Kicillof ya tomó la decisión: la Provincia pagará el "bono" a estatales

Politica
Lectura

Axel Kicillof ya lo decidió. Al igual que Nación y a pesar de las dificultades financieras que atraviesa la Provincia, que lo forzaron a convocar a los acreedores para

target="_blank" data-cke-saved-href="https://www.clarin.com/economia/claves-entender-pasa-provincia-deuda_0_k4_tX9zC.html" target="_blank" href="https://www.clarin.com/economia/claves-entender-pasa-provincia-deuda_0_k4_tX9zC.html">reprogramar el vencimiento de la deuda, el gobernador bonaerense dio la orden a su equipo para que su administración pague el aumento de sueldos a los empleados públicos. 

Desde la Gobernación confirmaron a Clarín que "la decisión política ya está tomada" y que sólo resta definir el alcance del aumento, que quedará a cuenta de la paritaria.

Sin embargo, en La Plata adelantaron que el beneficio para los estatales sería idéntico al que recibirán los trabajadores que dependen de Nación: es decir, dos pagos, de tres mil y mil pesos, a cobrar en marzo y abril, respectivamente. La suba será a cuenta de la paritaria. 

Con margen para su implementación, en La Plata se tomarán unos días más para terminar de pulir los detalles. Sin embargo, no se descarta que sea anunciado la próxima semana.  

El desembolso que podría hacer la Provincia para hacer frente a la medida oscila en torno a los $ 2.000 millones de pesos. Con ese limitante es que trabajan en el equipo del gobernador. 

El principal interrogante de la gestión provincial gira en torno al universo que accederá a la suba. Mientras el Gobierno nacional estableció como tope los empleados con sueldos de hasta 60 mil pesos en bruto e incluyó a Fuerzas Armadas y de Seguridad, en La Plata advierten que "hay un margen acotado" y admiten que es probable que deban restringirlo.

Para contextualizarlo: la Policía Bonaerense cuenta con 90 mil efectivos, con sueldos en su mayoría inferiores al tope impuesto por Nación. A eso habría que sumarle el personal médico y docente, que también conforman un número importante. Difícil que el aumento sea para todos. "Vamos a priorizar a los que más relegados quedaron. Y a los que no podamos llegar, les vamos a tener que pedir paciencia", dijeron cerca de Kicillof.

Lejos de considerarla una iniciativa contradictoria con la situación financiera de la Provincia, justo cuando se intenta lograr el objetivo de que el 75 por ciento de los acreedores de la deuda que vence el 26 de enero acepte reprogramar los pagos de capital, en el entorno del gobernador resaltan que se trata de otra muestra de que la prioridad es cuidar a los sectores más vulnerables.

En un contexto económico adverso para el grueso de los distritos, que obligó a varios mandatarios a pasar por el despacho del ministro del Interior, Eduardo "Wado" de Pedro, para pedir asistencia de Nación para poder frente a sueldos, la Provincia sería la única que pagaría el bono.

Si bien se trata de una decisión que depende estrictamente del gobernador, desde su entorno aseguraron a Clarín que fue anticipada a la Casa Rosada: "El Presidente ya fue avisado. Es un tema que ya viene trabajando (el ministro de Economía provincial) Pablo López con (el ministro nacional Martín) Guzmán", indicaron, al reafirmar el trabajo coordinado entre ambas administraciones.

En definitiva, el aporte que hizo Nación, a diferencia del resto de las provincias, por ahora es modesto: no inyectó fondos sino que a través de la ANSeS aceptó refinanciar un pago de títulos de deuda por 250 millones de dólares -con los intereses eran unos US$ 263 millones- que la administración Kicillof debía pagar este viernes.

NE