Luis Fonsi y la vida después de Despacito: luces y sombras de un éxito global

Espectaculos
Lectura

El jet lag no condiciona sus múltiples compromisos. “¿Acaso se me ve muy cansado?”, retruca con humorLuis Fonsi (41) mientras en el primer piso de un hotel del barrio de

Retiro Clarín indaga sobre sus últimas 16 horas arriba de un avión. Probablemente esté algo agotado -ya que voló de Los Ángeles a Miami y de Miami Buenos Aires y antes de que amanezca viajará a Chile-, pero su natural simpatía borra cualquier signo visible de agotamiento.

“Me obligué a dormir durante el viaje, aunque en el primer vuelo no pude hacerlo porque soy un poco inquieto y me la paso viendo series, leyendo o escribiendo. Vengo de estar 6 o 7 días en un estudio en California escribiendo canciones y me siento muy contento de estar aquí, porque hacía tiempito que no visitaba Buenos Aires”, comenta el ganador de cinco Latin Grammy y autor de Vida, su noveno material discográfico que lo llevó de gira por Europa, Estados Unidos y que presentará en el Luna Park el 31 de octubre.

“Nunca voy a olvidar mi primera visita promocional a Argentina en el año 2000, cuando desde mi carro vi el famoso Luna Park, donde ese fin de semana cantaba Arjona. Pensaba: 'Un día voy a hacer uno'. Cada vez que tengo un concierto ahí me regresa un poco a ese comienzo de picar piedras, de visitar todo el interior con mi disquito o mi cassette debajo del brazo y de tener que ganarme poco a poco un espacio dentro de esta industria”, recapitula el creador de Despacito, el hit más escuchado y reproducido de los últimos tiempos, que al día de hoy registra 6.4 billones de visitas en Youtube.

Si hay cansancio, que no se note. A pesar de las horas de vuelo acumuladas, Fonsi no negocia el buen humor. (Foto: Juan Manuel Foglia)

Si hay cansancio, que no se note. A pesar de las horas de vuelo acumuladas, Fonsi no negocia el buen humor. (Foto: Juan Manuel Foglia)

Con un disco de 15 canciones, que desafía las barreras del idioma e incluye baladas modernas y remixes con colaboraciones de Justin Bieber, Daddy Yankee, Demi Lovato, Stefflon Don, Ozuna y Karol G, la estrella del pop latino nacida en San Juan de Puerto Rico promete: “Además de todas las canciones que fueron parte de mi trayectoria y algunas nuevas, este show tendrá muchas sorpresas”.

-Hace cuatro años que no sacabas un álbum. ¿Por qué te llevó tanto tiempo?

-Desde que empecé a componer, con todo lo que implica la búsqueda tradicional de hacer un nuevo disco, pasó un tiempo natural entre hacerlo, grabarlo, lanzar el primer single. Sucedió también que el tema Despacito obligó a retrasar todo un poco por el fenómeno en que se convirtió. Agarró tanto vuelo que, positivamente, atrasó el resto de los otros singles.

-¿Conservas los siete récord Guinness que te otorgaron por ese hit que arrasó con los rankings mundiales?

-Sí, imaginate que no es algo que se da todos los días. Los tengo muy bien guardados en mi oficina junto con otros premios. Son cosas que no sé si voy a poder lograr otra vez.

El cantautor puertorriqueño Luis Fonsi posa con sus siete récords Guinness recibidos por su canción "Despacito". "Los tengo bien guardados", dice. (Foto: EFE/Giorgio Viera)

El cantautor puertorriqueño Luis Fonsi posa con sus siete récords Guinness recibidos por su canción "Despacito". "Los tengo bien guardados", dice. (Foto: EFE/Giorgio Viera)

-Dijiste que sería como ganarte la lotería dos veces seguidas.

