En su primer viaje a Santa Cruz, Mauricio Macri se reúne "a solas" con Alicia Kirchner

Politica
Lectura

Con mucho recelo y hermetismo manejó el Gobierno la agenda de Mauricio Macri en su desembarco en Santa Cruz y Tierra del Fuego, las dos provincias a las que todavía no

fue desde que es Presidente y por las que pasará este lunes, en un raid previo a su encuentro en Brasil con Jair Bolsonaro.

Las idas y vueltas respecto a las actividades que desarrollará el mandatario no tienen otra explicación que la desconfianza de la Casa Rosada hacia ambos gobiernos provinciales. En el caso de Santa Cruz, provincia a la que Macri ni siquiera bajó para hacer campaña para la elección presidencial de 2015; el motivo es más ideológico que de gestión.

Newsletters Clarín
Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

De lunes a viernes por la mañana.

Recibir newsletter

Sin embargo, la relación con Alicia Kirchner, cuñada de Cristina, fue de menor a mayor, lo que de algún modo terminó de destrabar su visita.

"Con Alicia arrancamos mal pero después pudimos trabajar bastante bien", admiten en el Gobierno al recordar la asistencia financiera que Nación le dio a la provincia. "Nosotros somos respetuosos de la institucionalidad", afirmaron desde Río Gallegos.

Respetuosa de la investidura presidencial, la gobernadora aceptó la invitación que le hizo llegar el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, su principal interlocutor con el Gobierno, y recibirá a Macri en El Calafate, a donde el mandatario se dirigirá luego de visitar Tierra del Fuego durante la mañana.

La intención inicial de la gobernadora era esperar a Macri en el aeropuerto, alrededor de las 12.30; pero cerca suyo dijeron que "depende de la agenda" que cumpla el fin de semana en Río Gallegos.

"Va a intentar llegar al aeropuerto. Pero lo que es seguro es que acompañará al Presidente durante toda la actividad", indicaron. Finalmente, según confirmaron fuentes oficiales, Macri irá a la represa Cóndor Cliff -la ex Néstor Kirchner- ubicada a unos 130 kilómetros de El Calafate y que tendrá una potencia de 950 megavatios.

Pese a la distancia, desde el Ejecutivo local se mostraron confiados en que el Presidente no pasará sobresaltos: en el oficialismo temían sufrir escraches de sectores opositores. Un dato sustentado, en parte, por lo que arrojan las encuestas en Santa Cruz: como publicó este diario, en la Casa Rosada decidieron dejar de medir más en esa provincia, cansados de que la imagen negativa del Presidente se ubicara alrededor del 75% en reiterados sondeos.

En todos los casos, tanto en Balcarce 50 como en Santa Cruz confirmaron que habrá un encuentro "a solas" entre Macri y Alicia K, en el que la gobernadora tiene previsto plantear la habilitación plena de una zona franca minorista y que se incluya la venta de automotores.

El reclamo es, al mismo tiempo, un pase de factura a nivel local: desde el oficialismo provincial adjudican las demoras a una supuesta injerencia del senador Eduardo Costa, referente de Cambiemos en el distrito.

Un caso opuesto al de Alicia Kirchner es el de la mandataria fueguina, Rosana Bertone. Las diferencias con la gestión superan lo ideológico. Y el vínculo con ella fue de mayor a menor.

Aliada confiable en las iniciativas que impulsó el Gobierno durante los dos primeros años de gestión, Bertone comenzó a diferenciarse a fines de 2017 y en octubre pasado se resquebrajó más luego de que Macri firmara el decreto 864/18 que quitó aranceles a la importación de partes semi terminadas para armar televisores, lo que afectó a la industria fueguina.

Pese a que, finalmente, su apoyo fue importante para que se aprobara el Presupuesto 2019, Bertone nunca volvió a alinearse.

Y el lunes será el vicegobernador Juan Carlos Arcando quien recibirá a Macri y lo acompañará a recorrer las obras en la planta de tratamiento de efluentes cloacales Margen Sur-Río Grande. "(Bertone) está de vacaciones", fue el argumento que plantearon desde la gobernación y que no terminó de convencer a la Casa Rosada, donde lo sintieron como un desplante.

En el cierre del lunes, Macri hará pie en Chubut. Pasará la noche en Puerto Madryn y el martes arrancará la jornada bien temprano, con una agenda de actividades más nutrida: participará de un encuentro partidario de Cambiemos y encabezará dos reuniones, con la mesa de la pesca y del turismo.

El plan del secretario general de Presidencia, Fernando de Andreis, es que esa tarde Macri viaje directo a Brasilia, sin escalas en Buenos Aires. Por eso, los ministros, como Nicolás Dujovne (Hacienda), Patricia Bullrich (Seguridad), Dante Sica (Producción) y Oscar Aguad (Defensa); el canciller Jorge Faurie y el secretario de Asuntos Estratégicos, Fulvio Pompeo, que lo secundarán en su encuentro con Jair Bolsonaro; deberán ir hasta el Sur para subirse al avión.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS
Cargando...