Por la marcha, la 9 de Julio se convirtió en un estacionamiento a cielo abierto

Politica
Lectura

La 9 de Julio volvió a convertirse en el epicentro del caos en la Ciudad. Con la movilización de las dos CTA, el moyanismo, la izquierda y el kirchnerismo a la

La 9 de Julio volvió a convertirse en el epicentro del caos en la Ciudad. Con la movilización de las dos CTA, el moyanismo, la izquierda y el kirchnerismo a la Plaza de Mayo para reclamar contra el gobierno de Mauricio Macri, hubo cortes y grandes dificultades para moverse. Además, la Avenida 9 de Julio se convirtió en un estacionamiento a cielo abierto de los colectivos que movilizaron a gran parte de los manifestantes. 

Una imagen de la 9 de Julio con colectivos estacionados.

Una imagen de la 9 de Julio con colectivos estacionados.

Desde la mañana empezaron a llegar micros con manifestantes que se fueron acomodando a lo largo de la avenida. También se estacionaron sobre las principales arterias como la Avenida de Mayo, San Juan, Belgrano e Independencia. En la zona de Constitución también había una gran concentración de colectivos. 

Según pudo constatar Clarín, el precio de movilizar un micro con manifestantes desde el Conurbano hasta la Capital Federal asciende a los $6.000 pesos en promedio. El valor incluye la ida, la espera y el regreso hasta la localidad. Los peajes también corren por parte de la movilización que lo contrata. En un colectivo entran unas 40 personas sentadas. 

Los micros que quedaron estacionados en la 9 de Julio y otras arterias fueron multados por los agentes de transito que dependen de la secretaría de Transporte porteña. En total labraron 420 multas a los colectivos que estaban mal estacionados. Por cada colectivos corresponden dos infracciones. Una por mal estacionamiento que tiene un valor de $1.785. La otra es por usar un transporte escolar par otro fin que por el que fue habilitado. En este caso el monto de la infracción va de los $2.677 a los $17.850. 

fuente clarin