y en el Senado bajo la conducción de jefes únicos.

La mayor novedad de la noche de este miércoles fue que Alberto F. y Cristina quieren al senador José Mayans (PJ-Formosa) como jefe de la numerosa bancada peronista de la Cámara alta.

“Es un reconocimiento a Mayans y también un gesto de grandeza política. Somos el sector más numeroso pero no queremos imponer a un jefe”, dijeron en el kirchnerismo. Y agregaron: “Es una muestra de que nadie va por todo”.

La futura bancada peronista en el Senado sumará alrededor de 40 senadores. La única duda en la ingeniería legislativa es si también los dos senadores que responden al gobernador de Santiago del Estero, Gerardo Zamora, se sumarán a esa bancada o mantendrán su propio bloque.

Aunque es un firme aliado de Alberto Fernández -fue el primer gobernador en salir a celebrar la candidatura presidencial de Alberto Fernández, en mayo pasado-, Zamora es de origen radical y tiene un partido provincial propio. Eso hace que existan dudas sobre si los dos senadores del Frente Cívico y Social se integrarán al nuevo bloque o si serán la única excepción, lo que obligaría a la existencia de un interbloque.

Sesión, este miércioles, de la Cámara de Diputados, donde se dio medio sanción a la ley de alquileres.

Sesión, este miércioles, de la Cámara de Diputados, donde se dio medio sanción a la ley de alquileres.

Mayans, que se caracterizó en estos cuatro años por ser híper crítico de la gestión económica de Mauricio Macri, está alineado con el gobernador de su provincia, Gildo Insfrán. La designación del formoseño sería también un guiño a los mandatarios del pejota.

Caserio se había transformado en una traba para la unidad en el Senado. En los últimos días había salido públicamente a plantear que en la Cámara alta habría dos bloques, uno K y otro del PJ. Se resistía a quedar bajo la conducción de un kirchnerista, aunque finalmente no es lo que sucederá.

Caserio dijo sobre su reunión con Alberto F.: “Me dijo que elija libremente y si quería seguir en el Senado, que lo haga”. No está aún claro qué hará. ¿Cambiaría su banca por una Secretaría de Estado, como se rumorea le habrían ofrecido?

Según fuentes parlamentarias, este mismo jueves se anunciarán quiénes son las nuevas autoridades.

Para la presidencia provisional del Senado suenan Oscar Parrilli y Anabel Fernández Sagasti, aunque también se especula con la posibilidad de una tapada. Para la Secretaría Parlamentaria suena el K Marcelo Fuentes. Para la Administrativa, Virginia García.