Donald Trump desmintió tensiones entre Estados Unidos y el resto de los países del G7

Internacionales
Lectura

Donald Trump se encuentra en Biarritz, Francia, donde este sábado se inició una nueva cumbre del G7. La cita está enmarcada en la guerra comercial entre Estados Unidos y China, que

recrudeció el sábado por la imposición de nuevos aranceles mutuos. En medio de ese clima, el presidente norteamericano salió al cruce de las versiones sobre un supuesto malestar entre los miembros del G7 y adjudicó los rumores a una campaña de información falsa.

"Antes de que llegara a Francia, las cadenas de noticias falsas y repugnantes decían que las relaciones con los otros seis países en el G7 era muy tensas, y que los dos días de reuniones serían un desastre", comenzó Trump su mensaje, publicado este domingo en Twitter.

Newsletters Clarín
Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

"Como están forzando una recesión, están tratando de introducir a Estados Unidos en un mal momento para la economía. Cuanto peor, mejor; cualquier cosa para poner en dificultades mi victoria en las próximas elecciones", continuó el mandatario, en referencia a los comicios presidenciales de 2020.

Y concluyó: "Bueno, estamos teniendo reuniones muy buenas, los líderes se están llevando muy bien. Y a nuestro país le está yendo muy bien económicamente, de eso habla el mundo".

....bad Economic times, the worse the better, anything to make my Election more difficult to win. Well, we are having very good meetings, the Leaders are getting along very well, and our Country, economically, is doing great - the talk of the world!

— Donald J. Trump (@realDonaldTrump) August 25, 2019

La cumbre del G7 comenzó este sábado, con una comida informal, en Biarritz. Allí, Emmanuel Macron, presidente de Francia, recibió uno a uno a los representantes de las otras potencias. A la hora de la comida, Macron se sentó junto a Trump y a Angela Merkel, la canciller de Alemania.

Los debates de esta reunión están dominados por el incendio en la Amazonia y las resultantes discusiones sobre medio ambientalismo. En la previa, el mandatario francés se mostró opuesto a la firma del acuerdo entre la Unión Europea y el Mercosur, ya que aseguró que el brasileño Jair Bolsonaro mintió sobre compromisos ecológicos.

Otro tema primordial es la guerra comercial entre Estados Unidos y China, que elevó su tono en los últimos días.

Este viernes, el gobierno chino tomó represalias por la nueva ola de aranceles aplicados por Trump a productos importados chinos. La respuesta desde Beijing fue el anuncio de gravámenes a bienes estadounidenses por 75.000 millones de dólares.

Horas más tarde, Trump replicó con nuevos aranceles y lanzó una advertencia a las empresas estadounidenses que comercian con China, a las que instó a "buscar inmediatamente una alternativa".

La semana pasada, el New York Times y el Washington Post alertaron sobre la posibilidad de que la economía estadounidense entre en una etapa de recesión. Además, ventilaron que la administración Trump ya estudia medidas para estimular el mercado local.

Si bien la Casa Blanca desmintió al Washington Post sobre una eventual baja de impuestos, Jerome Powell -presidente de la Reserva federal (Fed)- admitió el viernes que hay preocupación por una posible recesión prolongada.

Boris Johnson adelantó que este domingo le pedirá a Trump que cese la escalada de tensión con China. El primer ministro británico es otro de los protagonistas en este G7, ya que llevará a la mesa el tema del Brexit. Y, como ya anunciaron desde ambas partes, tanto los británicos como los estadounidenses buscarán acelerar un acuerdo comercial bilateral.

Boris Johnson, recibido por Emmanuel Macron en Biarritz. (AFP)

Boris Johnson, recibido por Emmanuel Macron en Biarritz. (AFP)

El norteamericano también mantendrá encuentros bilaterales este domingo con los primeros ministros de Japón, Shinzo Abe, y de Canadá, Justin Trudeau.

Debido a las tensiones existentes en el seno del grupo, Macron decidió que la cumbre no finalizará con un comunicado conjunto, para que no salgan a la luz las fracturas internas entre los líderes.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS