"La lavandería", por Netflix: Los Panamá Papers, casi como una sátira

Espectaculos
Lectura

Catherine Shoard The Guardian y Clarín

Meryl Streep es la estrella de The Laundromat (La lavandería, como se conocerá desde la madrugada de este viernes 18 en la plataforma de streaming de

Netflix), la irreverente comedia de Steven Soderbergh sobre Mossack Fonseca, el estudio de abogados que fue la mente maestra de los esquemas de evasión impositiva para algunas de las personas más ricas y poderosas del mundo.

Streep ha elogiado a los periodistas que revelaron la historia. En el filme de Soderbergh, Streep interpreta a una viuda tejana que indaga el destino de los ahorros de su difunto marido, en última instancia exponiendo a los directivos de la compañía, Jürgen Mossack y Ramón Fonseca, interpretados en la película por Gary Oldman y Antonio Banderas.

En el Festival de Venecia, hablando antes de la première del filme, Streep hizo mucho énfasis en que el trabajo de campo fue realizado por más o menos 300 periodistas de investigación en todo el mundo, que revelaron la historia en 2016.

x

La película, dijo, “es una manera entretenida y divertida de contar la broma muy, pero muy oscura, que nos están haciendo a todos nosotros. Y muchas de las víctimas son los periodistas que salieron a hablar”.

Streep individualizó a Daphne Caruana Galizia, la periodista de investigación maltesa que fue asesinada por un coche bomba en la puerta de su casa, en 2017. “Hubo muertes y todavía muere gente que sale a hablar. La película es divertida, pero realmente es muy importante”.

Cuando le preguntaron por las motivaciones del personaje en su búsqueda por respuestas, Streep dijo: “La pena es una gran motivación. Los padres de los chicos asesinados en la escuela secundaria Parkland, los padres de los chicos que mataron en Newtown, Connecticut, esa gente no se detiene; no se detiene en su intento de cambiar el mundo. Si es algo personal, uno no se detiene, y confiamos en que la gente, que verdaderamente siente la importancia de estas cosas, nos salve a todos”.

Streep y Soderbergh llegaron a Europa unos días antes de la première en el Queen Mary 2, el barco en que se hizo la mayor parte del rodaje de la próxima película de Soderbergh, Let Them All Talk (ver De no verse...).

Gary Oldman y Antonio Banderas interpretan a los miembros de la firma que lavó dinero desde Panamá. NETFLIX

Gary Oldman y Antonio Banderas interpretan a los miembros de la firma que lavó dinero desde Panamá. NETFLIX

Citando a Dr. Insólito o Cómo aprendí a dejar de preocuparme y amar la bomba (Dr. Strangelove), la sátira de Stanley Kubrick sobre la carrera armamentística nuclear como inspiración para el tono de La lavandería, Soderbergh dijo que sentía que “una comedia negra tendría la mejor chance de permanecer en la mente de los espectadores y a su vez permitirnos ver la complejidad de este tipo de actividades financieras casi como una broma, como la parte anterior al remate de un chiste. De otro modo los espectadores podrían sentir que se los quiere educar, en vez de entretener”.

El director elogió a Gran Bretaña por poner en el acto la ley para identificar y potencialmente investigar a personas que compran activos en Gran Bretaña “con una riqueza extrema que parece haber venido de la nada”.

Streep y Sharon Stone, en una escena del filme. NETFLIX

Streep y Sharon Stone, en una escena del filme. NETFLIX

“Creo que es una forma verdaderamente interesante de atacar el problema. No hay universo en que esa legislación pueda funcionar en los Estados Unidos. Lo cual plantea la pregunta: ¿por qué alguien se opondría a una cosa así?” A pesar de que Streep es una consabida crítica de Donald Trump, nadie en el panel en la conferencia de prensa nombró a la actual administración de la Casa Blanca. Soderbergh hizo alusión a la fuerte relación entre las estafas financieras y el cambio climático. Luego hizo mención de algunos indicadores económicos que sugieren que más o menos 50 de las personas más ricas del mundo tienen la misma cantidad de riqueza que la mitad más pobre de la población mundial. “Me parece que ése no es un paradigma sostenible, y creo que la transparencia es la única solución”.

“Son tiempos muy inquietantes”, continuó, “pero hablar del tema es el principio de la solución. Uno puede hacer que la gente se pregunte de manera cotidiana: ¿cómo puedo estar participando de esto?” Jake Bernstein, en cuya obra de no ficción Secrecy World se basó la película, hizo estallar el común malentendido de que los paraísos fiscales son “cálidos, soleados, y tienen muchas palmeras. Uno de los más grandes paraísos fiscales es Estados Unidos de América”.

Bernstein argumentaba que las empresas fantasma, sin nombre, generan más de mil millones de dólares por año en Delaware, importes que pueden estar financiando dudosas actividades en otras partes del mundo. “Se trata de generar conciencia y que la gente le reclame a sus gobiernos y funcionarios”.

Oldman dijo que esperaba que el modo de circulación del filme ayude a que tenga un impacto a nivel mundial. “Se trata de algo muy serio y uno quiere que llegue a la mayor cantidad de gente posible. ¿El arte puede generar cambios? Sí, si la gente lo ve. Y esta película va a ser vista por mucha gente”.

Streep, renovada por el éxito de la segunda temporada de Big Little Lies, la serie de HBO, reiteró que su preferencia personal es el cine antes que la televisión. “Prefiero verlo en la pantalla grande. Pero a los chicos hoy en día no les importa”.

Traducción: Andrés Kusminsky


Steven Soderbergh ya tiene casi lista su nueva película con Meryl Streep.

Steven Soderbergh ya tiene casi lista su nueva película con Meryl Streep.

Streep & Sorderbergh​

De no verse nunca a ser imprescindibles

Tan, pero tan bien se llevaron Meryl Streep y el cineasta Steven Soderbergh que de no haber coincidido en ningún proyecto durante décadas, las dos nuevas producciones del director de Traffic tienen a la triple ganadora del Oscar como protagonista.

Tras La lavandería, Let Them All Talk, o Deja que todos hablen sería su traducción literal, ya está en etapa de posproducción para estrenar en 2020 (¿Festival de Berlín, o Cannes?)

Evidentemente Soderbergh no pone el ojo en la taquilla o en el público que más va a ver películas al cine, que es el joven, sino en lo que realmente desea contar, y eligió para ello a un elenco de septuagenarias: Streep (70), Dianne Wiest (71) y Candice Bergen (73).

Como no se sabe nada de la trama, es una especulación, pero también tienen roles importantes Gemma Chan, de Locamente millonarios (o Crazy Rich Asians), Lucas Hedges (el sobrino del personaje de Cassey Affleck en Manchester junto al mar, por el que fue candidato al Oscar como actor de reparto) y Saskia Larsen como Mika.

Pablo O. Scholz


BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS
Cargando...