Intensas gestiones del PJ Federral y el polo progresista para armar la tercera vía

Politica
Lectura

y Pablo Ibáñez

El primer movimiento lo hizo, desde Córdoba, Juan Schiaretti: apuró la cumbre de Alternativa Federal y avisó que ese espacio tendrá boleta presidencial propia. El segundo, RobertoLavagna: lanzó,

in voce, su candidatura presidencial.

Fueron, en espejo, reacciones para sacar a la oposición no K de la confusión que sembró en el mapa político la jugada de Cristina Kirchner de bajarse a la vice y dejarle la cima de la boleta a Alberto Fernández.

Ricardo Alfonsín llega este martes a la reunión con Roberto Lavagna en las oficinas del economista de la calle Paraguay. Foto: Juan Manuel Foglia

Ricardo Alfonsín llega este martes a la reunión con Roberto Lavagna en las oficinas del economista de la calle Paraguay. Foto: Juan Manuel Foglia

Lo que vino después fue puro vértigo: una cumbre este martes del economista con la UCR díscola y el progresismo, una cena entre Schiaretti, Sergio Massa, Juan Manuel Urtubey y Miguel Angel Pichetto, y un tercer acto que será este miércoles: un encuentro del mandatario cordobés y el economista, al que en principio iban a asistir los otros presidenciables del espacio.

Newsletters Clarín
Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

De lunes a viernes por la mañana.

Recibir newsletter

En medio, Schiaretti pasó por Casa Rosada y se vio con Mauricio Macri: le presentó sus seis puntos y deslizó, al salir, que el presidente no le hizo ningún planteo electoral. "Sabe Sabe que Schiaretti esta en Alternativa Federal y de ahí no se mueve" confió una fuente.

No es una aclaración ociosa. El terremoto de la semibajada de Cristina y la aparición de Alberto F como teórico canciller de la amplitud y la unidad panperonista, instaló en el peronismo no K un puñado de dudas y sospechas.

Margarita Stolbizer arriba al encuentro del polo progresista con Lavagna.

Margarita Stolbizer arriba al encuentro del polo progresista con Lavagna.

Una referirá a cómo jurará, al final de la maratón, Massa a quien Fernández tentó con participar de una "gran PASO" mientras en el Frente Renovador hay tensiones cruzadas sobre donde jugar.

La otra, agitada desde el Congreso, apunta a si hay margen -o riesgo, según quien lo cuente- de que Schiaretti y Juan Manuel Urtubey, peronistas pro tercera vía, puedan confluir en un espacio donde estén la UCR y el macrismo

Todo se niega y se deja correr entre murmullos, o como básico temor. Típico de los cierres de listas. Son días frenéticos, aptos para teorías febriles para todos los paladares.

La saga de reuniones arrancó pasado el mediodía: Lavagna se reunió en sus oficinas con Miguel Lifschitz, Margarita Stolbizer y los radicales Ricardo Alfonsín, Juan Manuel Casella, Alejandro Echegaray y César Martucci.

Miguel Angel Pichetto, que suele ocupar una butaca en esas juntadas de lo que Lavagna bautizó Consenso 19, no fue de la partida. El senador ha sido, en general, como un "canciller" del economista ante Alternativa Federal.

En esa juntada, Lavagna decidió sumar a la comitiva que este miércoles se reunirá con Schiaretti, a Lifschitz y Stolbizer.

Tarde, el segundo episodio involucraba al cordobés, Massa, Urtubey y Pichetto, que se citaron para una cena al cierre de esta edición. Hace tiempo que no se ven todos juntos y se planeó para, según confió a Clarín un operador del PJ, discutir cómo será la incorporación de otros actores.

Antes de la cena, el gobernador de Córdoba dejó pistas donde dos ítems. Lo hizo via Twitter:

"Reitero q Alternativa Federal junto a otras fuerzas plurales democráticas q quieran superar la grieta, debe tener candidatos propios en las próximas elecciones presidenciales" dijo, en la misma línea, que lo que sostuvo el lunes para negar posibles confluencias con Cambiemos

El segundo punto fue sobre la dinámica interna. "El "candidato debe surgir de la competencia de quienes aspiren a serlo en las próximas elecciones PASO".

Es decir: si Lavagna acepta sumarse a Alternativa Federal o confluir con ese espacio, deberá aceptar el mecanismo de las primarias para resolver las postulaciones.

En su rol de árbitro y mediador, mientras el resto de los gobernadores se replegó a sus provincias y tomará distancia de la pelea nacional, el cordobés manda una señal al economista que volvió a cuestionar el formato de las PASO.

Desde que el economista apareció en la ruleta de candidatos, y aunque se acercó a AF, nunca participó de un encuentro con los demás postulantes de ese espacio.