La Iglesia busca despegar al Papa Francisco del kirchnerismo

Politica
Lectura

El presidente de la Conferencia Episcopal Argentina defendió al Papa Francisco de las críticas por las especulaciones respecto a su apoyo a la fórmula de Alberto Fernández

y Cristina Kirchner para las elecciones 2019 en Argentina.

"Se lo presente al Papa como partidario de una facción, con un estilo mentiroso que se da muchísimo en algunos medios, y busca ponerlo en una contradicción, una brecha que tiene que ver con no dejarlo ser Papa", afirmó monseñor Oscar Ojea ante la agencia Télam. Y remarcó que su misión es "ayudarnos a vivir una cultura del encuentro, a superar nuestra grieta"

"Tenemos que permitirle tener el lugar que tiene en el mundo, y no en Argentina, donde continuamente se lo está colocando del lado de una facción, incluso con esta cuestión imaginaria de que está siempre pensando en Argentina y tramando o pergeñando ideas, una ilusión casi provinciana que nos coloca en una situación desubicada", agregó Ojea.

Newsletters Clarín
Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

De lunes a viernes por la mañana.

Recibir newsletter

La defensa de monseñor Ojea se da luego del informe del programa de Jorge Lanata, Periodismo Para Todos por Canal 13, donde difundieron una escucha judicial entre Juan Pablo Schiavi, preso por la Tragedia de Once, y Eduardo Valdés, ex embajador argentino en el Vaticano, que involucra al papa Francisco en la "Operación Volver" del kirchnerismo con las elecciones presidenciales como objetivo.

Valdés fue diplomático en la Santa Sede entre octubre de 2014 y diciembre de 2015, cercano al sumo pontífice y a Cristina Kirchner y ahora candidato a diputado K en 2019, quien hace semanas protagonizó las escuchas sobre la "Operación Puf", destinada a hacer caer la causa de los cuadernos.

Días atrás, la ex presidenta y candidata a vice de Alberto Fernández subió un video donde Francisco habla de la "manipulación del Poder Judicial" con fines de persecución ante jueces de la región. Así, Cristina Kirchner alegó una vez más que es una perseguida política.

El obispo de San Isidro aprovechó la entrevista con la agencia de noticias para adelantar que Francisco está pensando en concretar finalmente su visita al país entre "fines del 2020 o durante el 2021".

Y advirtió que "el mejor camino para preparar una futura vista del Papa al país es escucharlo a él directamente y dejar de estar pendiente de las cosas que se dicen sobre su figura, y de personas que hacen comentarios sobre lo que suponen que él dice, hace o piensa".

"Hay quienes dicen que el Papa no quiere venir a la Argentina. Pero a mí me ha dicho que desea hacerlo y que ya está pensando cuándo. Me dijo que no puede venir en lo inmediato, pero que, tal vez, a fines del 2020 o durante el 2021 ya sería posible que estuviera visitando el país", reveló Ojea.

Aunque aclaró que "no se trata de un anuncio formal ni de una fecha concreta", sino del "deseo del Santo Padre que los argentinos sepamos que él está ya pensando en una visita pastoral".

Pese al adelanto de la visita, el Papa Francisco no vino a la Argentina durante los 4 años de gobierno de Mauricio Macri.

Durante la visita "ad limina" que todos los obispos argentinos realizaron entre abril y mayo a Roma, el Papa ya les había adelantado su voluntad de concretar el postergado regreso al país, e incluso se conoció que en 2017 estuvo a punto de venir.

Mientras estaban en Roma y cuando regresaron al país, muchos obispos expresaron públicamente este deseo del Papa, alentando así las versiones que señalaban los primeros meses de 2020 como fecha probable de viaje, basados en la presunción de que vendría a celebrar en abril los 500 años de la primera misa oficiada en territorio argentino, en Puerto San Julián.

Si la visita se concretaba durante esos primeros meses de 2020, el anuncio formal debía realizarse durante el transcurso de este año, mientras se desarrollaba el proceso electoral que recién culminaría en noviembre, en caso de segunda vuelta.