-Claro. Y algo que eventualmente me preguntan es: "¿Piensas que vas a hacer otro 'Despacito'?" Y les digo que absolutamente no. Por muchas razones, pero principalmente porque esa canción ya se hizo. Esa combinación, ese momento y ese sonido fueron ahí. Y tratar de duplicarlo, aunque sé que no lo voy a lograr, sería un gran error porque no es lo que uno busca.

-¿Y qué buscas?

-Uno busca crecer, evolucionar, crear sonidos nuevos. Nunca me he sentado a escribir una canción para decir: "Esto tiene que ser un hit", o qué acorde tengo que escribir para que lo sea. El hecho de que haya sido un fenómeno, por 'x' razón, es al final del día, porque así es la música. Nacen fenómenos así de vez en cuando y tuve la suerte de ser parte de uno. No pretendo ser parte de dos.

-¿Te volvió a pasar, como se dio aquella vez, el despertarte con una melodía en la cabeza?

-Sí, me pasa mucho. Me atrevería a decirte que tres o cuatro días de la semana me levanto con ideas melódicas o cantando una canción que ya existe. Esta mañana pensaba en que me gustaría sentarme a hablar con un doctor que sepa y me explique por qué, fuera de lo obvio, sucede eso. Debe haber una teoría, algo que suene muy inteligente.

x

-El “boom” de tu carrera coincidió con el nacimiento de tu segundo hijo, Rocco. ¿Te dio pena perderte momentos importantes con él mientras te la pasabas arriba de un avión llevando Despacito a lugares impensados como Vietnam, Moscú o Serbia?

-Su nacimiento vino en plena tormenta y locura, pero lo celebro porque pienso que quizás fue él quien me trajo ese momento, que nació como dicen con el pan bajo el brazo. Recuerdo estar filmando el videoclip de Despacito en Puerto Rico y mi esposa en Miami, con contracciones en el hospital. Fueron falsas, pero yo estaba muriéndome en pleno video. Hoy en el clip nos ves a todos pasándola bien y bailando, pero en realidad yo estoy por dentro pensando: “¡Dios mío, que no nazca el niño, que no nazca el niño!”. Sí me da pena perderme de muchas cosas y ahora mismo me da pena no estar con ellos. Esa es la parte difícil y oscura de mi trabajo. Me he perdido mucho de él, de mi hija y de mi esposa, de mis padres, hermanos y sobrinos. La columna de lo positivo es más grande que la de lo negativo y no me quejo pero es el sacrificio más fuerte. Soy familiero y el contacto físico, el amor, ese beso de mi hija a la mañana, esa risa de mi hijo ningún FaceTime lo puede replicar. Es algo que nunca me acostumbraré ni quiero hacerlo. La tecnología no reemplaza, aunque también ayuda. Yo hago las tareas escolares con mi hija por cámara y le reviso los problemas matemáticos por el teléfono, literalmente. Gracias a dios tengo una esposa (Águeda López) que siempre está ahí para todo.

“La columna de lo positivo es más grande que la de lo negativo y no me quejo pero es el sacrificio más fuerte. Soy familiero y el contacto físico, el amor, ese beso de mi hija a la mañana, esa risa de mi hijo ningún FaceTime lo puede replicar. Es algo que nunca me acostumbraré ni quiero hacerlo.”

-¿También para darte un feedback antes de lanzar una canción al mercado?

-Yo digo que ella es muy española para criticar, cosa que es fuerte pero es un cumplido. Todo es blanco o negro, y eso me gusta mucho. Escucha una canción y me dice: “Me gustó más la otra”. Es simplemente honesta, como debe ser. Mis hijos también son un filtro brutal porque escuchan la música con otros oídos y otro tipo de feeling. Y cuando conectan hay que prestarle atención.

-El año pasado trascendió que estuviste distanciado de tu colega Daddy Yankee y que él no quiso compartir escenario con vos. ¿Existió esa rivalidad?

