Denuncian una maniobra K para evitar que arranque el juicio por la denuncia de Nisman contra el Pacto con Irán

Politica
Lectura

El abogado Tomás Farini Duggan -representante de los familiares de víctimas del atentado a la AMIA, Luis Czyzewski y Mario Averbuch- denunció hoy ante el Tribunal Oral Federal 8 (TOF 8)

una maniobra con la declaración del ex titular de Interpol Ronald Noble para “intentar anular” el juicio por la denuncia del ex fiscal Alberto Nisman contra Cristina Kirchner por supuesto encubrimiento de cinco iraníes acusados por el ataque de 1994.

En un escrito presentado ante el TOF 8, Farini Duggan recordó que la defensa del ex secretario legal y técnico de la Presidencia y actual Procurador general de Tesoro Carlos Zannini solicitó la declaración testimonial anticipada de Noble y su segundo Joel Sollier. Además, que la defensa alega que residen en el extranjero y que por ello podría presumirse que no concurrirán al debate, “configurándose … una de las causales previstas por el Código expresamente para autorizar su declaración antes del inicio del juicio, pues configuraría la hipótesis del “impedimento” al que se refiere… la regla del art 357…”

Alrededor de la declaración de Noble gira un debate clave sobre si el Pacto con Irán del 2013 puso en peligro y flexibilizó las alertas rojas emitidas por Interpol contra cinco iraníes acusados de ser los autores intelectuales del atentado contra la AMIA de 1994. En la causa, está procesada la vicepresidenta Cristina Kirchner, Zannini y ex funcionarios K. El juez federal Claudio Bonadio elevó en marzo del 2018 la causa por la denuncia de Nisman a juicio oral y, hasta ahora, el proceso no empezó.

Sin embargo, el querellante señaló que el hecho de que Noble y Sollier vivan en el extranjero “no justifica sus declaraciones anticipadas. Podrán declarar durante la audiencia de debate presentándose personalmente o, como lo reconoce la propia defensa en su presentación, mediante el empleo de medios tecnológicos (a modo de ejemplo, una video conferencia)”.

Luego, recodó que el ex fiscal Luis Moreno Ocampo (quien cumplió la doble función de- interceder, a pedido de Timerman, ante la DAIA para que no se oponga al Memorándum de entendimiento con Irán y asesorar a Ronald Noble en este expediente) declaró públicamente que el sentido de la presentación era otro: “Si Noble declara, se acaba la causa” (se aportan en copias algunas de las notas periodísticas que transcriben sus declaraciones).

Consecuentemente, “solicitamos que se determine si el pedido de declaraciones anticipadas -sin fundamento que lo justifique- tiene por objeto “evitar” la realización del juicio oral y público que debe producirse en este proceso, como lo sugirió Moreno Ocampo”.

Además, Noble y Sollier “no pueden declarar como testigos en este proceso pues, al confirmar los procesamientos dictados, la Cámara Federal dispuso investigar “la actuación… cambiante, de ciertos miembros de Interpol a lo largo de las negociaciones, la puesta en práctica del art. 7 del memorándum y después”. Desde ese punto de vista, corresponderá en lo que sigue revisar la manera en que se ha instado la participación en el proceso de Ronald Noble, merituando las intervenciones formales e informales que tuvo, incluso durante el trámite de esta apelación”, agregó el escrito. Es decir que están imputados.

Finalmente, recordó que “Luis s Fuensalida (quien fue encargado de Interpol Argentina) desmintió por completo esa afirmación, al declarar “que la medida de suspender las circulares rojas en el año 2004 sin previa consulta a la justicia argentina fue una actitud poco objetiva de parte de Noble”