Debido a que el tiempo es efímero, las redes sociales suelen servir como una caja de recuerdos más constante y presente que aquellos viejos álbumes de fotos en donde se recopilaban