-No existió en lo absoluto y nunca nos distanciamos. Fue gracioso porque dos semanas antes cantamos juntos en España y dos semanas después cantó conmigo en Puerto Rico. Somos muy amigos y dos artistas de dos géneros diferentes, con estrategias diferentes y creo que es la gente la que pretende que siempre que estemos en la misma área tengamos que cantar esa canción. Y no es así, algunas veces hemos dicho que no. No porque no quisiéramos cantarla juntos sino porque ya lo hicimos y hay que tener un balance.

-Además de coach del reality de talentos “La Voz” USA, te desempeñaste como actor en series y telenovelas. ¿Es una licencia que te volverías a tomar?

-A ver, si me das a elegir, estoy clarísimo que elijo hacer música porque es donde más cómodo me siento. La actuación la veo más como un trabajo, aunque he hecho cosas que me han apasionado, como novelas en México y un musical de tango en Broadway. Pero no es que dejaría la música para irme a audicionar a Los Ángeles por un rol.

Daddy Yankee y Luis Fonsi, en la entrega de los premios Billboard. "Nunca nos distanciamos", asegura Fonsi. (Foto: Eric Jamison/Invision/AP)

Daddy Yankee y Luis Fonsi, en la entrega de los premios Billboard. "Nunca nos distanciamos", asegura Fonsi. (Foto: Eric Jamison/Invision/AP)

-¿Sos mejor jugador de golf que actor?

-(Risas) Ahora mismo creo que soy mejor actor porque hace mucho tiempo no juego. Estoy un poquito fuera de práctica, mi golf está un poco abandonado. Siempre juego para las navidades que me tomo un tiempo libre y le vuelvo a agarrar el swing.

-Criticaste la política migratoria de Donald Trump en Estados Unidos y alguna vez le has contestado al mismo mandatario a través de tu cuenta de Twitter.

-Porque me preocupa que nuestro máximo líder, nuestro Presidente, que para mí es alguien que tiene que unir a la gente está creando exactamente lo opuesto. Y va más allá de decir racismo. Él es la voz de esas personas que ni se atreven a decir lo que él dice y entonces lo hace por ellos. Es horrible, obviamente no soy fanático suyo y para mí no representa lo que es ser americano. Ver, sentir y escuchar todo lo que ha luchado mucha gente para llegar a los Estados Unidos y que te miren como te miran, más ahora que él lo hace como algo normal... Decir que los mexicanos son criminales, que si cruzan the wall (el muro) deben dispararle en las piernas. Hablar de las mujeres como habla. ¿Qué es eso? ¿En qué mundo vivimos? Es triste y me da mucho miedo. Sólo espero que sea algo pasajero. Creo que la gente no aguanta más quedarse callada. Ahora que soy padre de dos hijos me preocupa su futuro. Aunque soy americano, soy un latino viviendo en los Estados Unidos y soy una voz. Y he visto el poder tan inmenso que tiene la música para unir, he tenido éxito cantando en español en los Estados Unidos, he visto visitado países donde no hay tantos latinos y hay respeto. Y que uno llegue a los Estados Unidos, donde vivo y nacieron mis hijos, y tenga que escuchar a este personaje hablar tan despectivamente de los latinos es horrible. Debería disimular al menos públicamente, aunque lo piense. Es preocupante.

-¿Desde chico, cuando te mudaste de Puerto Rico a Orlando, viviste en primera persona lo que es la discriminación y el racismo?

-Era muy joven como para entenderlo o asimilarlo. Quizás fue mejor que haya sido así. Hoy vivo en Miami donde hay más latinos que americanos, pero de repente uno sale y te das cuenta que es un problema que sí existe, que tiene que enfrentar la gente todos los días de su vida. Los latinos, los afroamericanos, tienen que bajar su cabeza. Es un tema cultural bastante grande. Y justo cuando uno necesita alguien que te eduque y te inspire, tenemos exactamente lo opuesto.

Luis Fonsi presenta "Vida" el jueves 31 de octubre, a las 21, en el Luna Park, Av. Corrientes y Av. Madero. Entradas disponibles desde $1550 + servicio, a través de www.ticketportal.com.ar 

E.S

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS
Cargando...