La flota de aviones presidenciales no se puede usar y Alberto Fernández fue a Chapadmalal en helicóptero

Politica
Lectura

La administración nacional de Alberto Ángel Fernández​ está realizando un estudio sobre el estado de la flota de aviones presidencial ya que el Tango 01, el Tango 10

y el Tango 04 están fuera de servicio.

Esta acción comenzó tras el viaje del presidente en diciembre, a las provincias de Entre Ríos y Santa Fe, para las juras de los mandatarios peronistas Gustavo Bordet y Omar Perotti. Como contó Ignacio Ortelli en Clarín, el aire acondicionado del Tango 10 no andaba.

"Fue un infierno ese viaje, ida y vuelta en un avión sin aire acondicionado", recuerda uno de los pasajeros de ese periplo.

Así que el repaso actual de la flota presidencial arroja el siguiente resultado:

- Tango 01, en desuso desde 2015.

- Tango 10, el del viaje a E. Ríos y Sta. Fe fue revisado nuevamente, para un viaje a Chaco en enero. La falla del aire acondicionado resultó ser un problema mayor, por lo que la nave pasé a reparación.

- Tango 04, una nave más grande pero de baja autonomía, también pasó a service.

Por eso, semanas atrás, el presidente Fernández se encontró ante un dilema: tenía que ir a Chapadmalal y no había nave para eso. Ante la consulta con el secretario General de Presidencia, Julio Vitobello, la primera chance era alquilar un avión.

Fernández analizó la situación y con su amigo Vitobello definieron que hiciera el trayecto hasta la Residencia Presidencial de Chapadmalal (lugar de vacaciones de los jefes de Estado construido en 1947) en helicóptero.

El trayecto (más de 400 kilómetros) fue así de 1 hora y 40 minutos, lejos de los 20 a 30 minutos que demoraría un avión o de las 5 o 6 horas que depararía el viaje en auto.

Así las cosas, Fernandez fue hasta el complejo vacacional presidencial a buscar a su pareja Fabiola Yáñez, quien pasó tres días de descanso allí, junto a su madre, su hermana y una sobrina.

El regreso de Alberto y su pareja también fue en helicóptero, por lo que al regreso, Vitobello apuró el informe que pidió a un equipo técnico que se armó en la Secretaría General de Presidencia.

Encabezado por Leonardo Barone, director de Logística designado por la actual administración, ese grupo tendrá en los próximos 15 días elaborado un dictamen sobre la flota presidencial. Tras eso, en Casa Rosada evaluarán qué hacer con esos aviones: cuál reparar, cuál se puede vender y si amerita, de ahora en más, y en virtud de los movimientos presidenciales, alquilar o comprar.

Ante la consulta de Clarín, ex funcionarios de la Secretaría General que orientó Fernando De Andreis, aseguraron que "desde el albertismo están intentando instalar que la flota está mal para justificar la compra de un avión" y que "tanto el 04 como 10 tienen todos los service hechos en fecha". Y que "al Tango 04 le tocaba la nueva inspección de rutina en diciembre".

El último viaje a Israel, Alberto lo hizo por cuenta del Gobierno de ese país (en Alitalia), modalidad que definió Jerusalén para la asistencia al Quinto Foro Mundial del Holocausto.

La gira que esta semana iniciará Fernández a Alemania, Francia, Italia y España la hará en Aerolíneas, la firma de bandera argentina. Pero para las próximas movidas internacionales, Presidencia ya deberá tener definida una modalidad y una definición sobre los históricos Tango.

Alberto Fernández fue recibido por la embajadora israelí en Argentina, Galit Ronen.

Alberto Fernández fue recibido por la embajadora israelí en Argentina, Galit Ronen.

Este dato sobre el deterioro de la flota presidencial se conoce en medio de otras "denuncias" por el panorama que habría dejado la administración de Mauricio Macri. Si bien en campaña Fernández había asegurado que no se hablaría de eso, desde hace varios días distintos ministerios salieron a advertir por "la herencia".

Una fue los más de 100 inmuebles -valuados en 16.000 millones de pesos- que habría cedido la Nación a la Ciudad de Buenos Aires (gobernada por Horacio Rodríguez Larreta​) tras las elecciones primarias.

Mirá también
El desafío de generar recursos

Otra es la situación en Obras Públicas: el ministro del área, Gabriel Katopodis, dijo que la gestión macrista apenas cumplió el 13% de las obras prometidas. Y que en Vialidad Nacional, había funcionarios "de los dos lados del mostrador", como dijo en Radio Con Vos.

Además, el "fernandismo" denuncia que hay varias capas gerenciales que no quieren dejar la administración central, tema que está siendo estudiado en la Jefatura de Gabinete, que orienta Santiago Cafiero​.

Desde el macrismo niegan que la situación sea tan grave y hacen sus propias críticas por la economía que no despega.