Tucumán: en Cambiemos se baraja un póker de candidatos y ninguno da señales de bajarse

Politica
Lectura

La confirmación del adelantamiento de las elecciones en Tucumán para la segunda semana de junio apura las definiciones en Cambiemos. En el oficialismo nacional sobran candidatos y ninguno quiere bajarse.

Se anotan la senadora Silvia Elías de Pérez; el diputado José Cano; el subsecretario de Interior, Domingo Amaya, y el ex ministro de Hacienda, Alfonso Prat-Gay.

Newsletters Clarín
Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

De lunes a viernes por la mañana.

Recibir newsletter

La Casa Rosada quiso bajar la tensión y empujó -como quiso hacer en Córdoba sin éxito- la idea de un pool de encuestas para definir al candidato y evitar la interna, una herramienta que pedía Cano y que ahora quedó prácticamente descartada por el tiempo.

En el Gobierno quieren aprovechar un escenario enrarecido por la competencia entre dos peronistas: el gobernador Juan Manzur y su predecesor José Alperovich.

El miércoles próximo, Marcos Peña y Rogelio Frigerio recibirán a los integrantes de la mesa de Cambiemos en Tucumán. También sería de la partida el intendente de la capital Germán Alfaro y el diputado macrista Facundo Garretón.

Cerca del jefe de Gabinete y del ministro del Interior dejaron saber que Elías de Pérez tenía mejores números que sus competidores. La senadora tuvo un rol protagónico por su militancia contra el aborto legal en 2019 en una provincia donde los celestes son mayoría.

Sus adversarios internos relativizan su potencia electoral. Aseguran que la imagen no garantiza votos. “Los dos dirigentes con peor imagen del país son candidatos a presidentes”, reflexiona un dirigente tucumano a propósito de Cristina Kirchner y Mauricio Macri.

Insisten en que el escenario dividido en tres no garantiza necesariamente un éxito. Como ejemplos exhiben los casos de Río Negro y de Neuquén, dos distritos donde el oficialismo nacional tiene chances de quedar en el tercer lugar.

Los rivales internos de Elías de Pérez exhiben varios argumentos en su contra. Afirman que no tiene dirigentes propios y creen que en una provincia “machista” el electorado no valorará a una mujer para liderar. Como ejemplo recuerdan a la dirigente provincial del PJ Olijela del Valle Rivas, que cayó contra Domingo Bussi. Elías de Pérez, en tanto, dice contar con el apoyo del intendente de la capital.

A Cano, candidato a gobernador en 2015, le facturan su caída en las encuestas y los escasos resultados o rédito político del Plan Belgrano. En 2017 encabezó la boleta y perdió por más de 15 puntos. El integrante de la mesa nacional de Cambiemos, de fluída relación con Peña y los gobernadores radicales se jacta de ser el único que le puso el pecho a la gestión.

A Amaya lo señalan por su origen peronista en una contienda que ya tiene 2 peronistas. “El interior de la provincia es peronista les guste o no”, reflexionan sus allegados. Cree que llegó su momento de liderar.

Cano y Amaya podrían jugar juntos si uno de los decide secundar al otro. Cerca del jefe de Gabinete no descartan a Garretón como vice, a quien los primeros le bajan el pulgar.

Las opiniones son unánimes a la hora de referirse a Prat Gay. “No tiene dirigentes ni residencia”, dicen todas las partes.

Cambiemos jugó en 2017 con el paraguas Cambiemos por el Bicentenario que contiene al sello Acuerdo del Bicentenario que también conforman desde Libres del Sur al socialismo. Todos apuntan a una campaña local con eje en la seguridad.

"Cambiemos creció como espacio político. Pasamos de tener un intendente en 2007 a recuperar la banca de senadores en 2009,. Tenemos un activo. Los 4 intendentes son referentes importantes Hay que administrar ese crecimiento", afirmó Cano en un guiño a los 4 jefes comunales, que serán decisivos en la interna.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS
Cargando...