Qasef K2, los drones de Yemen que provocan terror en las petroleras sauditas

Internacionales
Lectura

Los aviones no tripulados (drones) de Yemen se han convertido en un “desafío” para Arabia Saudita y este régimen es incapaz de contrarrestarlos, según un informe. El Ejército yemení, respaldado por el movimiento

popular Ansarolá, confirmó el sábado haber atacado, con 10 drones dos instalaciones vitales en Buqayq y Khurais, de la compañía petrolera saudita Aramco, en el este del reino árabe. Se trataría de los Qasef K2, aunque ninguna fuente independiente lo ha conformado.

En un artículo publicado el sábado, el diario estadounidense The New York Times (NYT) subrayó que los aparatos teledirigidos del Ejército yemení han puesto en jaque a Arabia Saudita y este régimen es incapaz de hacerles frente a pesar de contar con las capacidades financieras, militares y de inteligencia necesarias para ello.

Newsletters Clarín
Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

“Esto se ha convertido en un desafío al que los saudíes no pueden hacer frente, sin importar cuáles sean sus capacidades financieras, militares o de inteligencia”, señaló Farea al-Muslimi, cofundadora del Centro de Estudios Estratégicos de Saná (capital yemení), citada por NYT.

Además, el texto aseveró que la aludida ofensiva de represalia de Yemen no solo desveló la vulnerabilidad de Arabia Saudita ante Ansarolá, sino que también demostró “cuán barato se ha vuelto perpetrar tales ataques de alto nivel”.

Conforme ha destacado Wim Zwijnenburg, investigador principal de drones en la oenegé holandesa PAX, las aeronaves no tripuladas utilizadas por las fuerzas yemeníes en el ataque del sábado podrían costar tan solo 15.000 dólares o menos.

Qasef K2

Qasef K2

A pesar de que Ansarolá carece de recursos financieros significativos, sus drones han puesto en jaque a Arabia Saudita, un país que ocupó en 2018 el tercer lugar en gastos en equipamientos militares, con una inversión de 67,6 mil millones de dólares, agregó Zwijnenburg.

Por su parte, Abdul Wahab al-Mahbashi, un miembro de la Oficina Política de Ansarolá, ha puesto de relieve este domingo que los drones yemeníes son de fabricación nacional y no son importados de otros países.

El Ejército yemení y los combatientes de Ansarolá, que gozan de tecnología punta en la fabricación de aviones no tripulados y misiles balísticos, han realizado durante los últimos meses decenas de ataques de represalia contra el régimen saudita y sus aliados, y han destruido gran cantidad de objetivos militares y centros estratégicos saudíes.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS
Cargando...