Revés para el flamante gobierno italiano

Internacionales
Lectura

El ex primer ministro Matteo Renzi, de 44 años, desestabilizó al nuevo gobierno que se formalizó hace menos de diez días, con un terremoto político de consecuencias impredecibles. En una

entrevista publicada este martes por el diario “La Repubblica”, anunció que la corriente interna que lidera decidió abandonar el partido Democrático y formar una organización aparte, en principio con veinte diputados y diez senadores. Garantizó la continuidad del apoyo “convencido” al gobierno de centroizquierda que enfrenta una furiosa oposición de las derechas lideradas por Matteo Salvini.

Renzi aseguró que “continuaremos votando en favor del gobierno”, que ahora tiene de hecho tres socios: el populista Movimiento 5 Estrellas liderado por el canciller Luigi Di Maio, que cuenta con 216 diputados y 106 senadores, el partido Democrático, de centroizquierda, cuyo secretario es Nicola Zingaretti (111 y 52) y el grupo hasta ahora sin nombre de los seguidores de Renzi, con alrededor de un quinto de legisladores de los democráticos.

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes
Newsletters Clarín

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

En la entrevista Renzi asegura que la salida de su grupo no desestabiliza al gobierno, aunque para todos los observadores sucede lo contrario. Hoy es más difícil gobernar a la nueva coalición, que de ahora en adelante debe tener en cuenta a los nuevos socios, ansiosos de conquistar cuotas de poder y mejores repartos de sillones oficiales. El partido Democrático sale traumatizado y más débil de esta prueba.

Renzi explicó que el partido que lo tuvo por líder se ha convertido en una confusa organización plena de corrientes internas “que temo no estará en condiciones de enfrentar a Matteo Salvini (líder de la oposición de extrema derecha) y a la difícil convivencia con los 5 Estrellas”.

Dijo que la escisión se justifica en “la falta de una visión de futuro” predominante en el partido Democrático.

Salvini reforzado

El golpe de karate recibido por el PD refuerza la dura oposición de Salvini, que el 8 de agosto, siendo el Hombre Fuerte del gobierno populista y ministro del Interior, anunció que retiraba la confianza parlamentaria a su proprio gobierno. El objetivo de Salvini era provocar elecciones generales anticipadas y regresar al gobierno con poderes especiales, al frente de la coalición de derecha que los sondeos sostienen hasta hoy que es mayoría en el país.

Fue el mismo Matteo Renzi el que hizo fracasar a Salvini en ese propósito. Con una gran maniobra “de palacio” se reconcilió con el Movimiento 5 Estrellas, tradicionales enemigos, y socios conflictivos del anterior gobierno populista. La alianza de Renzi con los 5 Estrellas dejó sin mayoría parlamentaria a Salvini, que se hundió por su propia culpa en una oposición que puede ser larga.

La decisión de Renzi ha golpeado duro el liderazgo blando de Nicola Zingaretti en el partido Democrático, que como consuelo recupera el control de los menguados grupos parlamentarios en manos de su rival.

En el nuevo gobierno hay varios ministros y subsecretarios que provienen de las filas de los fieles a Matteo Renzi y se supone que permanecerán en sus cargos. Pero en la decisión de romper el partido al parecer cuenta que Renzi no consiguió imponer a su gente en las negociaciones para nombrar a la vasta segunda línea de viceministros y subsecretarios de los ministerios.

Dicen que Renzi tiene ahora las manos libres para negociar abiertamente en el yacimiento de cargos políticos que deberán ser llenados en los próximos meses. Aunque los protagonistas no lo reconocen, habrá que tratar con el senador toscano y sus acólitos porque sin Renzi será más difícil que el gobierno se sostenga. Sobre todo en el Senado, la representación oficialista prevalece por pocos votos.

El ex primer ministro dijo a “La Repubblica” que “mis enemigos no están en el gobierno. Espero dedicarme de lleno a combatir a Matteo Salvini y su oposición extremista. Lo haremos en las plazas, en el Parlamento y en las calles”.

Renzi sostiene que en el partido Democrático se sintió siempre un intruso porque no proviene de la “Ditta”, la Empresa, como llaman en la jerga interna al viejo y difunto partido Comunista. Hace una década el PD se fundó con dos corrientes político-culturales, los ex comunistas y los ex democristianos.

Matteo Renzi proviene de la corriente católica y es un ex concejal democristiano. Su declaración de desconfianza hacia los ex comunistas, confirma para muchos que la idea es formar un gran movimiento centrista y dejar al partido Democrático cocinarse en la decadencia de la centroizquierda italiana, aunque el nuevo gobierno es caracterizado como perteneciente a una “sinistra” socialdemócrata. Renzi está negociando con parlamentarios de Forza Italia, el partido del conservador ex premier Silvio Berlusconi, para incorporarlos a la nueva aventura.

Roma, corresponsal

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS
Cargando...