Elecciones en Santa Fe: José Corral reconoció la derrota de Cambiemos: "Hubo una fuerte polarización"

Politica
Lectura

Tal como sucedió este año en todas las provincias, Cambiemos sufrió una previsible derrota en la elección a gobernador de Santa Fe. El radical José Corral se resignó temprano a un

resultado adverso, viendo como la disputa central tenía como únicos protagonistas al peronista Omar Perotti y al socialista Antonio Bonfatti.

Corral reconoció la derrota sobre las 21.30. “En la vida no se pierde. Se gana o se aprende. Nosotros aprendimos. Estamos muy agradecidos a los más de 380 mil santafesinos que confiaron en nosotros. Que son más de 50 mil más de los que acompañaron a Cambiemos en las Paso. En un escenario muy dificil por una fuerte polarización que fue alentada por otros sectores políticos. Haber crecido lo consideramos una muestra de confianza importante. Y también un punto de partida”, buscó destacar el dirigente radical.

Newsletters Clarín
Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

De lunes a viernes por la mañana.

Recibir newsletter

Los principales dirigentes de Cambiemos reconocían, cuando aún no se había escrutado ni el 20% de las mesas, que la economía jugó un factor clave en el electorado y se esperanzaban con revertir ese panorama para las presidenciales de octubre.

Después del tercer puesto en las PASO de abril Corral planteó que la verdadera elección sería la de hoy. Marcaba que su figura no estaba aún lo suficientemente instalada frente a dirigentes como Bonfatti y Perotti, con un recorrido más amplio en la provincia. Los resultados que se conocían esta noche exhibían que no logró alcanzar ese objetivo.

Hace sólo dos años, cuando la ola de Cambiemos parecía tocar su punto más alto, Corral logró que su candidato –el actual diputado Albor Cantard- arrasara en las elecciones legislativas santafesinas. Fue un espaldarazo para su candidatura.

Intendente de la Capital provincial, incondicional de la gestión nacional y aliado vital para desgranar la alianza local que la UCR mantenía con el socialismo, el santafesino logró tejer pacientemente su candidatura a gobernador.

Los macristas Luciano Laspina y Federico Angelini bajaron sus postulaciones. El radical Mario Barletta desistió cuando muchos lo proponían como alternativa. Corral terminó siendo candidato de consenso, pero pagó la caída general de Cambiemos y fue arrastrado además por la polarización que animaron Perotti y Bonfatti.

La fortaleza electoral del macrismo en esta provincia evidencia un profundo retroceso no sólo si se lo compara con las legislativas de 2017. En 2015 el comediante Miguel Del Sel, representando al PRO, estuvo a apenas 1.496 votos del socialista Miguel Lifschitz, elegido finalmente gobernador.

Del Sel y el PRO ya se habían mostrado competitivos en 2011, cuando Antonio Bonfatti lo venció también por una diferencia pequeña: apenas 61 mil votos.

El macrismo había logrado desde esa primera irrupción del humorista dividir en tres al electorado santafesino. Un escenario que hoy estuvo muy lejos de repetir.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS

Cargando...