Condenan a ex funcionarios por cobrar "peajes" para arreglar tumbas en el cementerio de Bahía Blanca

Politica
Lectura

Cincuenta pesos por cada trabajo. Era la condición que les exigían a los albañiles para que pudieran entrar al cementerio a realizar obras pagadas por los deudos. El que no los

daba, no trabajaba. La justicia bahiense dio por probados al menos seis hechos y condenó a dos ex funcionarios municipales por extorsiones reiteradas y tentativa de extorsión. 

Marcelo Caramelli (59) era el administrador de la necrópolis y Leonardo Pombo (42) uno de sus ayudantes. Reunían a los trabajadores de la construcción autorizados para ingresar al predio y les demandaban el dinero. Así fue desde febrero de 2007 y durante tres años, hasta que fueron derivados a otra dependencia comunal, durante la gestión del intendente Cristian Breitenstein (Frente Para la Victoria). 

Camino a las elecciones
Lo que tenés que saber hoy del oficialismo y la oposición.

Lo que tenés que saber hoy del oficialismo y la oposición.

De lunes a viernes

Recibir newsletter

"Amenazaban a las víctimas con impedirles el ingreso al predio municipal a realizar las tareas propias de su oficio" dice el fallo del Tribunal Criminal 3 conocido este martes y que condena a ambos ex funcionarios a 7 años de cárcel. Para Caramelli, es la tercera condena en poco más de 2 años y para Pombo, la segunda en un año y medio, por delitos similares.

"Para asegurarse el pago de las sumas de dinero arbitrariamente exigidas, Caramelli y Pombo llevaban un registro informal de todos los trabajos de albañilería que realizaban las víctimas" detalla la resolución judicial tomada por unanimidad. Precisa que una vez a la semana, los reunían y les exigían el pago. "Uno de ellos se negó y le fue prohibido el ingreso a la dependencia municipal" fallaron los jueces. 

El fiscal Gustavo Zorzano, que analizó más de una decena de denuncias de albañiles, había pedido 12 años de cárcel para ambos ex funcionarios. Además de la pena de prisión, la sanción del Tribunal incluye una multa de $ 50.000 y una inhabilitación para ejercer cargos públicos durante 10 años.

Luego de administrar el cementerio, Caramelli fue traspasado a la dirección de Parques Municipales de Bahía Blanca y allí continuó con las maniobras extorsivas. El concesionario de uno de los carritos que funcionan en el parque de Mayo lo filmó cuando le pedía una coima y logró que lo condenaran, en 2017, a 7 años de cárcel por cohecho y extorsión.

En la misma resolución del tribunal criminal 1 de Bahía Blanca, Pombo, que acompañó a Caramelli al área de Parques, recibió una pena de 3 años y 6 meses. De los dos, solo Caramelli fue preso, aunque apenas por unos meses, ya que logró el beneficio del arresto domiciliario por razones de salud, ya que padece diabetes. 

En esa situación de libertad vigilada, llegó en marzo del año pasado a un nuevo juicio oral y público. Allí se juzgó su responsabilidad, como director de parques municipales, en la caída de la rama de un árbol que, en marzo de 2014, mató a Daiana Herlein, una chica de 15 años. Fue en el Parque de Mayo, el principal paseo público de la ciudad. 

Durante la gestión de Caramelli, expertos en arbolado concluyeron que medio millar de ejemplares de ese parque, estaban sin vida y debían ser retirados. Volcaron sus conclusiones en dos informes que quedaron cajoneados en sendas dependencias municipales. A raíz de ello, Caramelli recibió una pena de 5 años de cárcel.

En el mismo fallo, fueron condenados su sucesor en el cargo, Oscar Abraham y el ex secretario de Agencia Urbana, Marcelo Lenzi. Los tres habían sido designados por el actual diputado nacional Gustavo Bevilacqua quien sucedió como intendente a Breitenstein, cuando este no asumió un nuevo mandato para acompañar a Daniel Scioli como ministro de Producción.



BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS

Cargando...