Los aliados de Cambiemos le piden a Mauricio Macri medidas para frenar la recesión

Politica
Lectura

Los aliados del PRO celebraron los cambios dispuestos por Mauricio Macri en el Gabinete incluso más allá de los nombres, con la expectativa de un mayor peso de la consideraciones políticas

sobre las técnicas en el manejo de la economía. Aun así expresaron reparos sobre los efectos de la crisis y coincidieron en la necesidad de lanzar medidas para amortiguar la caída de la actividad e intentar sostener los niveles de empleo. “No podemos entrar en un proceso de recesión”, plantearon referentes del radicalismo en las reuniones de la mesa política. Con una mirada similar, Elisa Carrió empezó a machacar públicamente con una campaña para asistir a las pymes.

“Tenemos la preocupación de enfrentar un proceso recesivo que dejaría al Gobierno y a su imagen muy mal parado. Las decisiones que se tomen en este momento van a influir para 2019”, dijo a Clarín uno de los radicales que suele conversar con los principales funcionarios del Gobierno. La crisis cambiaria, el traslado a los precios, un segundo semestre con menor actividad y la aceleración del ajuste fiscal a partir del acuerdo con el FMI encendieron las alarmas en la UCR, que propone "medidas contracíclicas" para mitigar el sacudón en una etapa en la que comenzará a despuntar la puja electoral. Ya con las tarifas Alfredo Cornejo y Carrió habían advertido sobre el fuerte impacto de los aumentos dispuestos por Juan José Aranguren y avalados por Macri.

Ahora uno de los puntos en común pasa por la contención de las pymes e incentivos a las economías regionales y sectores productivos, para intentar sostener la actividad y el empleo. La líder de la Coalición Cívica lo tomó como eje e inició recorridas por las provincias -esta semana fue a Santa Fe- para visitar empresarios y cooperativas. “Queremos cambiar la alianza económica tradicional por una alianza con las pymes exportadoras. Tiene que ser el modelo de desarrollo y crecimiento de la Argentina”, repitió en los últimos días. Carrió apoyó los cambios en el Gabinete -los consideró “imprescindibles”- en otra coincidencia con los radicales, que a su vez pedían una mayor intervención tanto en el mercado cambiario como en el valor del combustible y la energía. “El partido tiene una visión del rol del Estado en estos más activo. Cuando se te disparan ciertas variables hay que usar todas las herramientas disponibles”, marcó uno de los principales dirigentes.

Cornejo acercó dos propuestas con ese foco: beneficios en la legislación laboral para pymes y micropymes -“enredada” en la discusión con la CGT- y créditos con tasas diferenciales, que Nicolás Dujovne y Luis Caputo quedaron en evaluar. Desde el ala política del Gobierno dejaron entrever que habrá iniciativas para intentar sostener la actividad, todavía en estudio. María Eugenia Vidal anunció líneas de crédito blandos del banco Provincia para producción, compra de equipos y problemas financieros, el programa Compre Pyme y beneficios de ARBA. "Estamos viendo alguna medida que creemos que contribuirá significativamente a la baja de las tasas de las pymes. Estuvimos reunidos con los bancos. Tendrá que ver con algo regulatorio", dijo Caputo a Clarín el martes. “El tema es cuáles son las medidas. Para ser una ayuda real tienen que ser tasas bajas en serio”, expresaron escepticismo los aliados.

Uno de los principales hombres de la UCR propuso un secretario de Comercio “más fuerte” para lidiar con los empresarios y estimular el consumo “hasta que se ordene la economía”, dos puntos asociados al kirchnerismo para la mirada del macrismo: “No está en la filosofía de los muchachos, pero el plan económico fracasó y hay que rediseñar”.

Dos de los radicales con mayores vínculos con la Casa Rosada ubicaron el principal dique para los pedidos en el propio Macri, en una situación similar a la de tarifas. “Está muy firme en su diagnóstico, de que todo se resuelve bajando el déficit. La realidad lo está haciendo virar, hay que evitar la combinación de recesión y problemas políticos”, advirtió uno de ellos. "Compartimos la visión con Vidal, Frigerio, Monzó, también Marcos (Peña). El tema está en él parece. Nosotros pensamos que hay que dejar de desgastarlo”, contó otro. La llamada mesa política volverá a juntarse este viernes, en la Quinta de Olivos.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS