¿Se avecina una guerra de Estados Unidos contra Irán?

Internacionales
Lectura

Estados Unidos se apresta a desplegar tropas en Arabia Saudita en medio de la escalada de tensiones con su archienemigo Irán, después de varios incidentes en el estratégico estrecho de Ormuz

en el Golfo, que hacen temer un conflicto de envergadura. Hace pocas horas la situación se torno aún más grave con la captura de un petrolero británico en las aguas del Golfo por fuerzas iraníes.

Mapa del estrecho de Ormuz localizando la isla de Larek en donde fue inmovilizado el petrolero británico. AFP

Mapa del estrecho de Ormuz localizando la isla de Larek en donde fue inmovilizado el petrolero británico. AFP

Newsletters Clarín
Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

El envió de los soldados norteamericanos será el primer despliegue de este tipo desde 2003, cuando las fuerzas estadounidense se retiraron del reino después de 12 años de presencia y dos guerras contra Irak, que culminaron con la caída del dictador Saddam Hussein

¿Se avecina una nueva guerra en la región?

En comunicados separados, Riad y el Comando militar central de Estados Unidos (Centcom) dicen que el despliegue en Arabia Saudita pretende garantizar la estabilidad en la turbulenta región del Golfo.

El presidente moderado iraní Hassan Rohani, quien negocio con Barack Obama el acuerdo nuclear de Viena. EFE

El presidente moderado iraní Hassan Rohani, quien negocio con Barack Obama el acuerdo nuclear de Viena. EFE

"Basado en una cooperación mutua entre Arabia Saudita y Estados Unidos y en su deseo de reforzar todo lo que pueda preservar la seguridad de la región y su estabilidad [...] el rey Salmán aprobó alojar fuerzas estadounidense", indicó el ministerio de Defensa saudita.

Para Estados Unidos el despliegue "tendrá un efecto disuasorio suplementario y reforzará nuestra capacidad para defender a nuestras tropas y nuestros intereses en la región frente a amenazas emergentes y creíbles".

Según Andreas Krieg, profesor del King's College de Londres, con este despliegue "Estados Unidos intenta aumentar sus opciones militares en caso de un ataque a Irán".

Las relaciones entre Washington y Teherán se deterioraron en mayo de 2018, cuando el presidente estadounidense, Donald Trump, se retiró del acuerdo internacional sobre el programa nuclear iraní firmado en Viena en 2015 y reimpuso duras sanciones contra Irán. Esa acción desbarató la detente que se había logrado con la teocracia persa durante el gobierno de Barack Obama y dio impulso a los halcones internos iraníes que rechazaron en todo momento el convenio atómico

Donald Trump rompió el año pasado, unilateralmente, el convenio nuclear con irán que disparó la actual tensión. DPA

Donald Trump rompió el año pasado, unilateralmente, el convenio nuclear con irán que disparó la actual tensión. DPA

Trump y su aliado Arabia Saudita acusan además a Irán de atacar a petroleros y drones en el Golfo desde mayo de este año. Cuestión que Teherán ha negado. Pero el régimen viene amenazando con cerrar el Irán niega estas acusaciones y amenazó con cerrar el estrecho de Ormuz -por donde transita un tercio del crudo mundial enviado por vía marítima- en caso de ataque.

Riad y Washington no revelaron el número de tropas que serán desplegadas en el reino, ubicado a unos 200 kilómetros de las costas de Irán.Pero los medios estadounidenses revelaron que 500 soldados se asentarán en la base aérea militar Prince Sultan, al sur de la capital saudita.

"Estas tropas están allí para preparar la base aérea Prince Sultan para el posible despliegue de un escuadrón aéreo", añadió.

La base albergó a miles de soldados estadounidenses y escuadrones de aviones de combate desde 1991, comenzando con la Operación Tormenta del Desierto después de que Irak invadiera Kuwait, hasta 2003 cuando Estados Unidos invadió Irak.

Según los analistas, el despliegue pretende fortalecer los lazos entre Washington y Riad, especialmente las deterioradas relaciones militares.

La administración Trump recibió críticas en su país por sus escasos esfuerzos para castigar a Arabia Saudita, después del asesinato el año pasado del periodista saudita Jamal Khashoggi en el consulado del reino en Estambul.

El jefe del Centcom, Kenneth McKenzie. se comprometió a trabajar "enérgicamente" para garantizar la seguridad marítima en las aguas estratégicas del Golfo durante una visita el jueves a la base aérea Prince Sultan.

La visita se produjo después de que la Cámara de Representantes estadounidense votara a favor de bloquear 8.100 millones de dólares en venta de armas al reino y otros aliados, que probablemente será vetado por Trump.

Trump alabó reiteradamente al poderoso príncipe heredero saudita y ministro de Defensa del reino, Mohamed bin Salmán.Para el príncipe heredero, también llamado por su acrónimo MBS, "se trata de mostrar que Estados Unidos sigue siendo un importante garante de la seguridad y está comprometido con la seguridad saudita", subraya Krieg.

Según él, MBS intentó desviar las tropas estadounidenses de la base Al Udeid en Catar, donde se encuentra la mayor base militar de Estados Unidos en Oriente Medio.

"Para MBS es importante lograr algunos activos estadounidenses para mostrar que es relevante como un socio de seguridad para Washington", continúa.

Alrededor de 10.000 soldados estadounidenses están desplegados en Al Udeid, de entre unos 35.000 estacionados en el Golfo, incluidos Kuwait y Baréin, que acoge a la quinta flota estadounidense.

Al Udeid fue creada en 2005 cuando Estados Unidos buscaba una nueva base aérea en la región, después de sacar a sus tropas de Arabia Saudita.

Trump alabó reiteradamente al poderoso príncipe heredero saudita y ministro de Defensa del reino, Mohamed bin Salmán.

Aún con este marco de alta tensión, las dos veredas, Estados Unidos e Irán han multiplicado señales de un interés por buscar un acuerdo que reconstruya las negociaciones de Viena con un encuadre más amplio. EE.UU. cuestiona el desarrollo misilístico iraní pero la potencia persa ha dicho que ese aspecto no estuvo en las tratativas de Viena y no está en discusión.
Durante su campaña presidencial Trump prometió no involucrar nuevamente a su país en una guerra en Oriente Medio y ese es el criterio que estaría pesando ahora, cuando el magnate busca un nuevo mandato en los comicios de 2020.
​Dubai. AFP y Clarín

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS