Cómo funcionará la tarjeta alimentaria que lanzará el Gobierno esta semana

Politica
Lectura

El Gobierno ajusta detalles para lanzar esta semana la nueva tarjeta alimentaria, que busca revertir los índices de pobreza y beneficiar a 2 millones de personas entre embarazadas y madres de chicos menores

de seis años, de los sectores más vulnerables.

Si bien la intención oficial era comenzar con este programa desde el año entrante, el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, anticipó que lo implementarán antes de Navidad. "Adelantamos la fecha porque hay hambre. Es una situación crítica y ha sido un año muy duro. Arrancaremos antes de Navidad en algunas localidades y cubriremos todo el país para febrero", sostuvo el funcionario en diálogo con Mauro Viale (América).

¿Cómo funcionará el sistema? La tarjeta, emitida por el Banco Nación, permitirá a las familias beneficiadas comprar alimentos (excepto bebidas alcohólicas), pero no extraer dinero de los cajeros, como los plásticos tradicionales o la Asignación Universal por Hijo.

Así, las familias podrán acceder a 13 rubros de la canasta básica, con fuerte predominio de carnes, frutas y verduras.

Habrá dos tipos de credencial en función de su monto: una de 4 mil pesos, que será entregada a las madres embarazadas a partir del tercer mes y familias con un solo chico; y otra de 6 mil pesos, que tendrá como destinatario a los padres de dos o más hijos. En ambos casos, se recargarán el tercer viernes de cada mes. "Porque la segunda quincena siempre es la más dura", explicó el ministro. 

Arroyo insistió en que no será necesario anotarse en el sistema, pues se actualizará automáticamente con la base de datos oficial: "No hay que hacer ningún tipo de trámite. Cuando una mujer está en el tercer mes de embarazo, entra en el sistema. Y cuando el chico cumple siete años, sale. Esto se actualiza de manera automática". Y agregó: "Los beneficiarios serán notificados a través de un mensaje de Anses, ya sea por celular o vía mail".

Además, Arroyo indicó que la distribución del plástico comenzará por las zonas "más críticas", aunque evitó dar precisiones al respecto: "Iremos anunciando las localidades a medida que avancemos con el plan. Los barrios en situación más crítica en general están en los grandes centros urbanos".

"Los estudios marcan que el 14 por ciento de los chicos tienen lo que se llama inseguridad alimentaria severa, lo que yo menciono como saltearse una comida. Esto no puede pasar en la Argentina. Está claro que la Argentina no es la hambruna de la Segunda Guerra Mundial, pero no puede pasar esto", había dicho el funcionario días atrás.

La tarjeta alimentaria forma parte del Plan contra el Hambre, que será presentado oficialmente el viernes próximo por el presidente Alberto Fernández. También allí el mandatario formalizará el Consejo Federal Argentina Contra el Hambre junto con empresarios, sindicalistas, dirigentes políticos, sociales y religiosos.

"A partir del miércoles se va empezar a instaurar el Plan contra el Hambre y eso va a reactivar sensiblemente la actividad en todo el país en lo relativo al consumo", expresó Fernández en una entrevista con Radio Mitre, en la que sostuvo que el dinero que se destine a este plan será "una inyección de consumo".