Añez amenaza con apresar a Morales si regresa a Bolivia

Internacionales
Lectura
La presidenta de facto de Bolivia, Jeanine Añez, dijo ayer que el ex mandatario Evo Morales puede volver al país desde su exilio en México, pero si lo hace deberá “responder a la Justicia” por irregularidades en los comicios de octubre y por “denuncias de corrupción”.

Por su parte, el ex jefe de Estado, asilado en México, envió mensajes conciliadores a las Fuerzas Armadas, en un esfuerzo por abrir una brecha entre la cúpula militar y los mandos subalternos, con el objetivo de regresar al país.

En su primera entrevista con la prensa extranjera en el Palacio Quemado de La Paz, Añez dijo que Morales “se fue solo” de Bolivia y si vuelve “sabe que tiene que responder a la Justicia”. “Hay un delito electoral, hay muchísimas denuncias de corrupción en su gobierno. El tiene cuentas pendientes en el país”, aseveró.

Morales, quien gobernó su país casi 14 años, dijo en México que “volverá pronto” para “pacificar” a Bolivia, al tiempo que insistió con que su renuncia buscó detener la violencia. “Si mi pueblo pide, estamos dispuestos a volver. Vamos a volver tarde o temprano”, afirmó el líder del Movimiento al Socialismo (MAS), que aún conserva la mayoría en el Congreso.

El ex gobernante reconoció que pudo cometer “errores”, pero no asumió ninguna responsabilidad en la crisis política que culminó con su salida del poder, tras los polémicos comicios del pasado 20 de octubre. “Responsabilidades, nada. Pueden ser errores, somos seres humanos, pero jamás he pensado hacer daño al pueblo boliviano”, dijo en una entrevista con la cadena Televisa en México, país al que llegó el martes como asilado político.

Evo afirmó que su principal error fue “derrotar a los opositores” en varias elecciones consecutivas. Aseguró que nunca pretendió aferrarse al poder pero que comprendió que su labor dependía “del pueblo”, lo que lo llevó a aceptar sucesivas candidaturas. “No se trata de eternizarse, por mí en cinco años quería irme a mi casa, pero el pueblo me pide continuar”, afirmó.

Morales renunció el domingo, tras 13 años al frente de Bolivia. El ex presidente había buscado la re re-reelección pese a que la Constitución del Estado Plurinacional se lo prohibía. En 2016 convocó un referéndum para modificar ese límite, pero lo perdió. Un año después, el Tribunal Constitucional lo habilitó a buscar la reelección indefinida, argumentando que los “derechos políticos” reconocidos por Bolivia en la Convención Americana sobre Derechos Humanos debían priorizarse por encima de los límites a los mandatos consecutivos establecidos en la Constitución.

Según denunció la Organización de Estados Americanos (OEA), en las elecciones del 20 de octubre hubo irregularidades “graves”. “Resulta probable que el candidato Morales haya quedado en primer lugar y el candidato Mesa en segundo. Sin embargo, resulta improbable estadísticamente que Morales haya obtenido el 10% de diferencia para evitar una segunda vuelta”, concluyó la auditoría.

La salida del presidente se precipitó tras el amotinamiento de la policía y un pronunciamiento del jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas, Williams Kaliman, que “sugirió” que el presidente renunciara a su cargo.

Morales convocó ayer a las Fuerzas Armadas a “luchar junto al pueblo por la democracia”, al tiempo que aseguró que hay efectivos que planean “rebelarse” contra sus superiores. “Fueron los comandantes, no todas las Fuerzas Armadas quienes se prestaron al golpe de Estado de la derecha”, acusó.

Las protestas en Bolivia dejaron diez muertos y más de 400 heridos.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS
Cargando...