Los incendios en el Amazonas llegan a Perú y Bolivia y disparan la alarma mundial

Internacionales
Lectura

Los incendios en la Amazonia brasileña llevan ya más de dos semanas y su expansión despertó alarma internacional por las graves consecuencias que tendrá para el medio ambiente del planeta. Organismos

internacionales, mandatarios europeos y celebridades se sumaron a ambientalistas y ecologistas para reclamarle al gobierno de Brasil que adopte medidas que permitan proteger este “pulmón” mundial.

“Estoy profundamente preocupado por los incendios en la Amazonia. En medio de la crisis climática mundial no podemos permitirnos más daño a una gran fuente de oxígeno y biodiversidad. La Amazonia debe ser protegida”, afirmó el secretario general de la ONU, Antonio Guterres.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, también fue contundente. “Nuestra casa se quema. Literalmente. La Amazonia, pulmón de nuestro planeta que produce 20% de nuestro oxígeno, está en llamas. Es una crisis internacional”, advirtió. Y pidió a los integrantes del G7, que se reúnen este fin de semana, que traten el tema porque es una “urgencia”.

Newsletters Clarín
Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

En el plano político, las criticas llueven sobre el gobierno de Jair Bolsonaro, al que se acusa de desatender la crisis y haber permitido la deforestación por su cercanía a grupos económicos de latifundistas.

La emergencia trasciende las fronteras de Brasil ya que los efectos de los incendios se extendieron a Perú y Bolivia. Autoridades peruanas informaron que una “capa fina de humo” cubrió parte del cielo de la provincia de Tambopata como consecuencia del fuego que abrasa la Amazonia brasileña. En Bolivia unas 470.000 hectáreas de siete municipios de la provincia de Santa Cruz se vieron afectados por los incendios, y el gobierno decidió crear un “Gabinete de emergencia ambiental”.

La crisis adoptó tal dimensión que los obispos católicos reunidos en el Consejo Episcopal Latinoamericano (Celam) urgieron a los gobiernos de Brasil y Bolivia, así como a la comunidad internacional, “a tomar serias medidas para salvar al pulmón del mundo”. “Lo que le pasa al Amazonas no es un asunto solo local, sino de alcance global. Si el Amazonas sufre, el mundo sufre”, manifestaron.

Amnistía Internacional responsabilizó directamente a Bolsonaro por la crisis. “En vez de divulgar escandalosas mentiras o negar la escala de la deforestación en curso, instamos al presidente a tomar medidas inmediatas para detener los incendios”.

Algunas celebridades del espectáculo, entre ellas Leonardo Di Caprio, pasando por figuras destacadas del deporte como el tenista Novak Djokovic, reclamaron medidas para detener esta crisis ambiental.

En tanto, los focos de incendio crecen día a día en Brasil. En lo que va del año, el Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales (INPE) registró 75.336, un 84% más que en el mismo periodo de 2018. Ese número muestra un aumento de 2.493 focos respecto al lunes. De acuerdo con especialistas, la multiplicación de los siniestros se da en un marco de avance rápido de la deforestación en la región amazónica, que en julio se cuadruplicó respecto al año pasado.

El responsable de la campaña de Bosques de Greenpeace, Miguel Ángel Soto, sostuvo que los incendios son parte de “un proceso continuo cada año en la época de las ‘queimadas’ para plantar soja, aceite de palma o caucho”. “Además de un incendio forestal con miles de focos ardiendo, este es un incendio político ante el que Bolsonaro ha reaccionado de la peor manera”, apuntó.

El Instituto de Pesquisa Ambiental de la Amazonía (Ipam) denunció que “el número de focos de calor registrado en la Amazonía ya es en un 60% superior al de los últimos tres años y ese pico tiene relación con la deforestación y no con una sequía más fuerte como podría suponerse”.

El temor global se entiende porque la Amazonia contiene un tercio de los bosques primarios del mundo. Este ámbito actúa como un sumidero de carbono: absorbe más dióxido de carbono del que emite y libera oxígeno, lo que ayuda a regular el calentamiento global, según el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF).

Mirá también

El gobierno insiste en atribuir el problema a la sequía, y acusa a oenegés de tratar de crear una “psicosis ambiental” para perjudicar los intereses de Brasil. “Esa psicosis ambiental no deja hacer nada. Yo no quiero acabar con el medio ambiente. Yo quiero salvar a Brasil”, declaró Bolsonaro, un escéptico del cambio climático que promueve la apertura de zonas protegidas a actividades agropecuarias y mineras.

El poderoso sector del agronegocio, que dio un apoyo clave a Bolsonaro en las elecciones de 2018, empieza a manifestar preocupación por las consecuencias que podría tener un aislamiento de Brasil en temas ambientales. “Esta semana dos grandes medios de la prensa alemana esbozaron la idea de que ya era hora de empezar a boicotear los productos brasileños” y que eso ocurra “es una cuestión de tiempo”, dijo al diario Valor el titular de la Asociación Brasileña del Agronegocio (ABAG), Marcello Brito.

PB

Fuente: AFP, AP y EFE

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS
Cargando...