Extraditan a un represor argentino en Francia: está acusado de 500 delitos de lesa humanidad

Politica
Lectura

El expolicía argentino Mario Sandoval partirá este domingo a la noche de París con destino a Buenos Aires en cumplimiento de la orden de extradición a Argentina, donde debe ser

juzgado por la desaparición de un estudiante en 1976. 

Sandoval, de 66 años, partirá en un vuelo de la aerolínea Air France con destino a la capital argentina, después de que se agotaran en Francia todos los recursos contra la extradición decretada por el Gobierno francés, agregaron las fuentes.

El expolicía, sospechoso de haber participado en más de medio millar de asesinatos y secuestros durante la dictadura argentina, se encontraba en Francia desde 1985.

Desde 2012 las autoridades argentinas reclamaban su extradición, que finalmente fue aprobada por el Gobierno de Emmanuel Macron el pasado 21 de agosto, aunque solo por la desaparición del estudiante de arquitectura Hernán Abriata en 1976.

Sandoval, que asegura no ser la persona que reclama la justicia argentina, multiplicó los recursos contra su entrega a su país de origen. Primero al Tribual Supremo, que no le dio la razón en mayo de 2018, y, un año más tarde, lo hizo el Constitucional.

Después de que el Gobierno firmara la orden de extradición, el expolicía acudió al Consejo de Estado, máxima instancia administrativa de Francia, con el argumento de que los delitos que se le imputaban ya habían prescrito.

Pero esa instancia también rechazó su recurso el pasado día 11, al considerar que, al no haberse demostrado que Abriata había fallecido, no podía comenzar a contar el periodo de prescripción, que en caso de los secuestros solo se inicia una vez finalizado ese delito.

Pocas horas después de que el Consejo de Estado publicara esa decisión, Sandoval fue arrestado en su domicilio de las afueras de París, en Nogent sur Marne, con vistas a su extradición para la que las autoridades francesas disponían de siete días.

Ese plazo fue aprovechado por los abogados del expolicía para presentar un último recurso ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo, que lo rechazó dos días más tarde.

La abogada del Estado argentino en este caso, Sophie Thonon-Wesfreid, celebró esta decisión y aseguró a la agencia de noticias EFE que "ha acabado un combate pero ahora empieza el más importante, el que le llevará a responder de sus delitos".

Fuente EFE.