"Fractura", por Netflix: la diferencia entre misterio y suspenso

Espectaculos
Lectura

No es lo mismo misterio que suspenso.

A lo que juega Brad Anderson es a lo primero en Fractura, un thriller casi de encierro. Porque todo lo que le suceda o

crea sucederle o lo que sea a Ray Monroe (Sam Worthington, el soldado paralítico de Avatar) pasa en una clínica, posterior a una discusión de pareja y un accidente que tiene su hijita Peri.

La diferencia entre misterio y suspenso es crucial para entender de qué va Fractura. Como en otras realizaciones anteriores del director, porque como a Trevor (Christian Bale) en El maquinista, llega un momento en el que Ray -y con él, el espectador-, empieza a dudar de su salud mental.

De ahí lo de misterio.

x

Y porque el público sabe solo lo que ve. Y eso es lo que Ray hace y observa.

Parece que el matrimonio con Joanne, ese Día de Acción de Gracias, no está nada bien. Van en auto, la hijita de 6 años desea ir al baño. Se detienen en una estación de servicio. Y un hecho inesperado, pero nada fuera de lo común, hace que Ray deba llegar a Peri a una clínica que vio a pocos kilómetros de la estación.

Y allí comienza el misterio.

No porque tarden en atenderlo, por más que vayan por una urgencia. Las preguntas que le hacen en la recepción son algo fuera de lugar. Y cuando lleven a Peri a hacerse un estudio, y Joanne la acompañe… Será la última vez que las vea.

Y, aunque parezca mentira, nadie le cree a Ray.

Nadie.

Y hasta el espectador empieza a desconfiar.

Pero no tiene motivos, porque vio todo lo que sucedió. Salvo cuando en un momento, antes de llegar a la clínica, escuchemos que le dicen “lo siento, Sr. Monroe, perdimos a ambas”.

Fractura empieza como un filme, sí, de suspenso, pero lo que prima después es el misterio. Y estará en cada espectador juzgar si el desenlace condice con lo que fue viendo, si es traído de los pelos, o si le tomaron el ídem.

Anderson se había mostrado mucho más efectivo en El maquinista, y salvemos o no la diferencia interpretativa entre el actor del Batman de Christopher Nolan y el de Avatar de James Cameron.

No pasa sólo por lo creíble que sea lo que manifiesten y nos llegue de ellos.

Pasa por la confianza que uno le deposita al director, y que se lanza a dejarse “engañar”, en el mejor sentido. Como siempre, el espectador tiene la palabra.

"Fractura"

Buena

Thriller. EE.UU., 2019. 99’, SAM 16. De: Brad Anderson. Con: Sam Worthington, Lily Rabe, Lucy Capri Disponible en: Netflix.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

CARGANDO COMENTARIOS

Clarín

Para comentar debés activar tu cuenta haciendo clic en el e-mail que te enviamos a la casilla ¿No encontraste el e-mail? Hace clic acá y te lo volvemos a enviar.

Clarín

Para comentar nuestras notas por favor completá los siguientes datos.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS
Cargando...