Este lunes se confirma si el favorito Boris Johnson será el nuevo premier británico

Internacionales
Lectura

El Brexit consumió a Theresa May y amenaza con llevarse otra vez al próximo primer ministro británico. El lunes a las cinco de la tarde se conocerá quien será el nuevo

líder del partido conservador y por ende, el próximo premier. Una disputa entre el excéntrico diputado Tory y ex alcalde de Londres, Boris Johnson, el favorito que amenaza irse sí o sí de la Unión Europea el 31 de octubre, y el canciller Jeremy Hunt, que quiere el divorcio pero está listo a esperarlo para conseguir un buen acuerdo.

Una semana crucial para la transferencia del poder en Gran Bretaña. La primera ministra Theresa May tendrá su última interpelación parlamentaria en la Cámara de los Comunes británica frente al laborista Jeremy Corbyn el miércoles, poco después del mediodía. Inmediatamente llegará en su Jaguar blindado al palacio de Buckingham para presentar su renuncia a la reina Isabel, en su última audiencia a solas.

La soberana, jefa de Estado del reino, convocará entonces al nuevo líder del partido conservador para ratificar su nominación y pedirle formar gobierno. Es más que probable que Johnson, su pariente lejano, sea entronado y llegue a Downing St.

E canciller Jeremy Hunt quien no lograría vencer a Johnson. Reuter

E canciller Jeremy Hunt quien no lograría vencer a Johnson. Reuter

Newsletters Clarín
Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

Un primer primer ministro designado sin elección general y sin mayoría parlamentaria. Lo eligen 100.000 conservadores británicos y no su pueblo. Johnson llegaría así a Downing St. perdiendo y con un Parlamento en contra, que está dispuesto a frenar su intento de irse sin acuerdo de la UE, a cualquier costo. Incluso con la real posibilidad de transformarlo en el más etéreo de los mandatarios.

Un voto de confianza en contra, a los que se sumarían 20 de sus pares torys legisladores y ministros, lo eyectaría para impedir una salida sin acuerdo de la UE. Por lo pronto no podrá cerrar el Parlamento, como era su intención. Una ley se lo impide con otra excusa: estará abierto porque deberán discutir el futuro de Irlanda del Norte, la razón por la cual el acuerdo del Brexit está bloqueado, al no garantizar una frontera abierta entre el norte y el sur de Irlanda.

Theresa May, la saliente primera ministra británica EFE

Theresa May, la saliente primera ministra británica EFE

La decisión de ser “Boris, el breve” no le disgusta a Boris. Solo sería complementario a su deseo de convocar a una inmediata elección general anticipada en Gran Bretaña, con una campaña anti Brexit de “Boris, el optimista”, con la promesa de un futuro mejor, en un país completamente deprimido y amenazado por la recesión pos divorcio. Los conservadores están convencidos que el extravagante, extrovertido, hilarante e irresponsable Boris es el único que puede hacerles ganar la elección. Si la pierden, desaparecen consumidos por la guerra civil partidaria. Hoy los Torys son el partido nacionalista británico y su contrincante no es el laborismo sino Nigel Farage y el partido del Brexit, que los puede derrotar si no libran el divorcio europeo. Para ganarla necesitan aliarse a él.

La otra opción electoral no es mejor: el laborismo del trotskista Jeremy Corbyn y un partido que no sale de las acusaciones de antisemitismo y tiene tantas divisiones como los Torys. Sus asesores le hacen leer a Corbyn el “diario de Irigoyen” todos los días. Los ministros del gabinete en las sombras renuncian acusándolo de sectarismo.

Como “celebrity” y entretenedor de multitudes, Boris es el mejor comunicador partidario. El puede convencer a los electores de elegir un Parlamento pro Brexit para terminar esta pesadilla nacional, de la que nadie quiere escuchar hablar. Sin mayoría parlamentaria, no puede librar ni el Brexit ni sus consecuencias posteriores y actualmente no la tiene. Con esta Cámara de los Comunes, Boris no podrá gobernar. Aunque todos duden de que esté preparado para hacerlo.

El lider laborista, el socialdemócrata Jeremy Corbyn . AP

El lider laborista, el socialdemócrata Jeremy Corbyn . AP

Su promesa es unir al partido. Incluye la designación de su contrincante Hunt en un gran cargo, como premio consuelo. Los conservadores no quieren más un gobierno débil y tecnocrático. Buscan un gabinete Tory auténtico y apasionado, donde sus reuniones no sean una batalla campal , como bajo el reino de May.

Las designaciones de Boris van a ser analizadas forensicamente. Ya varios ministros del actual gabinete de May amenazan renunciar cuando llegue a Donwing St. Va a necesitar un grupo de leales disciplinados y no un gabinete en guerra como el actual, dividido e impotente para efectuar cualquier decisión.

La designación de Daniel Moylan, que apoya a Boris desde sus días de alcalde de Londres y es un profundo brexiter, es una demostración que el actual management no va a permitir boicotear el divorcio europeo desde adentro.

Gran Bretaña tendrá seguramente elecciones anticipadas este año, antes del mes de diciembre. Solo si el partido se une, los Torys podrán conseguir la mayoría que están buscando para no tropezar con un segundo referéndum sobre el Brexit y que el divorcio de la UE se esfume.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS
Cargando...