Juan Grabois reprochó al Gobierno que tome “de boludos a los pobres” con las tarjetas alimentarias

Politica
Lectura

El dirigente de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), Juan Grabois, hizo duras críticas contra la iniciativa de la tarjeta alimentaria que promueve la gestión de Alberto Fernández, enmarcada dentro del programa Argentina contra el Hambre.

 


Pese a sentirse parte del proyecto político del Gobierno, a su entender no se enfocó bien la medida, desde su implementación al trato que se le da a los beneficiarios del mismo.

“Yo no estoy de acuerdo con lo que están haciendo con las tarjetas. Me parece que es un retroceso ideológico, político y operativo”, fue la afirmación que hizo Grabois cuando fue consultado por el periodista Ernesto Tenembaum por Radio Con Vos.

El primer cuestionamiento de Grabois fue en relación a la creación de un plástico, cuando se podía haber centralizado por otra vía. “Hay un sistema que funciona muy bien en la Argentina, que es el de la AUH, donde todo el mundo tiene su tarjeta ya impresa, la ANSES tienen una red impresionante que está totalmente despersonalizada. Es una marca asociada a los derechos de la seguridad social (...). Perfectamente se podría haber canalizado esta asistencia alimentaria a través del ANSES y transformarla en un derecho”, expuso.

En ese sentido, el dirigente social agregó. “Ahí hay un problema operativo: imprimir 1.400.000 tarjetas y distribuirlas no es moco de pavo. El sentido de la urgencia debería haber primado para tomar una decisión que se pudiera implementar en 48 horas como era hacerlo a través de la ANSES”. El ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, informó que desde el Gobierno estiman que recién a fines de marzo van a tener cubierto la totalidad del territorio del país.

Por otro lado, Grabois también mostró su rechazo a que la tarjeta alimentaria se distribuya "con presencia de intendentes y funcionarios" y con “gente haciendo filas”. “Me parece un retroceso político”, manifestó.

No me gusta que se insista tanto en que la gente no va a poder sacar la plata, ni comprar alcohol, dijo Grabois

Otro punto en el que el líder de la CTEP mostró su divergencia con la Casa Rosada fue en el modo en el que se informa del funcionamiento del plástico a los beneficiarios del mismo: “No me gusta que se insista tanto en que la gente no va a poder sacar la plata, ni comprar alcohol, y que van a hacer un curso de nutrición y de cuidado de chicos. Tomar de boludos a los pobres no me cabe a mí”.

Grabois aclaró que en los sectores más vulnerables "masivamente las madres usan la plata en alimentos, útiles, y otras cosas que necesitan sus hijos". “Ser pobre estadísticamente es tener poca plata, no llegar a la canasta básica alimenticia. Entonces, para resolver la indigencia es un problema de plata y si eso se hubiese volcado a la Asignación Universal por Hijo yo creo que se hubiera simplificado al operatoria, estaría totalmente despartidizado y reforzaría una política de estado que han mantenido los sucesivos Gobiernos, porque también la mantuvo el gobierno de Macri”, señaló.

Finalmente, Grabois destacó que la tarjeta tiene una complejidad adicional. “En las villas y comercios de barrio no tienen posnet y entonces de alguna manera es concentrar ese consumo en el supermercadismo que es bastante monopólico en la Argentina. Y por otro lado, favorece a los productos de monopolios y multinacionales que son las que tienen espacios de privilegio en los supermercados”, indicó.

B.D.N./MC

fuente perfil

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS
Cargando...