En Defensa también derogarán un decreto de Macri que dio más atribuciones a las FFAA

Politica
Lectura

Este sábado 2, el ministro de Defensa Agustín Rossi, y el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, esperarán el arribo de la Fragata Libertad, un espectáculo popular en el puerto de Mar

del Plata. Alberto Fernández habrá arribado de su viaje a Israel, y entre este y el que hará a Europa la próxima semana, lo espera la gestión política, en paralelo a la urgencia económica. Y en materia de Defensa, una de las medidas que tomarán, aún sin fecha, es la derogación de un decreto de Mauricio Macri, que derogó otro de Néstor Kirchner, y que le dio mayores atribuciones a las Fuerzas Armadas en cuestiones de Seguridad, como terrorismo y narcotráfico.

Fue en julio de 2018, cuando, además de un cambio de doctrina en materia de Seguridad, Macri y su entonces ministro Oscar Aguad, oficializaron el decreto 683. Este introdujo cambios en el decreto 727 de 2005 -cuando Nilda Garré era jefa de la Defensa- y derogó el 1691 de ese mismo año. Pero a decir verdad, pocos se concretaron.

El artículo 1° del 683 señalaba que las Fuerzas Armadas serían empleadas en forma disuasiva o efectiva" en "agresiones de origen externo" .

Esto cambió notablemente la letra que imperaba hasta 2018, donde para diferenciarse de la ley de seguridad interior se establecía que el enemigo era solo un país extranjero y no otros elementos. En la concepción de la administración Macri, terrorismo y narcotráfico fueron afectados como nuevas amenazas.

Mauricio Macri, junto a su ministro de Defensa Oscar Aguad y el jefe del Ejército, Claudio Pasqualini. (Captura)

Mauricio Macri, junto a su ministro de Defensa Oscar Aguad y el jefe del Ejército, Claudio Pasqualini. (Captura)

En ese mismo artículo 1 se aclaró que los cambios no afectan "lo dispuesto en la Ley N° 24.059 de Seguridad Interior y en la Ley Nº 24.948 de Reestructuración de las Fuerzas Armadas, en lo concerniente a los escenarios en los que se prevé el empleo del instrumento militar y a las disposiciones que definen el alcance de dicha intervención en Operaciones de Apoyo a la Seguridad Interior.

Pese a ello, el kirchnerismo criticó a diestra y siniestra la nueva normativa, que la consideró una vuelta a los '70. Y señaló, a través de sus voceros que la participación de las fuerzas armadas en Seguridad interior traería consigo violencia como las de México o Colombia con los militares en las calles.

El único movimiento en Seguridad que registró la Defensa bajo el gobierno de Macri fue en controles contra el narco y el terrorismo en la frontera norte, igual que lo hicieron los operativos de Nilda Garré, que violaban la misma normativa vigente. Con Macri el problema fue el equipamiento. La crisis económica y el ajuste trajo consigo problemas para el desempeño técnico de los operativos, incluso para la alimentación de la tropa. 

Ahora, en el equipo de Rossi analizan y trabajan la letra del decreto que matará decreto. Todavía no tiene forma completa ni detalles ese borrador, cuyo contenido aún no circuló. Pero afirma que buscará  "volver a las bases de la defensa que dejó el gobierno de Raúl Alfonsín". En un un reportaje con Clarín que la Argentina tiene una ley de Defensa, una ley de seguridad interior,  y una la ley de inteligencia, que son "piramidales de nuestra democracia". El ministro entonces dijo que estaban analizando punto por punto para ver qué cambiaban. "Lo que sí voy a hacer sobre eso es que no quiero que quede ninguna puerta abierta para que por ahí alguien pueda creer que las Fuerzas Armadas se pueden meter en cuestiones de seguridad interior", señaló entonces.

Otro de los elementos que están en la mira de la normativa Macri es la  lista de operaciones para el empleo de las Fuerzas Armadas:  las Operaciones en Defensa de los intereses vitales de la Nación; Operaciones dispuestas en el Marco de la Organización de las Naciones Unidas u otros organismos internacionales; Operaciones encuadradas en la Ley N° 24.059 y Operaciones en Apoyo a la Comunidad Nacional e Internacional".

Y también un artículo (el 24bis), por el cual el Sistema de Defensa Naciona l "ejercerá la custodia de objetivos estratégicos", que pueden ir desde represas, e instalaciones nucleares a yacimientos naturales como el de Vaca Muerta, donde habitualmente la custodia la ejerce Gendarmería.  Y por otro lado, en definiciones algo confusas, la ley también recortó algunos atributos del ministro civil de la Defensa, que Rossi busca recuperar. En unos días, por cierto, el ministro encabezará el cambio de las cúpulas militares de Ejército, Fuerza Aérea, Armada, y Estado Mayor Conjunto.