España: último intento para formar gobierno

Internacionales
Lectura

A menos de una semana de que el Congreso español se convierta, como la carroza de Cenicienta a medianoche, en calabaza -si no hay nuevo gobierno antes del 23 de septiembre,

el lunes se disolverán las Cortes y habrá otra vez convocatoria a las urnas-, movimientos de último momento podrían favorecer la formación de un gobierno en España.

Albert Rivera, que planteó el lunes abstenerse en una posible votación para investir presidente al socialdemócrata Pedro Sánchez “con condiciones”, este martes, fue más a fondo: le pidió por escrito una reunión urgente al presidente en funciones y dijo que si Pedro Sánchez se reúne con él, “podemos estar a tiempo”.

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes
Newsletters Clarín

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

“Es una propuesta al límite, porque estamos al límite”, admitió el líder de Ciudadanos.

Son tres las condiciones que pide el partido liberal que representa la tercera fuerza en la escena política española: que el PSOE de Sánchez no pacte con Bildu, la coalición de partidos nacionalistas vascos, en Navarra; que aplique el artículo 155 de la Constitución, que permite la intervención de una autonomía díscola, en Cataluña, y que no suba los impuestos.

“Cuando uno escucha la propuesta del señor Rivera, no hay ningún obstáculo real para que el PP y Ciudadanos se abstengan, que es lo que hemos venido pidiendo desde el 28 de abril”, dijo el presidente en funciones.

“Sánchez necesita una reunión para que Albert Rivera se lo explique en persona porque parece que no acaba de entender o hace que no entiende cuáles son las condiciones -dijo este martes José Manuel Villegas, secretario general de Ciudadanos-. Por eso estamos dispuestos también a tener esa reunión y explicarle cuáles son esas condiciones.”

Antes de reunirse con el rey, sin embargo, Rivera siguió destilando poca simpatía por el presidente en funciones: “Sánchez lleva seis meses haciendo perder el tiempo a los españoles y bloqueando España. Desde la oposición proponemos una solución de Estado con tres condiciones para evitar una parálisis nefasta para nuestra nación. Espero que el PSOE rectifique y asuma la realidad”, dijo.

Consultas con el rey Felipe VI

Mientras muchos españoles aún no logran despabilarse de la resaca por los festejos del lunes, cuando la selección nacional de básquet regresó de China donde le ganó a la Argentina la final del mundial, en el Palacio de la Zarzuela el rey Felipe VI ya había retomado las consultas con los portavoces de los grupos parlamentarios.

El rey se reúne para escucharlos y decidir si está en condiciones de proponer un nuevo candidato como jefe de gobierno de España. Con esta segunda jornada de contactos, Felipe VI cierra este martes la ronda de consultas, la séptima que le toca realizar desde que asumió como rey, en 2014.

Se reunirá, a mediodía del martes, con Pablo Iglesias, el líder del populista Unidas Podemos que, a pesar de ser la fuerza política más cercana al PSOE, no logra acordar el reparto de poder con los socialistas.

El rey recibirá luego a Albert Rivera, de Ciudadanos; al presidente del Partido Popular, Pablo Casado, y, por último, al actual jefe de gobierno en funciones y secretario general del PSOE, Pedro Sánchez.

La última ficha que movió el líder de Ciudadanos provocó una ronda de llamados desde La Moncloa paralela a las reuniones con el rey. Sánchez quiere hablar con Iglesias, con Casado y con Rivera para saber cuál será la posición final de los tres partidos ante una posible candidatura suya para, una vez más, intentar ser investido presidente. Hasta ahora, la única vez que lo logró fue en 2018, cuando la moción de censura que presentó en contra de Mariano Rajoy obtuvo las adhesiones que hoy no consigue y logró desalojarlo de La Moncloa. Sánchez pretende terminar con esa ronda de llamados antes de reunirse con el rey, este martes por la tarde.

El lunes, durante un encuentro que duró dos horas, Ciudadanos le propuso al Partido Popular (PP) una abstención conjunta pero condicionada para permitir un gobierno de Sánchez. Desde el PP, Casado prefirió el silencio. Pero el mensaje que hizo trascender fue que su partido sigue firme en decirle que no a Pedro Sánchez por coherencia.

Según Rafael Simancas, portavoz del grupo parlamentario socialista en el Congreso, el presidente del gobierno en funciones siempre estuvo en condiciones de reunirse con los líderes de todos los partidos y fue Rivera quien se negó a asistir al Palacio de la Moncloa cuando Sánchez lo convocó para hablar de su investidura en julio.

“Sólo hace falta que cada uno cumpla con su función: los ciudadanos han votado, nosotros hemos puesto una propuesta sobre la mesa, las derechas tendrían que abstenerse si no cuentan con alternativa -agregó Simancas-. Lo que no puede hacer Unidas Podemos es frustrar, por tercera vez, la formación de un gobierno socialista. Sería un error histórico imperdonable.”

Pablo Echenique, ex secretario de organización de Podemos y principal negociador del partido de Pablo Iglesias con el PSOE, no demoró su estocada hacia los socialistas: “Ahora se descubre quién es el verdadero socio preferente de Pedro Sánchez”, expresó en las redes sociales.

El secretario general del ultraderechista Vox, Javier Ortega Smith, aportó lo suyo: “No lo doy todo por seguro, creemos que todavía hay tiempo para que Sánchez recabe el apoyo de los que piensan como él, que son bastante más que los de Podemos”.

Pasaron más de cuatro meses desde que el PSOE ganó las elecciones pero no logró los acuerdos necesarios para formar gobierno y casi ocho semanas de parálisis institucional desde el intento de investidura de Pedro Sánchez de julio que no prosperó. ¿Lo lograrán antes del lunes?

Madrid, corresponsal

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS
Cargando...