Apoyo mayoritario al flamante reglamento de seguridad

Politica
Lectura

Según Poliarquía, seis de cada diez personas apoyan el plan de Bullrich. A poco de ingresar en el decisivo año electoral que decidirá la suerte de su proyecto político, el Gobierno parece haber acertado con la inclusión en la agenda pública del nuevo protocolo para el uso de armas de fuego.

 

 

 

A poco de ingresar en el decisivo año electoral que decidirá la suerte de su proyecto político, el Gobierno parece haber acertado con la inclusión en la agenda pública del nuevo protocolo para el uso de armas de fuego.

Así lo confirman los datos obtenidos por la consultora Poliarquía en una encuesta reciente. Según los datos, 6 de cada 10 argentinos están de acuerdo con la aparición y utilización de la nueva reglamentación, y el número aumenta de manera significativa cuando los consultados fueron o son votantes de la alianza Cambiemos. El nivel de interés en el tema que mostraron los entrevistados (superior al 80%) y la adhesión sin cortapisas de quienes confían en el accionar policial son otros puntos llamativos de la encuesta, resistida por gran parte de quienes se identifican con opciones opositoras y/o descreen de las fuerzas de seguridad.

ADEMÁS

En principio, la mayoría de los 1350 consultados de 40 grandes localidades del país mostraron interés por la reglamentación, cuya cara visible es la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich . Un 88% de los encuestados estaba al tanto del tema, y solo un 12% (la mayoría de ellos con simpatías por la oposición) dijo desconocer de qué se trataba.

Cuando se hurga en la opinión -positiva o negativa- que genera este protocolo las opiniones están más divididas. Un 61% de los consultados dice estar muy o bastante de acuerdo con el nuevo protocolo, que autoriza a policías y gendarmes a disparar, aun por la espalda, a un delincuente que acaba de matar o herir de gravedad a una víctima y que intenta huir. Un 36% está poco o nada de acuerdo con la nueva reglamentación, y el 3% restante no quiso tomar posición.

Si se discrimina por partido político, la aceptación de los votantes de Macri y Cambiemos es casi total. Un 84% de quienes afirmaron estar cerca del oficialismo dieron una visión positiva, y solo un 7% dijo estar "nada de acuerdo" con la medida. Como contrapartida, un 68% de los encuestados que simpatizan con el kirchnerismo se manifestaron "poco o nada de acuerdo" con las nuevas reglas a las que las fuerzas de seguridad nacionales deberán adaptarse.

"Como casi todos los temas de debate en la Argentina, la postura en relación con el nuevo protocolo para las fuerzas de seguridad está fuertemente influenciado por el posicionamiento en relación con Cambiemos y el kirchnerismo. La medida cuenta con una aprobación del 84% entre quienes apoyan al Gobierno y un rechazo de casi el 70% entre quienes se identifican con el kirchnerismo. La buena noticia para el Gobierno es que entre los independientes predomina el apoyo", dijo Alejandro Catterberg, director de Poliarquía.

El estudio indaga la opinión de los encuestados según su nivel de "confianza" en la policía. Del universo de quienes respaldan a las fuerzas de seguridad, un abrumador 87% dijo estar de acuerdo con las nuevas herramientas para reprimir el delito. Por el contrario, entre quienes afirmaron que no les merecen confianza los uniformados el porcentaje de aceptación baja a menos de la mitad (42%).

 

Un 59% de los entrevistados coincide con el concepto de "indefensión de las fuerzas policiales" esgrimido por Bullrich, y asegura que la policía necesita "más atribuciones" en el combate contra la delincuencia. Cuando lo que se discute es si la medida favorecerá el "gatillo fácil", el porcentaje de quienes lo niegan baja al 53%.