Luego de pegarle a Germán Garavano, Elisa Carrió salió en defensa de Javier Iguacel y hasta de Máximo Kirchner

Politica
Lectura

De buen humor, con tono jocoso y, como siempre, filosa. Elisa Carrió no se centró sólo en su embestida contra el ministro de Justicia, Germán Garavano; y en su paso por

el Centro Cultural Kirchner aprovechó para hablar de todo: se refirió a la interna en la Corte, entre el actual titular, Carlos Rosenkrantz, y su antecesor, Ricardo Lorenzetti; festejó la marcha atrás del Gobierno con el ajuste de las tarifas de gas y respaldó a Javier Iguacel.

Dos ministros le contestaron a Elisa Carrió: "Nadie debe condicionar al Presidente"
Mirá también

Dos ministros le contestaron a Elisa Carrió: “Nadie debe condicionar al Presidente”

También habló de las causas de corrupción en la que están involucrados funcionarios K y sorprendió al defender a Máximo Kirchner y decir que compartiría "mate" con el ex ministro de Planificación Federal Julio de Vido.

El radical José Cano contradijo a Carrió: "Las declaraciones de Garavano no ameritan un juicio político"
Mirá también

El radical José Cano contradijo a Carrió: “Las declaraciones de Garavano no ameritan un juicio político”

En su discurso en la Ballena Azul, durante la presentación del programa Argentina Exporta, Carrió no se privó de marcarle el terreno al organizador del evento, el ministro de Producción, Dante Sica. "Lo voy a controlar de cerca, para que no se me corra para las grandes (empresas) y cuide a las pymes", le advirtió. Y recordó: Me prometió que iba a bajar los aranceles (a las exportaciones) a partir de enero. Estamos esperando las pyme del Interior. Yo no tengo una, pero las represento".

Germán Garavano tuvo otro respaldo interno de Mauricio Macri y no renuncia
Mirá también

Germán Garavano tuvo otro respaldo interno de Mauricio Macri y no renuncia

Hubo, en cambio, un mimo para el titular de la AFIP, Leandro Cuccioli. quien tras sus quejas decidió nombrar a Jaime Mecicovsky al frente de la flamante Unidad de prevención del lavado de dinero. "Es una gran noticia que va, con la excelente gestión de Cuccioli, al que apoyo absolutamente; a lugares para dedicarse exclusivamente a la investigación fiscal de las grandes empresas", destacó.

Luego, al retirarse del edificio del ex Correo Central, Carrió no eludió opinar sobre la disputa que protagoniza Rosenkrantz con su archienemigo Lorenzetti y está enfocada -al menos públicamente- en el manejo del Centro de Información Judicial.

"Cuando uno pone a su mujer al frente y después hace desaparecer a todo el equipo, es un problema", lanzó, filosa, en relación a María Bourdín, saliente directora de Comunicación Pública de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, con quien Carrió se enfrentó meses atrás, cuando dijo que "había sido la novia (de Lorenzetti) y ahora es centro de su comunicación". Eso derivó en su momento en una dura carta de Bourdín en la que acusó a Carrió de injuriarla "abusando de su inmunidad parlamentaria".

"No tengo, no tuve, ni tendré una relación personal con Lorenzetti. No soy su amiga, no tengo un vínculo de afecto ni de confianza con él. Tampoco le organizo 'reuniones secretas' a Lorenzetti, ni participo de estrategia golpista alguna como sostuvo Carrió", respondió.

Este jueves, Carrió redobló la apuesta y, con acidez, le dejó una recomendación al nuevo presidente de la Corte: "Que Rosenkrantz ponga gente nueva, que va a estar más limpia, menos sucia y contaminada", apuntó.

Por otro lado, la diputada no dio vueltas en calificar como "un horror" el cobro retroactivo de las tarifas de gas para compensar a las empresas.


"Está perfecto (que el Gobierno haya frenado la medida). Era un horror, pero no creo que haya sido una idea de Iguacel", sostuvo, al iniciar una defensa del secretario de Energía. "Dudo que haya sido Iguacel, por eso lo defiendo. Y porque lo conozco y sé cuál es su idea", agregó. Aunque no precisó a quién responsabilizó por la medida.

Sorprendió Carrió cuando le consultaron por por el llamado a indagatoria para Máximo Kirchner, dispuesto por el juez federal Claudio Bonadio. "¿Máximo? Pobrecito, pobre chico. Es una historia trágica porque hacer delincuentes a los hijos, es una tragedia", indicó en un dardo por elevación a Cristina.

Y, por último, sonrió cuando le mencionaron al detenido diputado Julio de Vido. "Nunca creí que iba a ir preso. Y ahora que está preso, ya me olvidé. Yo estoy preocupada por el hambre, las exportaciones de las pyme y por la Nación. Pero un día voy a ir a tomar mate con él para que cuente bien si son 80 mil o 90 mil millones de dólares (lo que se robaron). Capaz en la soledad (de la cárcel) me recibe", ironizó.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS