Se bloquean las negociaciones para formar gobierno en Italia

Internacionales
Lectura

Una oleada de pesimismo flotó este sábado por el bloqueo de las negociaciones entre el populista Movimiento 5 Estrellas y los socialdemócratas del partido Democrático de oposición, para formar un nuevo

gobierno en Italia. El “patatrac” se produjo el viernes a la hora de la cena, cuando se encontraron en la casa de un viceministro los líderes Luigi Di Maio, del 5 Estrellas, y Nicola Zingaretti. Era el primer mano a mano entre los dos, que el miércoles deben presentarse ante el presidente de la República, Sergio Mattarella, impaciente por obtener una respuesta positiva o, en alternativa, no perder tiempo y llamar a elecciones anticipadas.

Di Maio planteó una condición férrea: el primer ministro del gobierno “rojoamarillo”, como lo llaman, debe ser Giuseppe Conte, que presidió durante 14 meses el Ejecutivo populista entre los aliados de la Liga de Matteo Salvini y los 5 Estrellas.

Newsletters Clarín
Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

Zingaretti le respondió con un “no” rajante. Sostuvo que es necesaria una discontinuidad del futuro gobierno con respecto al anterior, que cayó el 20 de agosto después que el premier Conte presentó su renuncia al presidente Mattarella.

Autor de la caída del gobierno fue el ultraderechista ex Hombre Fuerte Matteo Salvini, quien desde una playa, en pleno verano, anunció que la Liga presentaría un voto de desconfiana a Conte en el Parlamento.

El viceprimer ministro italiano, Luigi Di Maio, el Movimiento 5 Estrellas, presentó sus condiciones al opositor Partido Democrático para un eventual gobierno de coalición. /ANSA

El viceprimer ministro italiano, Luigi Di Maio, el Movimiento 5 Estrellas, presentó sus condiciones al opositor Partido Democrático para un eventual gobierno de coalición. /ANSA

Salvini calculó mal tiempos y modos de la crisis. En las cámaras la Liga soberanista no tiene mayoría para imponer la caída del gobierno. El líder nacionalista se encontró aislado, mientras que su socio apaleado, el Movimiento 5 Estrellas, acudió en el Parlamento al partido Democrático y a otras fuerzas menores, más a una legión escondida de senadores y diputados que votarán en cualquier caso contra la caída del nuevo gobierno para evitar la disolución del Parlamento.

El castigo inevitable es perder la posbilidad de quedarse en el Parlamento durante los casi cuatro años de vida que le quedan a la Legislatura, perdiendo sueldos, otros jugosos beneficios y numerosas prebendas, además del prestigio político de ser un legislador en ejercicio de sus funciones.

Pero las negociaciones entre los 5 Estrellas y el partido Democrático están marcadas por una historia común difícil entre enconados adversarios. La desconfianza mutua se advierte en las declaraciones y en la cortés frialdad de los encuentros.

Hasta ahora no se hicieron nombres de quién debe encabezar el nuevo gobierno antiSalvini. La objeción de que es necesaria una discontinuidad respecto al anterior gobierno, del cual el partido Democrático ha sido fiero opositor, es lógica. Pero la figura de Giuseppe Conte es muy popular en Italia. Comenzó siendo un Don Nadie, llevado por los 5 Estrellas al cargo como mediador entre los dos líderes populistas y se supo abrir notables espacios.

Si Conte era ya uno de los politicos más populares del país, su consenso con la ciudadanía subió vertiginosamente el martes 20 por el discurso durísimo que le dirigió al líder ultraderechista Matteo Salvini, sentado a su lado en el Senado.

El ex primer ministro italiano Matteo Renzi busca un acuerdo con el 5 Estrellas para evitar llamar a elecciones anticipadas. /DPA

El ex primer ministro italiano Matteo Renzi busca un acuerdo con el 5 Estrellas para evitar llamar a elecciones anticipadas. /DPA

Desde “irresponsable” para arriba, Conte no le ahorró nada al ex Hombre Fuerte que cuidaba su fama de infalible caudillo. Los líderes de 5 Estrellas, en primer lugar Luigi Di Maio, lo elogiaron sin límites. El fundador del Movimiento, el cómico Beppe Grillo, dijo que Conte es “una garantía para los italianos”.

Este sábado, además comenzó en Biarritz (Francia) una reunión del G7, el grupo de los siete principales países industriales. Giuseppe Conte, que sigue siendo primer ministro a cargo de los asuntos corrientes, representa a Italia y los italianos lo vieron por televisión otra vez en función de estadista.

Para Di Maio y los 5 Estrellas, que el jurista Conte se haga cargo del nuevo gobierno no es solo un deber moral sino que resuelve todas las dificultades prácticas. Lo mismo le ocurre al presidente Mattarella, porque Conte ya está en el cargo y además ha acumulado mucha y muy buena experiencia. Lo conocen además todos los líderes mundiales. Estuvo en Buenos Aires por la reunión del G20.

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, definio este sábado a Conte como “uno de los mejores ejemplos de lealtad en Europa”. “De él solo puedo decir cosas positivas”. El respaldo de la Unión Europea se completó con la carta que envió al premier Ursula von Der Leyer, la presidente de la Comisión Ejecutiva de la UE cuando Conte renunció, con mucho afecto y agradecimiento, pues Conte apoyó su nombramiento mientras que Matteo Salvini y un grupo de soberanistas de extrema derecha le votaron en contra.

Giuseppe Conte, ¿sí o no?

El lider del PD, Nicola Zingaretti, insistió este sábado en que el veto a Conte “no es una cuestión personal sino la necesidad de establecer una discontinuidad clara con el gobierno anterior, que a nuestro juicio cumplió una gestión negativa”.

Pero dentro del partido Democrático se supo que en los festivales de verano que se llevan a cabo en toda Italia, las bases se mostraron en desacuerdo, apoyando el nombramiento de Conte. “El problema es asegurarse que se vaya Matteo Salvini y su partido”, dijo por televisión la señora Antonio en Ravenna, mientras revolvía una gran olla con tuco. “Conte es muy bravo, a nosotros nos gusta”.

La mayoría de los senadores y diputados del PD responden al ex primer ministro Matteo Renzi, favorable a las mayores concesiones con tal de formar gobierno con su ex partido enemigo de 5 Estrellas. Otro punto en favor de Conte.

El líder de ultraderecha Matteo Salvini busca impedir la formación de un gobierno para forzar el llamado a elecciones anticipadas. /BLOOMBERG

El líder de ultraderecha Matteo Salvini busca impedir la formación de un gobierno para forzar el llamado a elecciones anticipadas. /BLOOMBERG

En el Movimiento populista de Di Maio, hay una corriente de protesta contra el acuerdo con el partido Democrático que se expresa en los mensajes electrónicos que envían muchos afiliados, que prefieren rehacer las relaciones con Matteo Salvini y la Liga. Pero todo el ala izquierda del 5 Estrellas, que lidera Roberto Fico, el presidente de la Cámara de Diputados, quiere el gobierno con el partido Democrático.

Un sondeo entre los diputados y senadores del Movimiento demostró que si Di Maio abandona el acuerdo con los democráticos y restablece el acuerdo con Salvini, al menos 150 diputados se negarán a darle el voto de confianza parlamentario.

Las divisiones internas de ambos partidos han jugado un papel protagónico en la gestión de la crisis y estimulan a los escépticos que creen difícil reunir a los 5 Estrellas y el partido Democrático en un gobierno que funcione a largo plazo.

Matteo Salvini observa la situación desde su oficina como ministro del Interior “para los asuntos corrientes”. Los democráticos temen que Di Maio tenga una negociación con Salvini como segundo horno, que pondrá a calentar si fallan las tratativas con el PD para formar el nuevo gobierno.

Salvini dijo que está “dispuesto a todo” para reactivar la relación con los 5 Estrellas y ha hecho trascender una propuesta que le mandó a Luigi Di Maio para nombrarlo primer ministro de un renacido gobierno entre ambas fuerzas populistas.

Entre este domingo y el lunes la incógnita sobre el veto del PD a Giuseppe Conte como jefe del futuro gobierno deberá aclararse porque el martes se reanudan las consultas del presidente Mattarella, que está irritado con los dirigentes políticos por las dificultades para superar la crisis. Será una semana decisiva.

Roma, corresponsal

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS