¿Es posible que el dólar no aumente en todo el 2019 como proyecta Nicolás Dujovne?

Politica
Lectura

Si las proyecciones de una inflación de 23% y una caída del PBI de sólo el 0,5% generaron dudas por "optimistas", la pauta de un dólar promedio en $ 40,10,

menos de lo que está cotizando ahora, sonó directamente a irreal. Son tres de los parámetros clave que presentó el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, este lunes en el Congreso de cara al Presupuesto 2019.

El ministro, que curiosamente evitó mencionar la palabra "dólar" durante su presentación, según rescataron algunos cronistas parlamentarios, habló para el año próximo de un "tipo de cambio competitivo".

Luego lo explicaría un poco más claro el propio Dujovne y otros funcionarios del ministerio: "El tipo de cambio de Argentina ya está alcanzando niveles super competitivos. No es lógico que vayamos a un escenario con más depreciación".

En números: en lo que va de 2018, el dólar aumentó un 114%. Desde la salida de la convertibilidad, no se daba un salto así. Ni siquiera en 2002, cuando fue de 110%.

Mirado del lado inverso: con esos antecedentes, ¿es posible que el dólar no aumente en todo el 2019? ¿cuánto hace que no se da un fenómeno así? Según las estadísticas del Banco Central, hay que remontarse a Kirchner para encontrar un año con el dólar inerte. Fue en 2006. El 2 de enero, primera cotización anual, cerró a $ 3,03. El 31 de diciembre, a $ 3,06. Un incremento de 0,1%. Nada.

Clarín armó una infografía (ver aparte) con los datos oficiales del Banco Central. Se tuvo en cuenta la cotización del dólar mayorista, el que operan los bancos a gran escala y que tiene un valor un poco más bajo que el minorista que compra el ciudadano de a pie.

Es interesante el recorrido desde la salida de la convertibilidad, que durante años mantuvo la paridad 1 a 1. El radical Fernando de la Rúa fue el último presidente que disfrutó de esa igualdad en 2001. Pero la crisis, con decenas de muertos en las calles, frenó la venta de dólares el 20 de diciembre de aquel año. La divisa recién volvería a cotizar oficialmente el 11 de enero de 2002, ya con Eduardo Duhalde en la Casa Rosada. Saltó a 1,60 y terminaría el año a $ 3,37. Un incremento de 110%. Récord hasta este tercer año de Mauricio Macri.

Luego vendría el período de mayor estabilidad, con Néstor Kirchner. Incluso en 2003 (asumió el 25 de mayo), el dólar bajó de $ 3,35 a % 2,93. Una caída del 14,3%. Luego vendrían leves subas, de 2% anual, hasta el 2006 mencionado anteriormente.

En los primeros años de Cristina, el dólar también se mantuvo estable. Recién comenzó la escalada (ya a dos dígitos porcentuales por año) en la segunda presidencia. En 2013 y 2014 el dólar aumentó por arriba del 30%. Ya para 2015, la paridad era ficticia por un férreo cepo. Con la victoria de Macri y la llegada de Alfonso Prat-Gay a Hacienda comenzaría una escalada que no se detendría: 52,5% de suba del dólar ese primer año, 20,4% en 2016, 17,9% en 2017 y más de 114% en 208. Hasta ahora.

En los años de subas más moderadas, el Gobierno pudo satisfacer la demanda por todos los dólares de deuda que entraban para financiar el déficit. Y también abiertamente planchó el tipo de cambio como ancla para contener la inflación. Fue una solución pasajera. Ahora, otra vez el Ejecutivo cree que la divisa recuperó competitividad y proyecta un año de estabilidad cambiaria. La oposición duda. Muchos economistas también.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS