Crisis en la economía iraní y el retorno de un peligro latente

Internacionales
Lectura

La política y la economía de Irán funcionan bajo presión desde la revolución de 1979. Es un escenario que el país persa conoce y donde aprendió a maniobrar con suficiencia. Pero

en este mundo globalizado, de alta competencia y fluctuación, los resortes se resienten. Las sanciones estadounidenses están horadando la economía de la República Islámica, que es lo que buscaban, pero también haciendo resurgir los sectores más rancios de la ortodoxia nacionalista, que reclama mano dura contra el “imperialismo”.

Washington supo dónde golpear. Las sanciones estrangularon la industria petrolera iraní y la metalúrgica, dos segmentos fundamentales de su economía. Si bien Irán fue reduciendo la dependencia del petróleo -antes era del 50% y actualmente ronda el 30%-, sigue siendo un recurso básico. En un año las exportaciones de crudo cayeron un 80%. En 2018 el país persa exportaba casi 2,5 millones de barriles diarios de petróleo, y ahora sólo 400.000, el nivel más bajo desde la guerra que mantuvo con Irak.

Hubo dos tandas de sanciones estadounidenses tras la decisión de Donald Trump de retirarse del pacto nuclear. La primera se lanzó en agosto del año pasado y prohíbe el comercio de oro, metales preciosos y materiales como el aluminio y el acero, así como la venta de automóviles fabricados en Irán. También castiga a quienes compren o faciliten la emisión de deuda soberana iraní e impiden al gobierno de Teherán usar dólares estadounidenses.

Newsletters Clarín
Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

La segunda ronda, de noviembre, incluyó prohibiciones a las transacciones financieras con el Banco Central de Irán y restricciones a la venta de petróleo y productos petroquímicos iraníes, así como las operaciones con puertos y empresas marítimas de ese país. El efecto fue contundente. El Banco Mundial pronostica que la economía iraní disminuirá aproximadamente un 5% este año. Para el FMI, la contracción será del 6%.

Desde abril de 2018, el rial iraní perdió más de un 60% de su valor respecto al dólar. (AFP)

Desde abril de 2018, el rial iraní perdió más de un 60% de su valor respecto al dólar. (AFP)

Desde abril del 2018, el rial, la moneda iraní, perdió más de un 60% de su valor respecto al dólar. Hace un año había llegado a cotizar a casi 200.000 riales por dólar. Luego se atenuó la crisis y actualmente la divisa se consigue en 120.000 riales. Pero tuvo su costo. En julio de este año las autoridades debieron quitarle cuatro ceros al rial y cambiarle el nombre. La inflación supera el 40% anual.

Hay otro dato relevante. Las sanciones estadounidenses tienen carácter extraterritorial. Esto provocó la salida de Irán de varias empresas europeas, entre ellas la petrolera Total y los fabricantes de automóviles PSA, Renault y Daimler.

La estrategia de “máxima presión” tiene el resultado que el gobierno de Trump buscaba, pero también revivió a los ultranacionalistas y ortodoxos islámicos, quienes ahora le cargan la culpa al presidente Hassan Rohani, de tendencia moderada. Fue él quien convenció al líder supremo para que permitiera firmar el pacto nuclear de 2015. El regreso de los sectores belicistas iraníes puede tener consecuencias impredecibles. 

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS
Cargando...