Héctor Timerman y el ex canciller de Irán le pidieron a Interpol que dejara de lado las alertas rojas

Politica
Lectura

Lo hicieron en una nota firmada en 2013 por los cancilleres de ambos países.

La Cancillería se encuentra a la espera de una respuesta formal de Interpol a un pedido que comenzó un año atrás y que tiene sus antecedentes en las secuelas diplomáticas e internacionales que dejó la firma del Memorándum de Entendimiento con Irán.

El pedido que envió por escrito el ministro Jorge Faurie a la policía internacional el pasado 10 de noviembre solicita que se eliminen de los sistemas internos del organismo una suerte de "asterisco" o "advertencia" que informa que Argentina e Irán firmaron un acuerdo para resolver el tema del atentado de manera bilateral.

El gobierno considera que ello debilita los pedidos de captura contra los iraníes acusados de ser autores intelectuales del atentado a la AMIA (1994) y afirma que, mientras ese pedido está en trámite, se aclare en dichas "advertencias" que para la Argentina el memorándum no está en vigor y fue declarado inconstitucional, lo que motivó un intercambio de notas entre la ex canciller Susana Malcorra, Faurie, y su colega iraní hoy, Mohammad Zarif.

Es que dichas advertencias (o "banners") son fruto de una carta histórica cuya copia se publica aquí.

Fue firmada por los cancilleres de los ex presidentes Cristina Kirchner y Mahmud Ahmadinejad y figura entre las pruebas centrales del fallo del juez federal Claudio Bonadio, quien ratificó la acusación del ex fiscal Alberto Nisman, aparecido muerto en enero de 2015 cuatro días después de su denuncia.

Héctor Timerman y el ex canciller de Irán le pidieron a Interpol que dejara de lado las alertas rojas

La carta que firmaron los cancilleres Timerman de Argentina y Salehi de Irán

Nisman acusó a Cristina al canciller Héctor Timerman de encubrir a los persas reclamados por la Justicia argentina con el memorándum firmado con Teherán, cuya presunta finalidad era la de levantar las alertas rojas como siempre quiso Irán.

La misiva que justificaba a corto plazo el levantamiento de las alertas rojas la firmaron Timerman y el entonces canciller de Irán, Alí Akbar Salehi.

Se la enviaron al entonces secretario general de Interpol, Ronald Noble, el 15 de febrero de 2013, menos de un mes después de la firma de su acuerdo sellado en Etiopía.

Empieza diciendo que le mandaban "copia del MOU concluido" entre Irán y Argentina "sobre el ataque con bomba a la AMIA" como demanda el "acuerdo en su artículo 7".

En su escrito, Timerman y Salehi le expresaron a Noble que "apreciaban" sus "esfuerzos en los años pasados" porque en "muchas ocasiones", hizo que "las delegaciones de nuestros países estuvieran juntas para resolver sus diferencias en su organización con entendimiento mutuo y respeto".

Y luego sellan un compromiso por demás peligroso para la estrategia jurídica argentina. "Estamos contentos de informarle que ambos países han acordado que los asuntos entre ellos sobre el caso AMIA van a ser resueltos a través de la cooperación bilateral".

Tomas Farini Duggan, abogado querellante por familiarse de vícitimas de la AMIA, señaló que esa nota es una prueba contundente de que Irán tenía como objeto que cesara la intervención de Interpol.

Una nota que le informara al secretario del organismo que los dos países habían llegado a entendimiento que resolverían por la cooperación bilateral sólo podía conducir a prescindir de la policía internacional y por lo tanto de las alertas rojas contra los persas, y hay antecedentes de ello, señaló.

"Interpol tenía dos alternativas para levantarlas: que el juez decrete su levantamiento o que exista un acuerdo entre los dos países", agregó.

Un cable de la agencia oficial del gobierno de Irán (IRNA) fechado el 17 de marzo de 2013 informaba: “En diálogo con IRNA, él (por el ministro Salehi) dijo que la República Islámica de Irán ha condenado el ataque al centro judío argentino de 1994 y está trabajando con el gobierno de Argentina para resolver la cuestión expuesta sobre el Memorándum de Entendimiento firmado por representantes de los dos gobiernos”.

Agregaba IRNA: “Dijo (Salehi) que basado en el acuerdo firmado por Irán y Argentina, la Policía Internacional (Interpol) debe levantar las alertas rojas contra cuatro funcionarios iraníes”.​

Héctor Timerman y el ex canciller de Irán le pidieron a Interpol que dejara de lado las alertas rojas

Héctor Timerman y Roland Noble en una reunión en

En los últimos días, tras el pedido de Bonadio del desafuero y detención de Cristina y prisión para algunos de quienes fueron sus funcionarios (Timerman, Carlos Zannini) por el presunto encubrimiento, Noble utilizó su cuenta de Twitter para criticar al juez y ciertos medios de comunicación.

Defendió su actuación, la de Timerman y negó intencionalidad argentina de levantar las alertas. Recordó que el ex canciller argentino mandó en paralelo a la nota con Salehi otra misiva personal que ratificaba el pedido de alertas rojas. Y hubo un viaje de Timerman para garantizarlo.

Lo que no dice es que ello ocurrió sólo tras el terremoto político que causó en el país la firma del memorándum de entendimiento con sus agujeros jurídicos. 

Las advertencias están en las fichas del intercambio de cartas que se conoció en estos días entre los cancilleres Susana Malcorra, su sucesor Jorge Faurie y actual ministro iraní, Mohammad Zarif, persiste un reclamo que Argentina le está haciendo a Interpol para que elimine esos asteriscos (o advertencias). El duelo en esas misivas es que los iraníes reclaman que el memorándum entró en vigor y la administración actual que no.

fuente clarín

 

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS