El financista de Kirchner declaró como arrepentido y aportó datos de la coimas

Politica
Lectura

La declaración más inesperada llegó a la causa de los cuadernos de la corrupción. El financista Ernesto Clarens, vinculado a Néstor Kirchner y a Lázaro Báez, declaró en los Tribunales de

Comodoro Py este viernes. Se presentó ante el fiscal Carlos Stornelli quien lo imputó como partícipe necesario de la asociación ilícita que se dedicó a la "recaudación de fondos ilegales". La maniobra que habría movido más de 200 millones de dólares, tuvo una eslabón clave: banqueros y financistas. Allí ingresa Clarens quien ante las pruebas que lo comprometen, pidió ser incorporado como imputado colaborador en el caso, después de contar los esquemas de lavado mediante los cuales se colocaron en el exterior millones de dólares.

Con un ritmo que imprime celeridad a la investigación, que suma nuevos involucrados y más testimonios claves, la causa que destapó un amplio circuito de recaudación de dinero que la Justicia definió como "ilícitos" al entender que eran "coimas", avanza sobre el entramado financiero de las operaciones que rodearon a más de 200 millones de dólares.

La asociación ilícita tiene como "jefa" a Cristina Kirchner y como organizadores a Julio De Vido y a Roberto Baratta (los últimos dos presos en causas de corrupción). Por debajo de ellos, los demás acusados son partícipes necesarios de la maniobra.

Uno de los imputados colaboradores de la causa Juan Chediack -ex presidente de la Cámara Argentina de la Construcción-, abrió el camino para otra de las partes indispensables de la estructura que investiga el juez Bonadio y el fiscal Stornelli: el entramado financiero que se utilizó para llevar a cuentas externas millones de dólares de la corrupción.

Fue, como contó Clarín, Chediack quien nombró a Ernesto Clarens, el financista vinculado a Néstor Kirchner y a Lázaro Báez. Imputado en la causa, fue citado a indagatoria. Se presentó en el cuarto piso de los Tribunales de Comodoro Py donde se encuentra el despacho del juez Bonadio con la intención de brindar información para la causa, acordó los términos de ese acuerdo con el fiscal, pero aún resta que el magistrado homologue su arrepentimiento judicial. Según fuentes judiciales, eso recién podría ocurrir entre el marte y miércoles.

Clarens es un hombre clave en las causas donde los Kirchner y su entorno son investigados por lavado de dinero. Su financiera Invernes SA es foco de diversas causas y su nombre saltó en la causa de los cuadernos de las coimas.

Así, su participación en este expediente surge en una etapa en la que la investigación comenzó a avanzar sobre las financieras y responsables de operaciones bancarias que facilitaron los dólares que luego Baratta llevaba en bolsos hasta el departamento de Cristina Kirchner, y que también habrían participado de las maniobras para incorporar ese dinero negro a la economía formal.

Durante cinco horas estuvo Ernesto Clarens en Comodoro Py. Cerca de sumarse a la lista de los imputados colaboradores, explicó cómo operaba su financiera, qué negocios realizaba él y cómo se estructuraba el movimiento de fondos que por él pasaban. Hubo detalles de cómo se utilizaban las financieras en la operatoria, según pudo reconstruir Clarín.

En una de las confesiones, en este caso de Carlos Wagner, también ex presidente de la CAC, se escuchó el nombre del "Cabezón" Clarens. Allí se lo mencionó como el "cerebro financiero" de las operaciones investigadas y que hacen foco en el dinero proveniente de las coimas. ¿A dónde se dirigió el dinero que se cobraba a los empresarios? Es el circuito que Bonadio está reconstruyendo.

Clarens es investigado también en la causa conocida como la Ruta del Dinero K, en la que se encuentra preso Lázaro Báez. Está apuntado como parte de la estructura financiera que posibilitó que el empresario K logre blanquear desde 2010 a 2013, 60 millones de dólares.

La Unidad de Información Financiera (UIF) investigó al histórico financista K. En el informe que publicó Clarín, se mostró que triangulando remesas de dinero entre empresas con cuentas bancarias en Suiza, Hong Kong, las Antillas Holandesas Bahamas, Estados Unidos y Uruguay, Clarens “facilitó movimiento de fondos para las operaciones con SGI”, la financiera conocida como "la Rosadita" en la que Martín Báez, Pérez Gadín y otros hombres de confianza del empresario K aparecen contando cinco millones de dólares.

También Leonardo Fariña, lo señaló a Clarens como el responsable de "transformar recursos de la obra pública en pesos, euros y dólares". Por ello, su financiera Invernes es clave para la justicia. Con esa firma se hizo cargo de obras que había ganado Lázaro en Santa Cruz de la mano de los Kirchner, con la constructora Gotti. El empresario K le otorgó un poder de cobro a Clarens que involucraba fondos nacionales para obra pública.

Además, la UIF recibió en 2008 un Reporte de Operaciones Sospechosas (ROS) por $ 53 millones de Invernes a favor de Austral Construcciones.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS